Llama JHC a trabajar sin mezquindades ni egoísmos

Por: Miguel Á. Hernández Gro.

Al entregar su informe ante el pleno del Congreso del Estado, el pasado viernes, el gobernador Jorge Herrera Caldera, tras destacar que en el último año se ha avanzado en la consolidación de grandes obras de infraestructura, precisó que si  el objetivo es que Durango siga en la vía del desarrollo es importante consolidar un trabajo de unidad, sin mezquindades ni egoísmos.

Ante una sala de sesiones del Poder Legislativo lleno de invitados, funcionarios de los tres niveles de gobierno, líderes de partidos políticos, de organismos empresariales, colegios de profesionistas y de la sociedad civil, afirmó que el reto para Durango es mejorar las condiciones de seguridad y justicia que es un reclamo social, por lo tanto convocó a redoblar esfuerzos y al trabajo en unidad. En el actual contexto del proceso electoral, el Ejecutivo del Estado llamó a los ciudadanos, a su equipo de trabajo, a los funcionarios federales y a todas las fuerzas políticas a trabajar en conjunto dejando de lado las diferencias para concentrar la labor en las coincidencias. Invitó a que las pasiones políticas no sean mayores a las convicciones democráticas.

En la parte de su discurso político, solamente hizo un esbozo de los logros de su administración en el 2012, a reserva de que el 19 de marzo en un acto programado en el ya emblemático Puente Baluarte ¨Bicentenario¨, ante diferentes sectores de la sociedad haga un desglose pormenorizado de su trabajo, habló acerca de los principales logros de su administración durante el ejercicio 2012.

Explicó que Durango sigue como el primer lugar nacional en inversión por habitante en el tema de infraestructura carretera, lo que ha permitido la construcción de la autopista Durango-Mazatlán, la nueva Estación de Ferrocarril y la consolidación del potencial industrial con la alianza entre la región Laguna, la capital duranguense y otras regiones del Estado.

Precisó que el 2012, Durango logró el primer lugar nacional en vivienda, gracias al exitoso programa de sustitución de casas de cartón, después valoró el apoyo de su esposa Tere Álvarez del Castillo y de la sociedad duranguense por el impulso a la cruzada Una Gota de Ayuda, que permitió llevar 845 mil paquetes alimentarios a familias afectadas por la peor sequía de los últimos 100 años.

Durante los dos años de gobierno de Jorge Herrera Caldera,  se han logrado sustituir 2 mil 103 viviendas de cartón y se han realizado 82 mil acciones para que familias cuenten con patrimonio propio, seguridad y viviendas dignas.

En términos generales la administración de Herrera Caldera al frente del Gobierno del Estado ha sido positiva para Durango, pues en verdad que ha superado momentos difíciles durante su desempeño como lo fue la sequía. Sin lugar a dudas que la cruzada Una Gota de Ayuda para Durango constituyó además de un ejemplo de solidaridad y compromiso social, sin duda alguna fue un referente para el programa que el presidente Enrique Peña Nieto implementó en este año la ¨Cruzada Nacional contra el Hambre¨, con la que se pretende brindar una cobertura a más de 7 millones de mexicanos en pobreza alimentaria.

Dos de los momentos más complicados que ha vivido la actual administración de Herrera Caldera, lo constituye la falta de recursos y la inseguridad. Ambos factores externos que exigieron del Gobernador su capacidad gestora y negociadora para no frenar los programas en marcha.

Fue notorio el enfriamiento del expresidente Felipe Calderón con Durango luego de que Herrera Caldera venciera en 2010 a José Rosas Aispuro, de tal forma que se canalizaron los recursos estrictamente contemplados en el prespuesto, dificultando de manera importante la gestión de recursos extraordinarios.

En materia de seguridad, el Ejecutivo del Estado tomó decisiones importantes como el cierre del Cereso No. 2 en Gómez Palacio y la aplicación de exámenes de control de confianza primero a policías preventivos de ese municipio y de Lerdo, y luego la suspensión de quienes no lo aprobaron y la puesta a disposición de los elementos con presunciones de vinculación con el crimen organizado; la implementación del Operativo Laguna y la construcción de un penal federal de alta seguridad.

Sin duda alguno que el reto de Herrera Caldera será el de conducir a Durango a mejores condiciones de desarrollo, una vez que se consolide las diferentes obras de infraestructura carretera, del CLID, de la nueva estación de ferrocarril, entre otras. Y si tiene razón, ni la mezquindad ni el egoísmo deben frenar esta dinámica.