Caminamos, de nueva cuenta hacia el semáforo rojo

Texto: Daniel Estrada O.

Calles llenas sin sana distancia, centros comerciales abarrotados…

Asusta ver a tanta gente en la calle: González Romero

“Por favor no se reúnan, no hagan fiestas; será otra ocasión. Este año ha sido fatídico y no queremos que sea peor. Ya no queremos más fallecimientos y eso solamente lo vamos a lograr reduciendo la movilidad para evitar los contagios”, pide el Secretario de Salud.

Héctor Flores Ávalos, titular de la Secretaría General de Gobierno hizo el llamado a los paisanos a evitar venir en esta temporada a Durango y les recomendó postergar su venida para cuando haya condiciones favorables.

Asusta ver las calles llenas de vehículos y personas, manifestó Sergio González Romero, titular de la Secretaría de Salud en Durango, al referirse a la alta movilidad que se ha registrado en las últimas semanas en la capital del estado.
Aceptó que hay preocupación en las instituciones de salud por esta situación, ya que no solamente hay una gran cantidad de personas en el Centro de la ciudad, sino también en los centros comerciales, lo que incrementa todavía más la probabilidad de contagios.
Este tipo de conductas podrá tener una repercusión en el incremento de casos positivos de Covid-19 durante la primera quincena de enero, aunque dijo esperar que en realidad no se presente una situación que se salga de control.
La movilidad ha sido alta en las últimas semanas, no solamente en Durango, sino en todo el país, lo que causa preocupación a las autoridades de salud, pues es muy probable que se incrementen los contagios y la demanda hospitalaria.
“La verdad sí asusta. Cuando veo las calles llenas de vehículos, hasta con más de tres personas y sin cubrebocas, así como la gran cantidad de personas caminando”, manifestó.
Hay que mencionar que después de la implementación del color rojo en el Semáforo Epidemiológico, se logró reducir el índice de contagios y fallecimientos por el virus.
Prácticamente todo noviembre transcurrió en semáforo rojo, medida que ayudó a reducir los indicadores del Covid y reducir la ocupación hospitalaria, a cambio de aplicar medidas que ocasionaron una gran afectación a la economía local.
“Por favor no se reúnan, no hagan fiestas; será otra ocasión. Este año ha sido fatídico y no queremos que sea peor. Ya no queremos más fallecimientos y eso solamente lo vamos a lograr reduciendo la movilidad para evitar los contagios”, comentó.
La gente salió de compras
Héctor Ávalos Flores, titular de la Secretaría General de Gobierno, también se pronunció con relación a la alta movilidad que ha traído consigo diciembre, al manifestar que todos pueden constatar como una gran cantidad de personas se ha volcado a las calles.
“Hay un incremento preocupante de movilidad y tráfico de personas que han salido a realizar sus compras navideñas, con menos control del que sería esperable, no solamente por parte del gobierno, sino también de la sociedad”, manifestó.
Declaró que la movilidad, en tiempos de pandemia, es un problema de todos y no solamente de la autoridad, el cual se resuelve con la implementación de acciones responsables y solidarias.
Advirtió que Durango puede verse nuevamente comprometido con un alto número de contagios y la saturación de hospitales, y al rebasar la capacidad del personal médico, de tal manera que no haya forma de atender adecuadamente a los enfermos.
Hace alrededor de un mes ya se presentó una situación así y el riesgo de que vuelva a suceder es latente, no solamente en Durango sino en cualquier parte del país.
La movilidad es un factor que incrementa el riesgo de contagios, por eso no se ha dejado de insistir en evitar salir a la calle si no hay una verdadera necesidad de hacerlo, así como reducir en lo posible la convivencia.
Entre sociedad y gobierno ya lograron reducir los niveles de contagio hace unas semanas, por lo que de la misma manera, se puede ayudar a evitar que estas se vuelvan a incrementar y se pongan en riesgo más vidas.
Mientras tanto, tal y como ya sucedió durante el verano, específicamente en el periodo vacacional, de nueva cuenta se hizo el llamado a los paisanos a evitar visitar Durango en este invierno, pidiendo tomar en cuenta la opción de postergar su venida.

Piden a paisanos posponer visita
Ávalos Flores indicó que el pasado lunes 14 de diciembre se puso en marcha el operativo Bienvenido Paisano, el cual tiene como objetivo ayudar a los connacionales a llegar sin contratiempos a su tierra.
Este se lleva a cabo cada año en coordinación con el Instituto Nacional de Migración, con el objetivo de dar atención a los connacionales que vienen de Estados Unidos a pasar una temporada con sus familiares en México.
No obstante, este año la situación es muy distinta, pues a pesar de que siempre se les recibirá con los brazos abiertos y el reconocimiento por todo lo que hacen por sus seres queridos que se quedan aquí y por las localidades de donde son originarios, se les pide considerar la posibilidad de posponer su visita.
“Si pueden dejar su visita para un mejor momento, háganlo por favor; ya habrá momentos en los que se puedan llevar a cabo reuniones familiares en diferentes circunstancias, pero por lo pronto es mejor no venir”, dijo.
Si no pueden postergar su venida, se pide a los paisanos hacerlo con todas las medidas preventivas posibles para evitar que se contagien ellos o sus familiares.
Es de recordar que por tradición, muchos paisanos vienen no solamente a la ciudad de Durango, sino a prácticamente todos los municipios del estado a pasar las fiestas decembrinas con sus familiares.
Muchos aprovechan para celebrar fiestas de cumpleaños, bautizos, quinceañeras y hasta bodas, ya que es una temporada en la que se junta toda la familia, incluyendo a los que por una u otra razón trabajan en el vecino país del norte.
Sin días de fiesta, de ver en las colonias y en los pueblos los vehículos extranjeros con detalles que dejan ver su amor por la tierra que los vio nacer y probablemente su identificación con algo del país en el que ahora residen.
Hoy las cosas son muy distintas y resulta conveniente que todas esas actividades que se hacen cuando no hay pandemia, se reserven para cuando el riesgo pase, por el bienestar, la salud y la vida de las familias.

Temporada de fiestas
Son varias las actividades, tradiciones y costumbres de esta temporada del año que han sido frenadas para evitar que el Coronavirus haga de las suyas.
Por ejemplo, la Arquidiócesis de Durango hizo el llamado a evitar realizar las posadas con grupos nutridos de personas, como se suelen hacer, sino más bien llevarlas a cabo en el hogar, únicamente con la familia que vive en el mismo.
Hay que recordar que las posadas comienzan el 16 de diciembre y tienen una duración de nueves días, tiempo en el que se recuerdan las dificultades que pasaron San José y la Virgen María para hallar un lugar donde naciera Jesús.
Para los mexicanos esta es una tradición muy arraigada, misma que es acompañada de elementos como las tradicionales piñatas, la compartición de alimentos tradicionales como los tamales, el ponche y los buñuelos.
La Iglesia hizo el llamado a reservarse en estas manifestaciones de devoción, así como en su momento lo hizo al pedir mesura en torno a la celebración del Día de la Virgen de Guadalupe, el pasado 12 de diciembre.
Lo que se busca es reducir en lo posible las actividades que puedan representar la aglomeración de personas y con ello que la enfermedad que ha cobrado ya la vida de muchas personas, siga causando estragos en un estado que sabe que es tener indicadores altos de hospitalización, casos positivos y fallecimientos.