Por 20 pesos, resuelve tus problemas matrimoniales

  • “Vuelve al amor”, una cruzada para matrimonios y jóvenes.
  • La Cruzada 2018 iniciará el próximo sábado 25 de agosto con temática para matrimonios y continuará el sábado 26 para los jóvenes. Ambos días la cita es en la Arena Lobo.
  • La actividad es para los matrimonio que creen que no tiene remedio, que ya hicieron todo lo que podían y nada les resultó; al igual que para los que piensan que no tienen problemas y no necesitan ninguna ayuda.

Este 25 de agosto: “Vuelve al amor”, una cruzada para matrimonios y jóvenes


Texto: Daniel Estrada

Algunos dirán que su matrimonio no tiene remedio, que ya hicieron todo lo que podían y nada resultó; otros alegarán que no tienen problemas, que están bien y no necesitan más, pero siempre hay algo al interior que dice: “vuelve al amor”.

El matrimonio es uno de los siete sacramentos de la Iglesia y desde siempre ha formado parte vital de la sociedad, con todo y los embates que en distintos episodios y lugares de la historia ha sufrido.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), entre 1990 y 2015, los divorcios en México aumentaron un 136.4 por ciento, mientras que el de matrimonios se redujo en 21.4 por ciento.

Esto deja ver lo complicado que puede llegar a ser ver a las parejas envejecer juntas, convirtiéndose así en un ejemplo para sus hijos y nietos.

Por sexto año consecutivo, en Durango se celebrará la Cruzada 2018 para matrimonios y jóvenes, una actividad que en poco tiempo ha servido para fortalecer matrimonios cuyos integrantes creían que no les faltaba nada, pero también ha sido útil para rescatar a otros que estaban al borde de la ruptura.

Cuitlahuac Valenzuela Corral, uno de los organizadores de la actividad, relató cómo ha sido testigo en experiencia personal y por el testimonio de otros matrimonios, de lo que se puede lograr cuando hay aunque sea un poco de disposición para salir adelante.

“Ya fui una vez”, “mi matrimonio ya no tiene remedio”, “nosotros estamos bien”, “él o ella no quiere ir”, “tengo que trabajar”, “mejor voy a la próxima” o simplemente “no creo que sirva de mucho”, son algunos de los tantos pretextos que se pueden poner para no acudir a la Cruzada.

Sin embargo, en una actividad como esta hay mucho qué ganar y nada que perder, pues como cada año, hay “alimento espiritual” para los matrimonios y también para los jóvenes, de manera que toda la familia se involucre.

En esta ocasión, la Cruzada se llevará a cabo los días 25 y 26 de agosto, con un costo de recuperación de 20 pesos. El primer día la temática será para los matrimonios y el segundo para los jóvenes.

La actividad a la que se espera una asistencia de por lo menos 3 mil 500 personas en el caso de los matrimonios y más de 4 mil jóvenes, se desarrollará en la Arena Lobo, recinto ubicado en el bulevar Francisco Villa, en lo que anteriormente eran instalaciones de la refresquera Coca Cola.

El programa enfocado a matrimonios iniciará a las 8:30 horas del próximo sábado 25 del mes en curso y culminará a las 21:00 horas, mientras que el dirigido a jóvenes será de 8:30 a 14:00 horas del domingo 26.

Para ello, las pastorales Familiar y Juvenil de la Arquidiócesis de Durango se han estado preparando con anticipación, pues debido a las experiencias anteriores y a la difusión que se ha hecho, se espera una nutrida asistencia.

El entrevistado, quien profesionalmente se desempeña en la atención de personas con problemas emocionales, de adicción y conducta, manifestó que para algunos el horario puede parecer extenso, pero una vez involucrados en la dinámica de las conferencias, talleres y demás actividades, el tiempo transcurre muy rápido.

“Hemos visto parejas en las que el hombre o la mujer llegan con un gesto de total desagrado, evidentemente sin ganas de participar, pero después de un rato están totalmente interesados y participativos”, mencionó.

Platicó que hay quienes incluso llegan discutiendo, lo que evidencia la tensión con la que están viviendo, pero a la vez se les puede reconocer la buena intención de haberse acercado en busca de ayuda.

“Participan matrimonios con todo tipo de conflictos, dificultades y retos; muchos llegan a darse cuenta que no son los únicos que tienen problemas o que hay otros con mayores adversidades”, apuntó.

Los conferencistas

Como expositores participarán: Maruca Serrano, orientadora y terapeuta familiar; Juan Alberto Echeverry, predicador Colombiano; el sacerdote y conferencista Tomás Guerrero, el ex futbolista César Andrade y Pepe González Martínez, maestro del Instituto Bíblico Católico de Guadalajara Jalisco.

En la música estarán participando Paola Rimada y Rogelio Casasola, además de que se contará con la participación de personas que compartirán sus testimonios y vivencias.

Para quienes no conocen o han escuchado poco de ellos, cabe mencionar lo siguiente:

Maruca Serrano, es licenciada en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), pero además cuenta con la licenciatura en Orientación Familiar por la Universidad de Navarra y la licenciatura en Pedagogía del Instituto Anglo Español.

Es fundadora y Directora del Instituto de Educación y Servicio para la Asesoría Familiar y actualmente está dedicada a la orientación en consultas personales y grupales en diferentes asociaciones.

Juan Alberto Echeverry, nacido en Bogotá, Colombia, se presenta como un hombre casado, con 30 años de estabilidad matrimonial y padre de tres hijos, además de ser director de la Fundación Católica IMMAH y autor de 21 libros sobre crecimiento personal y de aplicación a la vida cotidiana.

Su ministerio le ha permitido ser conferencista a nivel internacional en temas relacionados con la fe y su aplicación en el diario vivir.

Por su parte, el padre Tomás Guerrero, ingresó a la congregación de los Legionarios de Cristo a los 20 años Y recibió la ordenación sacerdotal en Buenos Aires, Argentina, el 11 de abril de 1999.

Lleva 22 años trabajando con jóvenes, como director espiritual, de los cuales los últimos 10 los ha vivido en la ciudad de Guadalajara, Jalisco.

César Andrade, es un ex futbolista profesional, quien militaba en el equipo del Atlas, de Jalisco, cuando su carrera se vio truncada por un accidente automovilístico en el que perdió una pierna.

Ahora, el ex futbolista se dedica a compartir su experiencia con jóvenes como conferencista, además de haber escrito el libro “El partido más difícil de mi vida”.

Por su parte, Pepe González Martínez, es maestro del Instituto Bíblico Católico de Guadalajara Jalisco, conferencista y uno de los miembros más activos del canal de televisión María Visión.

Todos ellos cuentan con el conocimiento, trayectoria y experiencia para hablar de los diferentes temas que interesan a los matrimonios, a los jóvenes y a las familias en general, teniendo en cuenta las condiciones sociales que prevalecen en la actualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *