‘Dulango’ no ‘quelel’ más ‘eloles’ en el IEPC

Por: Julio César Hernández Vargas

En medio de un ambiente electoral, en donde ha predominado más el intercambiando de personajes partidarios, de proyecto a proyecto por encima de las propuestas (sin dejar de reconocer que hay candidatos que han realizado algunas propuestas reales, otros solamente han presentado una letanía de buenas intenciones, y otros sólo figuran de trámite, como para cobrar, a esos deberían quitarles la candidatura… y el dinero destinado), se va diluyendo este proceso electoral 2015-2016 y sigue existiendo un sabor de que falta algo.

Sumado a ello, el Consejo General del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana, IEPC, en la entidad, desafortunadamente ha tenido más trabajo al interior que al exterior, ya que en reiteradas ocasiones les ha corregido la tarea, el Tribunal Electoral del Estado de Durango, presidido por Raúl Montoya, lo cual no le abona en nada al proceso electivo del próximo 5 de junio, exhibiéndose cierta ineptitud por quienes pretenden arbitrar una elección, la más competida de los últimos años.

Desde su inicio del proceso electoral, el pasado mes de octubre del 2015, el IEPC se ha visto envuelto en irregularidades, en decisiones pésimamente tomadas, como si se tratara de una autoridad que simula, o que está practicando. Si el plan es que hagan el ridículo y sean la vergüenza, con actitudes así van de maravilla.

Con el orgullo en el cogote, el consejero presidente, Enrique Kato Rodríguez, tuvo que agachar la cabeza y restituir a Zitlali Arreola del Río, como secretaria ejecutiva del IEPC, al haber sido despedida de forma irregular, IRREGULAR. Ojalá que Kato Rodríguez abra bien los ojos y levante la cabeza, en decisiones futuras (con que alce la cabeza es suficiente), ya que se aproxima el cierre y la ciudadanía duranguense necesita de una autoridad con credibilidad, una autoridad con la personalidad suficiente de emprender los conflictos que pudieran derivarse durante y después del día de la elección. Toca sentarse a dialogar, y dejar el autoritarismo y negligencia para otros aspectos de la vida. Y ni qué decir del INE, otra calamidad…

Y hasta aquí el tema, porque tampoco es para andar carroñando errores ajenos, simplemente exhortar a la autoridad sea más responsable. No presiden la mesa directiva de un kínder, sino un organismo que regula.

A tres semanas de que finalice el período de campañas, los equipos habrán de ir abrochando su participación, por lo cual esperamos sea lo más sensata, y lo más tranquila posible, sin broncas, sin pleitos, pero más serios a la hora de proponer. Menos telenovelas, menos intentos de confundir a la ciudadanía con galimatías, si se puede, si no, allá ustedes.

Después del segundo debate ¿qué candidato se vió mejor?

Antes de finalizar, siguen sin acudir a mi domicilio candidatos a alcaldía y diputaciones, a ver si hay suerte en esta semana.

Y como dijo Sólo: Los dejo.

Serán agradecidos todos los comentarios, acerca de ésta increíble columna. Favor de enviarlos a desdeelapando@hotmail.com o a mi cuenta con ‘eloles’ en #Twitter: @CexXxaR_