En Durango, industria también perdió $millones por el apagón

Texto: Daniel Estrada O.

Soto Peña:  fueron varias horas en que las naves industriales estuvieron sin energía

Apagones en Durango podrían llevar a la pérdida de miles de empleo: STyPS 

En los municipios de Durango, Canatlán y Vicente Guerrero se vieron afectadas por los cortes alrededor de siete plantas, situación que tuvo impacto directo en alrededor de cuatro mil trabajadores. 

En el caso de la Comarca Lagunera, fueron también como siete empresas manufactureras las que resintieron las interrupciones en el suministro de energía eléctrica, con impacto directo en alrededor de tres mil empleados. 

Son millones de dólares los que perdieron las empresas manufactureras a causa de los cortes a la energía eléctrica que se tuvieron en Durango a principios de la semana pasada, según indicó Israel Soto Peña, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS) en la entidad, quien además señaló que prevalece la incertidumbre por la posibilidad de más interrupciones. 

El funcionario estatal informó que en los municipios de Durango, Canatlán y Vicente Guerrero se vieron afectadas, por los cortes, alrededor de siete plantas, situación que tuvo impacto directo en cerca de cuatro mil trabajadores. 

En el caso de la Comarca Lagunera, fueron también como siete empresas manufactureras las que resintieron las interrupciones en el suministro de energía eléctrica, con impacto directo en alrededor de tres mil empleados. 

Soto Peña relató que tuvo acercamiento con representantes de la industria, quienes le informaron sobre el impacto que tuvieron los cortes a la electricidad, lo cual les ocasionó significativas pérdidas económicas, cuantificadas en millones de dólares. 

Mencionó que estos son los efectos directos, pues también están los indirectos, que tiene un alcance incuantificable, ya que son diversas las actividades que se desarrollan en torno a la industria manufacturera. 

Las plantas manufactureras registraron paros parciales, ante la suspensión parcial de la electricidad; en determinados casos fueron varias horas en que las naves industriales estuvieron sin energía. 

El problema se agrava ante la prohibición que hizo el gobierno del Estado de Texas, para la exportación de gas natural, por lo menos hasta el 21 de febrero, debido a las dificultades que han tenido para la producción del combustible, por causa de las temperaturas congelantes que se registran en el vecino país. 

Esto ponen en riesgo a la economía mexicana, sobre todo de la región del Norte del país, que es la más afectada e incluye a Durango, pues el impacto negativo va mucho más allá de quedarse sin luz en casa y tener que recurrir a las velas. 

Hay empleos en riesgo, pues si los cortes de energía persisten, la productividad en la industria se reduce y esto podría llevar a los ajustes a la baja en las plantas. 

Ya se habla de cancelación de pedidos, además de contratos en riesgo de cancelación, de ahí que se puede hablar de que el riesgo de despidos es latente, expuso. 

Hay empresas que frente a esta inestabilidad en la generación de energía, podrían trasladar sus plantas establecidas en territorio de Durango, a otras zonas del mundo, para poder mantener su producción. 

Esperamos que el Gobierno de México haga todo lo necesario para evitar un mayor impacto de esta problemática, pues se ponen en riesgo muchas cosas, cuando no se tienen garantías en el suministro de electricidad, anotó. 

A nivel local son miles de empleos los que están en riesgo, mientras que en el ámbito nacional son millones las fuentes de trabajo, las que se enfrentan a la inestabilidad que han ocasionado los cortes. 

El funcionario estatal recordó que México atraviesa por una pandemia que ya de por sí ha agravado la situación laboral y, aunque Durango ha tenido un avance significativo en cuanto a recuperación de empleos, con una generación de casi dos mil en enero, los problemas con la electricidad podrían echar abajo lo logrado. 

Por eso es importante que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), pongan manos a la obra para resolver el problema lo más pronto posible. 

En este momento se necesita una solución urgente, independientemente de la controversia que pueda existir por el tipo de energías que se utilizan en el país. 

Lo que se necesita es evitar que el daño que ya se causó siga creciendo; después podrá analizarse con mayor detalle el tema de las energías renovables y demás. 

Y es que estados como Durango, tienen condiciones óptimas para la generación de energías limpias, que le permitan al país estar a la vanguardia y contribuir con el cuidado del medio ambiente. 

Si bien, el entrevistado está en condiciones de hablar con mayor precisión de lo que compete al entorno laboral, mencionó que no hace falta tener un conocimiento especializado para entender que la inestabilidad en la generación de la energía eléctrica, afecta a asuntos de gran importancia como la salud, la educación, el comercio y el campo. 

Hay equipos médicos que dependen totalmente de la energía eléctrica y no todas las instituciones de salud cuentan con la posibilidad de tener su propia planta, y las que cuentan con una, por lo general de capacidad limitada. 

Israel Soto admitió que hay un malestar en el ámbito industrial, ante la falta de organización que perciben de parte de la CFE, pues en ningún momento se avisó que habría cortes, para tomar las previsiones necesarias. 

Tampoco hay certeza en cuanto a si los apagones se seguirán presentando en lo consecutivo, pues hay muchas dudas respecto a la regularización de la producción de gas natural en Texas, importante proveedor de la CFE. 

Hay un desorden  

Por su parte, Eduardo Rodríguez Gálvez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) en Durango, criticó la falta de organización que se ha tenido en los cortes de energía. 

Manifestó que el hecho de que no se avise sobre estos procedimientos con la debida anticipación, causa preocupación e indignación en los empresarios del ramo que representa, pues esto afecta de forma directa a su productividad. 

Lo que más nos preocupa es pensar que ante la ausencia de un aviso oportuno, la autoridad no tiene bajo control la situación y no se sepa hasta dónde puede llegar el problema, manifestó. 

El Gobierno Federal no toma previsiones, no tiene apertura para la introducción de energías renovables y no da certeza sobre el suministro adecuado de un servicio que resulta básico para todos. 

A Jaime Rodríguez Sánchez, superintendente de la CFE, ya le pedimos que nos haga el favor de avisarnos con anticipación que habrá un corte, además de saber con la mayor exactitud posible cuándo terminará el problema. 

Miguel Castro Mayagoitia, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) también se refirió a la afectación que tuvieron las diferentes cadenas productivas por la inestabilidad en el servicio de la electricidad. 

La CCE se ha mantenido como una empresa poco eficiente, lo cual ha afectado a todos los sectores, pues en la actualidad la electricidad es necesaria para la mayoría de las actividades. 

En vez que esto se pretenda solucionar, se promueve una reforma eléctrica con la que se busca dar seguimiento a la forma de operar de la paraestatal, a pesar de su ineficiencia. 

Se da la espalda a las energías renovables, cuando la infraestructura con la que se cuenta para la generación de energía eléctrica, no es eficiente. 

Si el argumento para rechazar las energías renovables es la supuesta corrupción en contratos anteriores, entonces hay que hacer algo para acabar con esa corrupción, pero no con la posibilidad de avanzar en tecnología y cuidado del medio ambiente. 

El desabasto de gas natural, ha causado afectación en varios estados del país, principalmente en los del Norte, en donde la preocupación y la molestia de los ciudadanos no se ha hecho esperar.