Lenta la vacunación y muy cerca la amenaza de la segunda oleada

Texto: La Semana Ahora

Este nuevo riesgo, vendrá acompañado con el ataque de nuevas cepas del mortal virus

El 14 de enero, Deutsche Welle (DW) es la cadena de Alemania para el extranjero, iba a conocer que “México está viviendo su segunda ola de coronavirus como una montaña rusa, llena de contrastes y tensiones políticas. Por un lado, aviones repletos de turistas procedentes de todo el mundo, que se dirigen a Cancún y al Mar Caribe. Por otro lado, médicos y funerarias agotados, y al borde de sus capacidades”.

“También los gobernantes envían señales contradictorias: mientras que el jefe virólogo Hugo López Gatell fue visto sin mascarilla en un restaurante durante las vacaciones navideñas, gobernadores, como el de Puebla, prohibieron el alcohol para evitar fiestas o encendieron el semáforo rojo, como en Ciudad de México, lo que supuso que la mayoría de tiendas y establecimientos se vieran oblidados a cerrar. Esto, a su vez, enfureció a los empresarios. «Abrimos o morimos» es el lema de la hostelería, que se opone a la normativa de cierre”.

Durango no escapa a la realidad nacional. Aunque los hospitales covid se encuentran al 46 por cientos de su capacidad, y el que más del 70 por ciento de sus habitantes utilizan ya el cubreboca como parte de la indumentaria diaria, la alta movilidad (más de 95 por ciento de la población movilizada diariamente), y el no respetar las obligaciones sanitarias, han llevado con nerviosismo marcado a las autoridades de salud, a advertir que de seguir así, “estaremos más cerca del semáforo rojo que del amarillo”.

El 27 de enero el Secretario de Salud, Sergio González Romero, descartó que vaya a cambiar el semáforo epidemiológico de naranja a amarillo (como algunos empresarios lo han sugerido), incluso advirtió que de seguir la alta movilidad como hasta ahora, podría llegarse nuevamente a una saturación hospitalaria que obligaría a retroceder al rojo.

Durango mantendrá su estatus epidemiológico en semáforo naranja debido a la pandemia, y no hay las condiciones necesarias para mejorar o irse al amarillo.

Sin embargo, el riesgo de retroceder a rojo es latente, sobre todo si continúa la relajación de muchas personas que mantienen altos niveles de movilidad y ello no detiene la cadena de contagios, por lo que se podría llegar nuevamente a la saturación hospitalaria como en octubre y noviembre, situación que sería desastrosa en muchos ámbitos y especialmente en la salud de los duranguenses, pero que también afectaría a la actividad económica.

De acuerdo a la actualización del Semáforo de Riesgo Epidemiológico que ha difundido la Secretaría de Salud Federal, vigente del 1 al 14 de febrero, permanecerán en rojo 13 entidades, en naranja son 17, entre las que se incluye a Durango.

Por otra parte, Durango es de las entidades federativas que ha aplicado escaso número de vacunas. El gobernador Aispuro Torres dijo la semana pasada que el próximo cargamento del biológico podría llegar a finales de este mes de febrero. Con estas vacunas se podrá continuar con la inoculación de más de 10 mil trabajadores de la salud que aún faltan en la entidad.

CERCA LA SEGUNDA OLEDA

Mientras que en Durango bajan substancialmente los porcentajes diarios de infectados por el covid-19, aunque de acuerdo con las estadísticas de enero, a pesar de ello, aumentaron las defunciones, la advertencia de otro semáforo rojo está latente y con ello, el entrar a una mortal segunda oleada que ya no sólo dejaría la desgracia de más decesos; acabaría con la precaria economía local.

Y es que, la semana pasada, paramédicos del Servicio de Urgencias del Estado de México (SUEM) laboran en la segunda oleada de casos Covid-19, que en el primer mes del año registró un repunte de contagios.

Pero esta segunda oleada vendrá acompañada de nuevas cepas del mortal virus, cinco o siete veces más contagioso.

Llegan las nuevas cepas

 de virus a México

El 28 de enero se daba a conocer que tres variantes del coronavirus, detectadas inicialmente en Reino Unido, Sudáfrica y Brasil, fueron halladas en 14 países del continente americano.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS), daba a conocer que Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Cuba, Ecuador, Estados Unidos, Jamaica, México, Panamá, Perú, República Dominicana, Santa Lucía y Trinidad y Tobago habían reportado al menos una de estas tres mutaciones del virus SARS-CoV-2, según la última actualización epidemiológica de la OPS, oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Encuentran variante

brasileña en EU

Autoridades de Minnesota han dado a conocer que han identificado por primera vez en Estados Unidos a una persona que dio positivo a la nueva variante del Covid-19, llamada P.1, y que es conocida por su alto potencial de contagiosidad. 

Las autoridades afirmaron que si bien aún se cree que esta variante, descendiente de B.1.1.28, es más transmisible que la cepa inicial del nuevo coronavirus, aún se desconoce si provoca una mayor gravedad de la enfermedad. 

De acuerdo con medios norteamericanos, la persona que fue diagnosticada con la nueva variante hizo viajes recientes a Brasil y vive en el área metropolitana de Twin Cities; además que se enfermó durante la primera semana de enero.

El 30 de enero se reportó que en Jalisco se detectaron cuatro casos de la variante E484K de Covid-19, también conocida como cepa sudafricana-brasileña, informó el gobernador Enrique Alfaro Ramírez.

El mandatario indicó que se notificó al Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) sobre los estudios preliminares de la variante E484K de SARS-CoV-2 para que se haga un estudio a profundidad sobre los efectos que estos casos podrían tener y saber cómo manejarla.

Aclaró que la Universidad de Guadalajara participará en la realización de esta investigación con el InDRE para conocer bien los efectos que puede generar esta nueva cepa y conocer su impacto o alcances, pues lo que se sabe es que podría ser más contagiosa.

El 31 de octubre, se da a conocer que el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) en colaboración con las autoridades sanitarias de Jalisco trabajan en la caracterización de la nueva variante de Covid-19 que apareció en cuatro pacientes de Jalisco para identificar su importancia y precisar si en realidad se trata de la “variante mexicana” del virus del SARS-CoV-2.

El doctor Ruy López Ridaura, director General del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), explicó que antes de confirmar la aparición de una nueva cepa es necesario saber si las mutaciones y variantes que se han presentado son de importancia epidemiológica, es decir si hacen que el virus, por ejemplo, tenga mayor capacidad de contagio o que ocasione que la enfermedad sea más grave. 

“Tenemos que caracterizar sus componentes importantes: combinaciones de varias mutaciones que puede tener el virus, que se encuentren de manera consistente en varios individuos, qué características tiene, si esta cepa tiene algo diferente, buscar si la enfermedad es más grave o virulenta, ver en qué tipo de pacientes se ha encontrado, si los pacientes se han puesto más graves”, explicó.

“Seguramente hay mutaciones de los virus que circulan en la población mexicana. Para poder decir que es una variante mexicana y poder describirla como tal, se tiene que verificar su importancia. Es probable que existan varias mutaciones que no impactan para nada.

Por su parte, Natali Vega, jefa del laboratorio, afirmó en conferencia de prensa que estas variaciones podrían ser indicadores de una nueva variante mexicana o de que el virus tuvo afectaciones en los procesos que dan inmunidad a una persona tras el contagio. 

“Esta mutación es importante ya que podría tener una menor afinidad por los anticuerpos neutralizantes. Esto quiere decir que si ya me infecté y generé inmunidad teóricamente estaría protegida si vuelvo a estar en contacto con el virus, pero si este cambia es probable que la inmunidad no me proteja”, indicó. 

Explicó que ampliaron la investigación a las muestras de más personas contagiadas en el último mes en la región, una de las más pobladas de México, y realizan trabajos de secuenciación y análisis bioinformático que en dos semanas tendrán resultados más contundentes. 

La especialista precisó que es “apresurado” decir que esta variación incidirá en la efectividad de las vacunas, pues es necesario realizar estudios clínicos más a profundidad. 

La DEER realiza pruebas gratuitas tipo PCR y serológicas a pacientes sospechosos de contagio de la covid-19 como parte de la estrategia Radar Jalisco. 

Los investigadores del laboratorio, en conjunto con una empresa de diagnóstico por biología molecular, han revisado 700 muestras y detectaron el pasado 27 de enero cuatro casos positivos con una mutación parecida a la E484K del virus SARS-CoV-2 -presente en la cepa de Brasil y en la de Sudáfrica- como parte de una investigación para detectar nuevas variantes o mutaciones. 

MENOS PODER INMUNE 

Uno de los pacientes tuvo contacto con una persona en Puerto Vallarta, donde inició el contagio, mientras que los demás no reportaron haber tenido contacto con gente que haya viajado al o del extranjero. 

La mutación fue hallada en una región de la proteína S del virus que lo une al receptor humano y es el encargado de activar el sistema inmunitario en las personas, detalló a medios Francisco Muñoz, investigador de la Universidad de Guadalajara. 

“Más allá de que podamos detectar una nueva cepa o un nuevo linaje que pueda ser propio de la población mexicana, lo importante es que se detectó esta mutación que ya está circulando en México y que ha tenido una relevancia importante porque disminuye de 4 a 10 veces la afinidad con los anticuerpos”, precisó. 

Esto representaría un problema con los pacientes ya recuperados que podrían sufrir un nuevo contagio o en quienes sean vacunados en los próximos meses. 

Y dificultaría la lucha contra el coronavirus en México, un país que suma casi 1,9 millones de contagios y más de 161.200 muertos, siendo el tercer país del mundo en número absolutos de decesos por la covid-19. 

LAS OTRAS CEPAS 

El14 de diciembre Reino Unido informó de la identificación de una nueva variante del SARS-CoV-2 que de acuerdo a diversos estudios puede propagarse más fácilmente entre las personas. La mutación llegó a países de Europa así como a Estados Unidos. 

La mutación E484K fue encontrada el pasado 6 de enero en un paciente de Brasil ha levantado las alertas entre los científicos debido a que esta variación hace al virus más resistente a las vacunas además de acelerar el contagio. 

La variante detectada a finales de diciembre en Sudáfrica presenta una mutación que podría hacer al virus más contagioso y más resistente a los anticuerpos del organismo. 

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) informó en enero pasado que tres variantes de la covid-19 circulan en 14 países de la región. Se trata de la mutación encontrada en Reino Unido y la de Sudáfrica que llegaron a las Américas por contactos con personas que viajaron al extranjero, mientras que la mutación brasileña ha causado más estragos locales. 

La nueva variante del coronavirus surgida en el corazón de la Amazonía brasileña ha vuelto a encender la alerta internacional. Los científicos se afanan ahora en descifrar los misterios de esta variante identificada ya en ocho países y que puede ser más infecciosa, aunque todavía se conoce poco de ella.

Hay indicios de que la bautizada como P.1 sea uno de los factores que están detrás de la explosión de casos de Covid-19 en Manaos, capital del estado de Amazonas, donde los servicios sanitarios se han visto completamente desbordados.

Con un número más alto de mutaciones, también se estudia si la brasileña es más peligrosa que las variantes encontradas en Reino Unido y Sudáfrica, que son las tres que más preocupan a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿ES MÁS CONTAGIOSA?

Esos tres conjuntos de letras y números representan aminoácidos de la «spike», cuya mutación está asociada a un mayor poder de transmisibilidad. Ayudarían a que el virus se replique más y que se ensamble mejor con el receptor de entrada de la célula.

«Es como si tienes una puerta, que es la célula, y la cerradura, que es el receptor. Y ahora tienes un virus que abre más fácilmente esa cerradura. Si consigue entrar de forma más fácil aumenta el poder de ser más infecciosa», indica a Efe Felipe Naveca, virólogo del Instituto Leônidas & María Deane (Fiocruz Amazonía).

Por otro lado, se desconoce si esta nueva variante produce cuadros más graves de la enfermedad.