Dejan diferencias históricas y van por espacios que les arrebató Morena

Texto: Daniel Estrada O.

PAN, PRI y PRD, conforman frente electoral Va por Durango;  ya se repartieron territorios

La Coalición “Va por México” ya se repartió las candidaturas locales y federales
 
En lo que se refiere a las candidaturas por los 15 distritos locales por lo que se contenderá, son siete para el PAN, seis para el PRI y dos para el PRD. El convenio fue confirmado ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) por los dirigentes de los tres institutos políticos.
 
Con todo y las críticas al interior y al exterior, el PRI, PAN y PRD, van juntos en el proceso electoral local y federal. Sus dirigentes admiten que hay grandes diferencias de ideologías y plataformas, pero el objetivo de la alianza es más importante.

La coalición entre los partidos PRI, PAN y PRD es un hecho en Durango. Se trata de una sociedad inédita, criticada por muchos por la diferencia de ideologías que cada uno representa, pero a decir de sus promotores, necesaria para “salvar” al país del acaparamiento que actualmente tiene el gobierno federal en la Cámara de Diputados y que pretende tener en los congresos de los estados.
“Va por Durango” fue denominada la alianza a nivel local, misma que en el ámbito nacional es identificada como “Va por México”, la cual no necesariamente es del agrado de todos los militantes de los partidos que la componen, mientras que, para Morena, el hecho de que se hayan juntado no deja lugar a dudas de que los tres son iguales.
Al firmar el convenio para participar en coalición en el Proceso Electoral local 2021, el pasado miércoles 30 de diciembre, los dirigentes de estos partidos tuvieron que llegar a acuerdos, principalmente relacionados con las candidaturas de distritos que le corresponderán a cada uno.
De entrada, se pactó que siete distritos locales fueran para candidatos del Partido Acción Nacional (PAN), mientras que otros seis serán para el Revolucionario Institucional (PRI), en el caso del Partido de la Revolución Democrática (PRD) se queda con dos.
De esta forma se repartieron las candidaturas a las 15 diputaciones que tiene Durango por la vía de la mayoría relativa en el Congreso del Estado, mientras que las otras 10 son de representación proporcional.
Además, las candidaturas ya fueron distribuidas por regiones, por ejemplo, para la capital que cuenta con cinco distritos, serán dos para el PRI, dos para el PAN y uno más para el PRD.
En los cinco distritos que dan cobertura a los municipios del interior del estado, la distribución es similar, dos para el PRI, dos para el PAN y uno para el PRD.
En los cinco distritos de la Región Laguna se hizo prácticamente lo mismo, en los dos que tienen cabecera en Lerdo uno en para el tricolor y otro para el blanquiazul, mientras que, en los tres de Gómez Palacio, es uno para el PRI y otros dos para el PAN.
En el caso particular de Gómez Palacio, por estrategia política, el PRD decidió cederle al PAN el distrito que le correspondía, lo cual fue respetado en el marco de la alianza.
Hay que mencionar que las candidaturas para los distritos federales también están definidas para los tres partidos que conforman la coalición: el 01 y el 04 son para el blanquiazul, el 02 es para el tricolor y el 03 para el partido del Sol azteca.

Quieren ser contrapeso
Para Miguel Lazalde Ramos, dirigente estatal del PRD, la formalización de la alianza se deriva de la necesidad que hay en el país y en el estado de que se generen contrapesos y equilibrios en el gobierno.
“Hemos sido muy castigados por un presidente de la República que no da recursos para Durango; tenemos problemas con los diputados que nos representan en el ámbito federal y no se han puesto la camiseta por Durango”, expuso.
Manifestó que la alianza a nivel local, se deriva del pacto que los tres partidos hicieron a nivel federal, como una muestra de congruencia y disposición para generar equilibrio en las políticas públicas para el estado y la federación.
“Hoy estamos en una crisis económica, política, de salud y seguridad pública, por lo que el compromiso que hacemos los tres institutos políticos es buscan brindar lo mejor a México y a Durango”, comentó.
Urge el cambio de rumbo
En el caso de Luis Enrique Benítez Ojeda, presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, mencionó que en los tres partidos existe voluntad política y determinación para cambiar el rumbo del país.
“Después de la elección de 2018, en que Morena anunció la cuarta transformación del país, ahora ya lo sabemos, la transformación consistió en convertir a México en un país dividido y estancado, con la ausencia de calidad humana y de principios”, expuso.
Criticó que el gobierno en turno se ha atrevido a lucrar con la salud de los mexicanos o más bien con la desesperación de los ciudadanos ante la crisis sanitaria.
Acusó que actualmente se usa la propia vacuna contra el Covid-19, con fines electorales, lo cual no tiene nombre, por lo que los duranguenses y mexicanos no van a permitirlo.
“Aunque a algunos la pandemia les ha caído como anillo al dedo, a México no; a finales de 2019 la economía ya daba signos de ir en picada, pero el mal manejo de la crisis metió al país en un callejón sin salida”, manifestó.
Citó que la crisis sanitaria, al 31 de diciembre, ha dejado más de 125 mil muertos, una economía devastada, millones de empleos perdidos y miles de pobres.
Dos años han bastado para que los ciudadanos se den cuenta de que el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) no sabe gobernar.
Criticó que la situación política, social y económica se ha deteriorado, producto de las malas decisiones y las indecisiones del gobierno y sus aliados.
“Para aliarnos, nosotros partimos del reconocimiento de una realidad adversa, de un diagnóstico que compartimos y de una plataforma común que construimos a partir de lo que la gente requiere”, resaltó.
Benítez Ojeda admitió que los principios y plataformas de cada uno de los partidos que conforman la coalición son diferentes, coinciden en que México y Durango van primero.
No fue fácil llegar a los acuerdos; se requirió de jornadas largas de trabajo, en las que se compartieron diferentes opiniones y puntos de vista, pero al final se pudo llegar a acuerdos en los que todos los partidos cedieron y pusieron de su parte para consolidar el convenio.

“El tema no es ver quien se quedó con más candidaturas y quien con menos, sino de anteponer el interés de la sociedad, al margen de las individualidades y perfiles que cada partido tiene para poder competir”, anotó.
Dejan a un lado las diferencias
Por su parte, Verónica Pérez Herrera, presidenta del Comité Directivo Estatal del PAN, coincidió con Luis Enrique Benítez, en el sentido de que las diferencias de ideologías y plataformas han quedado atrás para poder sacar adelante un convenio que tiene como prioridad sacar adelante a Durango y a México.
“A muchos ha extrañado vernos juntos, con una agenda en común, pero ante la situación que se vive en el país, no queda más que dejar a un lado las diferencias”, indicó.
Siguió: “Como políticos y ciudadanos responsables, debemos evitar el avance de un gobierno federal populista, autoritario y lejano del compromiso, para facilitar el crecimiento económico del país”.
Afirmó que la coalición tiene como objetivo principal defender a las familias mexicanas que han enfrentado una etapa muy complicada, con valor y sacrificio.
No hay ni un aspecto de la vida nacional que se encuentre en buen estado: la salud, la seguridad, los derechos de la mujer, el crecimiento económico, la educación, el medio ambiente, el combate a la corrupción y el auténtico respeto al estado de derecho.
“Nuestro compromiso es formar una agenda legislativa que garantice los derechos humanos, el fortalecimiento social, la seguridad, la justicia, el combate a la corrupción y el fortalecimiento de la economía”, dijo.
Consideró que la suma de ideas, proyectos y esfuerzos dará buenos resultados en Durango, por lo que se buscará tener diputadas y diputados cuyo principal objetivo sean los ciudadanos.
Con todo y que la alianza ha recibido fuertes críticas, sobre todo por el antagonismo que por años han mantenido el PRI y el PAN, los promotores de esta consideran que los ciudadanos deben hacer valer el voto útil.
Pronostican una lucha entre dos fuerzas políticas para las próximas elecciones, la de “Va por México” y “Va por Durango”, contra Morena y aliados.
Desde la visión de los coaligados, este ejercicio podría convertirse en un referente para los partidos políticos y sus candidatos, pues tienen la oportunidad de recobrar la confianza de los ciudadanos, quienes hoy se muestran confundidos por la adversidad que ha predominado en los dos últimos años.
Sin embargo, la parte opuesta los acusa de tener como principal interés querer recobrar el poder que los propios ciudadanos les quitaron debido a que ya están hartos de sus mentiras y malos manejos.
Lo que es seguro es que 2021 será muy intenso en lo político, con la novedad de que partidos antagónicos hoy son aliados y con la alternativa de que existe la opción de la reelección tanto para el proceso local, como para el federal.