Mancera: el rumbo extraviado

Por: Martín Moreno

 

Mancera quiere mutilar al Bosque de Chapultepec para poner una rueda de la fortuna.

 

Mancera se viste de verde y se cuelga del brazo del Gobernador chiapaneco Manuel Velasco. ¡Ay, si tú!

 

Mancera hace campaña en los estados botiquín en mano…mientras la Ciudad de México se ahoga en la contaminación.

 

Mancera come botanita en el box.

 

Mancera ha perdido el rumbo.

 

*****

 

Para nadie es un secreto que Miguel Ángel Mancera es un híbrido político que carece de ideología y de solidez intelectual. De pocas luces, sin discurso ni carisma personal, de rebote y por circunstancias llegó a la Jefatura de Gobierno capitalino. Sin méritos. Sin carrera. Sin equipo respetable.

 

Hoy por hoy, Mancera ha extraviado la brújula y lo mismo se le ve recorriendo estados abanderando un programa a todas vistas electorero llamado “Médico en tu casa” – desde Chiapas hasta Durango, Michoacán, Chihuahua, Tlaxcala y Sinaloa, con tiempos que debería dedicar a la CDMX y gastando recursos salidos de los bolsillos de los capitalinos-, mientras la ciudad se ahoga en contaminación, detritus y porquerías que respiramos, y con una Influenza en repunte bajo síntomas alarmantes.

 

Allí están cifras y datos:

 

La Ciudad de México está entre las más contaminadas del mundo, de acuerdo al reporte “Urbanoutdoor air pollutiondatabase”, publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En 2013, científicos de la UNAM alertaron que los niveles de contaminación en la capital mexicana podrían ya ser similares a los de China, donde 7 mil personas fueron hospitalizadas en los primeros días de enero de ese año.

En México se registran anualmente 9 mil 300 muertes asociadas con la contaminación del aire, revela la OMS. La capital es el centro de mayor contaminación a nivel nacional.

Durante 2016, la contingencia ambiental ha sido la constante: mala calidad del aire. Hay más días contaminados que limpios.

“El nuevo Reglamento de Tránsito de la ciudad de México no está conectado con la mejora en la calidad del aire”, alertó el Premio Nobel de Química, Mario Molina (Quadratin – México Vanessa Alemán 2/Marzo/2016).

 

¿Qué ha hecho Mancera ante el veneno que todos respiramos a diario en la CDMX? Nada. Absolutamente nada.

 

¿Cuál ha sido su respuesta?

 

Promoverse políticamente en otros estados. Viajar en helicóptero. Encubrir a la empresa beneficiada con el nuevo Reglamento de Tránsito. Publicitar cosas triviales. Gastarse los recursos públicos para sus ambiciones personales.

 

Aún más:

 

Bajo el inconfundible aroma del negocio, Mancera quiso construir el denominado Corredor Cultural Chapultepec. Los ciudadanos le dijeron “NO”. Tuvo que recular.

 

Hace unos días, se despertó con la ocurrencia de mutilar el …¡Bosque de Chapultepec! para colocar allí una ruedota de la fortuna. Los vecinos frenaron esa idea descabellada. Ahora, Mancera replanteó otra locura: colocarla junto al Auditorio Nacional. Le volverán a dar palo.

 

¿Es prioritaria para la CDMX una rueda de la fortuna?

 

La respuesta es NO. Hay mil problemas más graves: la contaminación que mata; basura y heces caninas por todas partes; la influenza con 4 mil 121 casos y 260 muertes, la mayoría en la CDMX y Jalisco; la inseguridad; el crimen organizado enquistado; asaltos por doquier; la vialidad; los baches; calles en pésimo estado, etc.

 

Pero Mancera ya ha perdido la brújula.

 

*****

 

Mancera visita varios estados gracias a los generosos recursos públicos de los capitalinos. Dice que es para promover su programa “Médico en tu casa” mediante el cual regala cunas y curitas.

 

“Un programa social le ha servido de pretexto al Jefe de Gobierno de la Ciudad de México para promoverse por el país. Con un toque de campaña, en el que habla de sus aspiraciones presidenciales, Miguel Ángel Mancera ha convertido el programa Médico en Tu Casa en ´Mancera en Tu Estado´”. (Reforma Manuel Durán 1/Marzo/2016).

 

¿Viola Mancera la Ley al promoverse con recursos públicos de la CDMX?

 

Echemos un vistazo al Artículo134 Constitucional:

 

“Los recursos económicos de que dispongan el Gobierno Federal y el Gobierno del Distrito Federal, así como sus respectivas administraciones públicas paraestatales, se administrarán con eficiencia, eficacia y honradez para satisfacer los objetivos a los que estén destinados”.

 

Hasta aquí el precepto.

 

¿Está Mancera ejerciendo recursos públicos con eficacia y eficiencia, al disponer de ellos para promocionarse políticamente? ¿Hay honradez en ello? ¿Se satisfacen realmente los objetivos de los ciudadanos?

 

La respuesta es NO.

 

*****

 

Mancera, de manera indiscutible, ha provocado un vacío de gobierno en la Ciudad de México, que carece de liderazgo y de un Jefe de Gobierno que responda verdaderamente a las necesidades colectivas. Los capitalinos no votaron en 2012 por alguien que se dedicara al embellecimiento de su figura política. Lo hicieron con el anhelo de tener una mejor capital. Hoy no la tienen.

 

Mancera tiene proyecto propio (o al menos eso cree). Quiere ser candidato presidencial en 2018, y si no llega a Los Pinos, tal cual “queda-bien”, se cuelga desde ahora de Peña Nieto y del PRI para tener futuro. ¿A cambio de qué? De ser un aliado más del peñismo.

 

Y como los vacíos se llenan, allí está Héctor Serrano como virtual Jefe de Gobierno, operando, disponiendo, ordenando. Es tema del cual nos ocuparemos en posteriores entregas.

 

Mientras tanto, Mancera naufraga en el delirio futurista, en las locuras del poder.

 

¡Pobre Ciudad de México!