Encuentros empresariales para el olvido

Por: Julio César Hernández Vargas

La semana pasada, se registraron dos encuentros entre empresarios de la localidad, y los candidatos a la alcaldía capitalina, y a la gubernatura, siendo organizados el primero por Coparmex, y el segundo por la Cámara Nacional de Comercio, respectivamente. Ambos dejaron mucho qué desear, producto no de los candidatos, sino de la logística, la cual, considero, estuvo pésima, equivocada.

El realizado por Coparmex, una Confederación identificada por ideales panistas, nada nuevo, convocó a los candidatos que disputan la presidencia municipal capitalina, a quienes sólo les concedió 5 miserables minutos para exponer su intención de gobierno. Parecía más un acto de lucimiento de Coparmex en donde reafirmaban la creación de un decálogo, por encima de las propuestas y de los ‘cómo’ de quienes pretenden gobernar la capital. Recuerdo la logística del debate del año pasado, en donde también colaboró Coparmex, y que fue un desastre. Nada más qué agregar, quien lució más fue Miguel Casio, quien tiene poco que perder y mucho qué ganar.

El encuentro organizado por Canaco, fue pésimo también, una imitación absurda de un programa de televisión. La manera en cómo los candidatos expresaron fue demasiado burdo. Eso de pedirles la primera palabra que se les venga a la mente de conceptos como: lealtad, industria, impunidad, corrupción y alternancia, fue una dinámica estúpida; como si en torno a la corrupción, algún candidato fuera a contestar “sí, manitos, vamos a fomentarla”, o “es algo muy bueno”. Preguntas dirigidas. Qué candidato va a decir que la impunidad es algo bueno.

Además, Héber García publicó en twitter <<#SiDiosLoSabe:”No todos éramos empresarios o comerciante;había acarreados” vía What Sap comerciante de zona centro>> y <<#SiDiosLoSabe:Última Réplica..-”Si hubo ‘dados cargados’ en favor de @AispuroDurango en el encuentro de CANACO” empresario restaurantero.>>; esto genera muchas dudas, propiciando que cualquier mente pudiera pensar que, ambos eventos organizados por empresarios locales, fueron para intentar beneficiar a los candidatos específicamente del PAN, dado que en los dos, tanto José Ramón Enríquez, y José Rosas Aispuro Torres, fueron los más aplaudidos, sin que hayan sido los mejores.

Sería grave que fuera verdad y que los empresarios se hayan prestado a esto, lo dudo.  Esperaba más de ambos eventos, como un cuestionamiento más directo por parte de quienes generan empleos. Es terrible cómo se dilapidó la oportunidad. Nancy no acudió por cuestiones “de partido”, y el candidato más desagradable es el postulado por el partido independiente, porque de ciudadano no tiene un gramo. Es un tejedor de pendejadas, va de un tema a otro como por las ramas. Si fuera candidato de verdad, andaría en Tlahualilo, Tamazula, Súchil, etc, no sólo en Durango y la Laguna: simulador, que lo compre quien no le conoce.

Finaliza el primer mes, la primera mitad, de la campaña electoral, y será cuando los equipos de campaña que se han dedicado a holgazanear, y afectar seriamente a sus candidatos, se pongan pilas porque si no, se va a llegar el cierre de la elección y los va a pillar apoltronados.

Antes de finalizar. Lógicamente que no exijo que los candidatos a la gubernatura visiten (no mi casa porque ni mía es, es rentada) mi hogar, porque es poco tiempo para que ellos visiten a todas las familias de Durango, aunque sería lo ideal; pero de los candidatos a la alcaldía, o diputaciones, ninguno se ha apersonado. Exijo que lo hagan (¿sí tú?). El tiempo se agota.

Y como dijo Sólo: Los dejo.

Serán agradecidos todos los comentarios, acerca de ésta encontrada columna. Favor de enviarlos a desdeelapando@hotmail.com o a mi cuenta para el olvido de #Twitter: @CexXxaR_