Cuáles son los Poderes Fácticos en nuestro país, y cuál será su futuro

Por: Víctor R. Hernández

Desde el pasado dos de diciembre, fecha en que se presentó y se firmó el Pacto por México en el Castillo de Chapultepec, por parte del presidente Enrique Peña Nieto y los representantes de las tres principales fuerzas políticas en el país (PRI, PAN y PRD), desde entonces, el uso de la frase “Poderes fácticos”, se ha venido repitiendo una y otra vez a grado tal que amenaza con popularizarse de nueva cuenta.

De acuerdo con Wikipedia, el popular diccionario de la Web, “poder fáctico es el que se ejerce al margen de los cauces formales (es decir, que no coincide necesariamente con el aparato del Estado) y se sirve de su autoridad informal o su capacidad de presión para influir políticamente. El poder fáctico ni está legitimado ni siempre busca la legitimación para ejercerse, pero ejerce de facto (de hecho) el poder aunque no lo haga de iure (legalmente) ya que su mera existencia le hace ser determinante”.

“La mayor parte de las veces no es necesario que se imponga por la fuerza: le basta con explicitar, o incluso con sugerir sus deseos para que se conviertan en realidad. La clave de su ejercicio es su capacidad de control de mecanismos externos a la política para lograr poder político, como por ejemplo el dominio de recursos vitales o estratégicos, que le dan el control de la ideología, la sociedad y la economía. Por ejemplo en vez de controlar un gobierno de turno, controlar o influenciar su legislación, de manera legal o cuasi-legal”.

Y el 2 de diciembre, el secretario de gobernación, Miguel Osorio Chong, al presentar el documento del Pacto por México, dijo:

“La creciente influencia de poderes fácticos, frecuentemente, reta la vida institucional del país y se constituye en un obstáculo para el cumplimiento de las funciones del Estado mexicano. En ocasiones, esos poderes obstruyen, en la práctica, el desarrollo nacional, como consecuencia de la concentración de riqueza y poder que está en el núcleo de nuestra desigualdad.

“La tarea del Estado y de sus instituciones, en esta circunstancia de la vida nacional, debe ser someter, con los instrumentos de la ley y en un ambiente de libertad, los intereses particulares que obstruyan el interés nacional”.

Y el trabajo de desmantelamiento de estos poderes comenzó la semana pasada con la detención y encarcelamiento de Elba Esther Gordillo, ex dirigente moral y vitalicia del SNTE.

Se supone, porque así lo explicitó Osorio Chong, que con el descarrilamiento de Elba Esther, la reforma educativa será una realidad, sobre todo al momento de elaborarse las leyes secundarias, que será lo más importante de esta reforma. Si se logra aterrizar, se habrá dado un verdadero brinco de rana en el problema estructural de la educación.

Pero, al presidente Peña Nieto y a su grupo de operadores, le seguirán nuevos retos en su tarea de desmantela los poderes fácticos.

Bueno, pues también están los que en esta semana menciona la revista Forbes:

– Carlos Slim quien se mantiene como el más rico entre los extremadamente ricos del mundo. Forbes le atribuye una fortuna de 73 mil millones de dólares, algo así como 7.5 por ciento del producto interno bruto nacional para él solito. Durante Los dos sexenios panistas Slim logró incrementar su fortuna, al pasar de 10 mil 800 a 73 mil millones de dólares, con todo y crisis de 2009. Desde que apareció por primera vez en el inventario de ricos entre los ricos (en 1991, a raíz de la privatización salinista de Teléfonos de México), los haberes del dueño de medio país se incrementaron 4 mil 500 por ciento.

– Alberto Bailleres, el Zar de la Plata (otro que se ha enriquecido con los bienes de la nación, porque El Palacio de Hierro no da para tanto), Bailleres, quien al cierre de 2012 reportó una fortuna de 18 mil 200 millones de dólares, mil 700 millones más que el año previo. Con Fox y Calderón en Los Pinos, este personaje aumentó sus haberes en la friolera de casi mil por ciento.

– Germán Larrea, el Zar del Cobre. (el de Pasta de Conchos, también usufructuario de los bienes nacionales) Forbes le anota una fortuna de 16 mil 700 millones de dólares, 2 mil 500 millones adicionales a los presumidos un año atrás. A lo largo de la docena trágica, el protegido de Fox y Calderón, así como por sus respectivos secretarios de Gobernación y del Trabajo, engordó su cochinito en casi mil 600 por ciento, al pasar de mil a 16 mil 700 millones de dólares.

– Ricardo Salinas Pliego, (uno más de los beneficiarios de la otrora riqueza del Estado) aparece en cuarta posición con 9 mil 900 millones de dólares. Aquí se registra un descenso respecto del año anterior, cuando al de los abonos chiquitos le atribuyeron una fortuna de 17 mil 400 millones. Aun así, nada mal le fue durante la docena trágica panista, pues su alcancía engordó en cerca de 300 por ciento.

– Eva Gonda Rivera, viuda de Eugenio Garza Lagüera. De ella Forbes señala que es una de las mayores accionistas de Femsa (Coca cola), la misma empresa que unos años antes vendió su división cervecera a la holandesa Heineken y no pagó un solo centavo de impuestos. También es propietaria de la cadena de tiendas Oxxo, que ha crecido a lo largo y ancho de la República. A la señora le atribuyen una fortuna de 6 mil 600 millones de dólares.

– María Asunción Aramburuzavala, (con 5 mil millones de dólares). La ex esposa del ex embajador de Estados Unidos en México, Tony Garza, fue una de las principales accionistas del grupo cervecero Modelo, vendido a un consorcio belga por más de 20 mil millones de dólares, operación que también estuvo libre de impuestos por concretarse en el mercado bursátil nacional.

– Emilio Azcárraga Jean,(Televisa, con 2 mil 500 millones de dólares).

– Carlos Hank Rhon, heredero de la fortuna del profesor Carlos Hank González, brinca a la palestra para presumir que vivir fuera de Forbes es vivir en el error. Su modesta fortuna: mil 900 millones de dólares.

Se puede decir que, al grupo que encabeza Peña Nieto no se le creerá el combate a los grupos de Poder Fáctico en el país, si no se detiene a  Carlos Antonio Romero Deschamps, de 69 años de edad y líder del sindicato de petroleros. Indudablemente que esto no ocurrirá porque aunque sea un poder fáctico, como lo dijo Osorio Chong, sólo se desmantelarán aquellos que se opongan a las reformas estructurales que requiere el país, y Romero Deschamps, indudablemente que no sólo no se opondrá sino que apoyará la reforma energética.