‘Checo’ aprovecha la adversidad en Mónaco y regresa al podio

Montecarlo. La poca visibilidad y la pista húmeda que hizo del Gran Premio de Mónaco una carrera accidentada, fue aprovechada con habilidad por el británico Lewis Hamilton, quien consiguió su primera victoria de la temporada, y por el mexicano Sergio Pérez, quien llegó en tercer lugar y no subía al podio desde octubre de 2015. El segundo lugar fue para el australiano Daniel Ricciardo.

Checo Pérez volvió a codearse con los mejores de una carrera, sexto podio en su carrera de Fórmula Uno, gracias a la acertada estrategia en las condiciones del circuito de Montecarlo. La carrera inició con el coche de seguridad las primeras siete vueltas por la cantidad de agua en la pista, pero fue bien leída por el mexicano, quien largó desde la séptima plaza para poder entrar a boxes en momentos precisos y ganar la partida a los coches de adelante, aparecer en el top tres y mantenerse ahí durante la mayor parte de la competencia.