Negocios locales: víctimas favoritas de la delincuencia

65% de los robos a negocios han ocurrido en la capital y la autoridad busca compartir responsabilidad con el ciudadano


Son 5 mil 600 robos de todo tipo los que han sido denunciados durante los primeros seis meses del año en el estado de Durango, es decir, un promedio de 31 diarios.

 

De la totalidad de los robos denunciados durante el periodo de referencia, un promedio de cuatro diarios han sido cometidos en algún tipo de establecimiento comercial de la entidad y de estos tres han sucedido en la capital. 


Texto: Daniel Estrada


La preocupación de los empresarios duranguenses es más que justificada; el primer semestre de 2018 es el que más robos a negocios registra en comparación con el mismo periodo de 2015, 2016 y 2017, tanto en el estado como en la capital, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Recientemente se dio a conocer la última actualización de la información que ofrece este Órgano Administrativo Desconcentrado de la Secretaría de Gobernación, la cual contiene los diferentes delitos denunciados ante las instancias competentes.

Durante los primeros seis meses del año en curso, a nivel estado se han registrado 790 denuncias de robo a negocio, mientras que en 2017, en el mismo lapso fueron 707, en 2016, fueron 431 y en 2015 se tuvieron 726.

Mientras tanto, a nivel municipio fueron 517 las denuncias por el delito robo a negocio registradas durante el primer semestre de 2018, en 2017 la cifra fue de 512, en 2016 de 251 y en 2015 se tuvieron 371.

Estos son número fríos, que si bien omiten los casos que no son enunciados ante la Fiscalía General del Estado (FGE), permiten ver como este delito está presente y va en aumento, tanto en la entidad como en la capital.

El 65 por ciento de los robos denunciados en el estado, durante el periodo de referencia, en afectación de establecimientos comerciales de diferentes ramos, corresponden al municipio de Durango.

A nivel estado fueron 659 los robos en los que no se empleó la violencia y 131 en los que se incurrió en algún tipo de conducta agresiva para causar el agravio.

Entre tanto, en el municipio de la capital fueron 488 los hurtos que se efectuaron sin el uso de la violencia y 29 en los que él o los presuntos ladrones se valieron de la agresión.

En la entidad, mayo es el mes que registra más casos, con 175, seguido enero con 133, junio con 133, abril con 123, marzo con 115 y febrero con 110.

En el municipio, el mes con más denuncias fue mayo con 113, seguido de enero con 93, junio y marzo con 81 en cada caso, abril con 76 y febrero con 73.

En total, son 5 mil 600 robos de todo tipo los que han sido denunciados durante los primeros seis meses del año en curso en el estado de Durango, es decir, un promedio de 31 diarios.

De dicha cantidad, un promedio de cuatro robos diarios han sido cometidos en algún tipo de establecimiento comercial de la entidad y de estos tres han sucedido en la capital.

De esta manera se puede ver como los amantes de lo ajeno no dan tregua, situación que ha ocasionado la movilización de las autoridades encargadas de la seguridad pública.

Son varias las acciones que se han implementado o se pretenden llevar a cabo en lo consecutivo, mismas que no solamente tiene que ver con el incremento de la vigilancia de los agentes policiacos, sino que también involucran a los ciudadanos.

El Municipio de Durango busca trabajar y obtener resultados a través del programa Seguridad y Responsabilidad Compartida, que promueve la implementación de acciones de prevención por parte de los ciudadanos, con lo que pueden lograr la coordinación con la Policía Preventiva.

Empresarios se involucran en la vigilancia

El pasado lunes 23 de julio, Francisco Rueda Castañeda, presidente del Consejo de Empresarios Jóvenes (CEJ), relató que cada vez son más los agremiados que se ven en la necesidad de invertir en equipo de videovigilancia, con la intención de inhibir o cuando menos contar con una herramienta que les permita tener la menor afectación posible por los robos.

Indicó que un equipo les llega a costar hasta 7 mil pesos, aunque también comentó que a través de Fomento Económicos se les ayuda con montos de hasta 4 mil pesos, para poder adquirir cámaras de video especiales para vigilar.

De entrada, el líder del CEJ reconoció que no se puede dejar toda la responsabilidad en materia de prevención, en manos de las autoridades, por lo que son varias las estrategias que se pretenden promover en el gremio para inhibir los hurtos.

Óscar Galván Villarreal, director municipal de Seguridad Pública recomendó a los jóvenes empresarios la implementación de un sistema de alarma con cortina de humo al activarse, pero también les resulta necesaria la videovigilancia.

Con anterioridad, Jorge Muñoz Guerrero, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) había comentado sobre la casi obligatoria necesidad de la implementación de la vigilancia a través de equipo de video.

Lo anterior de acuerdo a la percepción de los empresarios del ramo, luego de que varios de ellos han sido víctimas de robos y vandalismo en sus negocios.

El representante de los restauranteros estimó que la inversión que hacen en este equipo oscila en los 10 mil pesos y quienes lo han implementado en su mayoría son los empresarios del primer cuadro de la ciudad.

Refirió que aunque algunos ya contaban con cámaras, han tenido que renovar o ampliar la cobertura del sistema, ante la preocupación de no contar con la efectividad necesaria, en caso de un atraco.

Hay que recordar que en junio pasado en la ciudad capital se registró una ola de robos, que perjudicó a empresarios de diferentes ramos, mismos que no dudaron en difundir las imágenes captadas en video de los delitos cometidos.

Varios de los robos se cometieron en condiciones muy similares, por lo que se llegó a sospechar sobre la posible existencia de alguna banda bien organizada en cuanto a la planeación y estrategia para delinquir.

En las imágenes se podía observar como personas ingresaban de forma solitaria a los diferentes establecimientos, luego de haber roto el cristal de las puertas o forzado alguna cerradura, se dirigían directamente a la caja registradora, tomaban dinero y huían.

No se descarta que alguien les estuviera haciendo guardia al exterior del local mientras realizaban las maniobras del robo, acción que llevaban a cabo con mucha rapidez para evitar la presencia de la policía.

Fueron varios los casos denunciados ante la autoridad y la opinión pública, lo cual causó cierto revuelo en la sociedad en general, pero sobre todo en quienes se ganan el dinero con algún negocio o empresa.

Han transcurrido varios días desde que se suscitó dicha situación y por cierto, junio no fue el mes con más robos a negocios ni a nivel estado, ni en el entorno municipal, aunque quedó registrado que el problema que se vivió no fue cosa menor.

Por lo pronto, transcurre julio, un mes que por sus características, como el periodo vacacional, la presencia de turistas y las ausencias en hogares y negocios, se suelen registrar cifras altas de robos, aunque tanto autoridades y ciudadanos confían en que esto no ocurra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *