Sanborns, la víctima más reciente del cierre de negocios por pandemia

Texto: Daniel Estrada Ortiz

Ya suman mil 350 comercios cerrados en la entidadhay otros 350 en riesgo

El Covid-19 cerró mil 350 comercios en Durango; hay otros 350 en riesgo  

El reciente cierre de Sanborns como un suceso de mucho impacto, ya que era una referencia para el sector comercial, al ser propiedad de un prominente empresario del país, lo cual deja al descubierto hasta donde ha llegado la crisis. 

En días pasados el gobernador anunció cambios relacionados con una mayor apertura en horarios y aforo para las empresas no esenciales y los restaurantes, aunque con el exhorto de no descuidar los protocolos de prevención. 

El cierre definitivo de mil 350 comercios en 2020 es una clara muestra del daño que la pandemia por el Covid-19 ocasionó a la economía de Durango, aunque ahí no termina el daño, ya que con la cuesta de enero la cifra podría crecer a los mil 700. 

Mauricio Holguín Herrera, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Durango, reveló el saldo que dejó el SARS-CoV-2 al cierre del año, para el sector formal, lo cual se puede ver en locales desocupados en la Zona Centro, Paseo Durango y otras complejos y áreas comerciales de la ciudad. 

El empresario local lamentó el daño que el Coronavirus trajo a la economía de Durango, México y el mundo, durante 2020, algo que nadie esperaba al inicio del año, pues por lo general siempre se tienen las mejores expectativas. 

Los números en Durango son fríos; fueron mil 350 los negocios que se vieron en la necesidad de dejar de operar de manera definitiva, de acuerdo con el acumulado al cierre de 2020, cantidad a la que se podrían sumar otros 350 en próximos días. 

Históricamente, enero es un mes complicado para el comercio, por lo que varios de los establecimientos que se encuentran en la cuerda floja, podrían sucumbir en los siguientes días. 

Se refirió al reciente cierre de Sanborns como un suceso de mucho impacto, ya que era una referencia para el sector comercial, al ser propiedad de un prominente empresario del país, lo cual deja al descubierto hasta donde ha llegado la crisis. 

Consideró que el comercio, sobre todo el pequeño, todavía mantiene un riesgo significativo, situación que puede permanecer, por lo menos hasta marzo próximo, sobre todo, si la vacunación no se da con la agilidad que se requiere. 

Y es que el hecho de que la ciudadanía tenga certidumbre en materia de salud, genera certeza en otras áreas, incluyendo la económica, de ahí la importancia de que la vacunación se realice con la mayor rapidez y cobertura posibles. 

Si esto no sucede, además del impacto negativo que se seguirá teniendo en materia de salud, sectores como el comercio, volverán a enfrentar un año complicado y los cierres se seguirán dando, pues no es fácil mantenerse tanto tiempo frente a tal adversidad. 

Holguín Herrera también se refirió a los cambios recientes que el Gobierno del Estado promovió para la entidad, a pesar de que el color del Semáforo Epidemiológico se mantiene en naranja. 

Dichas modificaciones impactan de manera directa a la economía, teniendo en cuenta que hace algunas semanas Durango estuvo en semáforo rojo. 

Con el color naranja se ha permitido a los diferentes sectores (no esenciales), mantenerse activos, aunque con ciertas restricciones relacionadas con horarios y aforos, lo cual les permite mantener un ingreso. 

Luego de que noviembre transcurrió prácticamente en semáforo rojo, en diciembre, con el cambio a naranja se presentó la oportunidad para el comercio de mejorar sus ventas, al aprovechar factores como la entrega del aguinaldo y las tradiciones decembrinas. 

Vio necesario que tanto comerciantes, potenciales clientes y ciudadanos en general, no se relajen en cuanto a las medidas que tienen que atenderse para evitar los contagios del virus, ya que está de por medio la vida, la salud y la economía. 

Nuevas modificaciones  

Hay que recordar que el pasado 5 de enero el gobernador José Rosas Aispuro Torres, anunció algunas modificaciones para abrir más la economía y facilitar algunas actividades, sin poner en riesgo la salud de los duranguenses. 

Por ejemplo, en el caso de los templos y centros religiosos el aforo permitido se incrementa de un 25 a un 35 por ciento, sin que se descuiden los protocolos ya establecidos para estos lugares. 

El comercio no esencial puede mantenerse activo de lunes a sábado de 10:00 a 19:00 horas y los domingos de 10:00 a 15:00 horas. 

A los restaurantes se les ha permitido abrir todos los días, con un horario hasta las 22:00 horas, con el permiso de venta de bebidas alcohólicas solo acompañando los alimentos, aunque en este caso el Municipio de Durango determinó que fuera hasta las 23:00 horas, con un aforo máximo del 35 por ciento. 

En este rubro, la venta de bebidas con contenido alcohólico los domingos, será solamente hasta las 17:00 horas, aunque el establecimiento puede permanecer abierto hasta las 22:00 horas. 

Los parques pueden abrir de las 6:00 a 16:00 horas, para permitir la realización de actividades deportivas al aire libre. 

En el caso de las plazas públicas, estas pueden abrir con un aforo restringido del 35 por ciento, de acuerdo con las disposiciones de cada autoridad municipal. 

Ampliamos horarios y aforos, pero depende de nosotros que no se incrementen estos contagios; necesitamos seguirnos cuidando y seguir atendiendo todas las medidas sanitarias y de protección para evitar regresar al confinamiento del cual ya tuvimos experiencias que no son nada gratas, manifestó. 

El mandatario estatal dijo que nadie quiere volver al momento que se vivió en 2020, por lo que está en manos de todos lograr que la pandemia quede atrás, y que ya solamente sea parte de la historia. 

Hoy tenemos un ligero descenso en los casos de Covid-19, en defunciones y en ocupación hospitalaria, lo que ha valido para dar un respiro al personal de salud que se encuentra en la primera línea de batalla, expuso. 

Mencionó que se revisaron los indicadores del semáforo epidemiológico, con las instituciones de salud y con los presidentes municipales, lo cual confirma que se ha mejorado en los últimos días. 

Los números del último trimestre de 2020 

En el último trimestre de 2020 se registraron el 67 por ciento de los casos positivos de Covid-19 en Durango, es decir, 17 mil 415 de los 26 mil 120 contagios contabilizados desde el inicio de la pandemia hasta el 31 de diciembre. 

En lo que se refiere a los fallecimientos, los registrados durante el último trimestre, equivalen al 60 por ciento del total del año, es decir 978 de los mil 635 contabilizados desde el inicio de la pandemia hasta el 31 de diciembre. 

Octubre, noviembre y diciembre fueron los meses con más contagios y defunciones por esta enfermedad, con indicadores mucho más altos que los meses anteriores, situación que llevó a la toma de medidas restrictivas, como el semáforo rojo. 

En octubre fueron cinco mil 452 casos positivos, situación que puso en alerta a las autoridades locales y federales, en noviembre (con todo y semáforo rojo) se tuvieron siete mil 704 casos y en diciembre la cifra se redujo a cuatro mil 259. 

En cuanto a fallecimientos, en octubre se contabilizaron 210, mientras que en noviembre y diciembre fueron 384, respectivamente. 

Si bien, tales valores no le alcanzan a Durango para pasar al color amarillo en el Semáforo Epidemiológico, sí se realizaron algunas modificaciones para dar un respiro a la economía, aunque con la insistencia de actuar con responsabilidad para evitar un nuevo confinamiento.