A empujones y estirones, el barco de la Secretaría de Salud, se mueve

Para Esteban Villegas, presidente de la Comisión de Salud Pública, resulta urgente la creación de una Ley de Salud Mental, lo que ayudaría a atacar de raíz problemas sociales como el suicidio, que en los últimos años se ha disparado en Durango.

 

Este martes 25, comparece ante el Pleno del Congreso, Sergio González Romero; no la tendrá fácil


Texto: Daniel Estrada

Este martes 25 de Durango comparece ante el Pleno del Congreso del Estado, Sergio González Romero, quien apenas en julio pasado llegó en relevo de César Humberto Franco Mariscal, al frente de la Secretaría de Salud, a tomar el “timón de un barco” que parecía navegar a la deriva.

Fue el pasado 11 de julio del año en curso, cuando González Romero, quien se venía desempeñando como presidente del Colegio Médico, recibió el nombramiento como el nuevo Secretario de Salud en la entidad.

De esta manera, Franco Mariscal, quien había llegado con la “espada desenvainada”, no alcanzó a cumplir ni siquiera los dos años de liderazgo en una de las dependencias que más trabajo y resultados inmediatos demanda.

Transcurridos 76 días de que asumió el compromiso, este martes 25 de septiembre, Sergio González se presentará ante el Legislativo para hacer su aportación a la Glosa del Informe de Gobierno, ante un grupo de diputados con mayoría opositora.

El servidor público está consciente de que hay carencias, pero también afirma que se han tenido avances en diversos temas de relevancia para la sociedad de Durango, quienes piden respuestas y no pretextos.

En entrevista para La Semana Ahora, el médico de profesión aseguró que de un 28 por ciento de abasto de medicamentos y material de curación que tenía en el Secretaría de Salud de Durango, se pasó al 60 por ciento, durante el último mes y medio.

No obstante, hay unidades de atención médica que se encuentran en zonas alejadas y de difícil acceso, a las que los implementos tardan más en llegar, con todo y que lo ideal sería tenerlas mucho mejor atendidas.

“El hecho de no poder atender tales unidades genera algo de rezago en la estadística global del estado, aunque se hace todo lo posible para llevar la atención que merecen los habitantes de esas comunidades”, apuntó.

Mencionó que en últimas fechas también se ha buscado aprovechar la infraestructura en salud, pues se ha dado mantenimiento a equipos que ya lo requerían con urgencia, además de que se pudieron en operación diversos aparatos de imagen que no estaban activos.

También se ha buscado sacar el mayor provecho al instrumental que se emplea para las diversas maniobras de atención médica, pues no siempre se les ha sacado un beneficio óptimo.

Sabe que hay temas que no pueden ser ignorados, como la Salud Mental, en la que recae uno de los problemas que más preocupa a la sociedad de Durango, como es el suicidio, especialmente en personas de corta edad.

Dijo que Durango no registra cifras de alarma, pues se encuentra un poco por arriba de la media nacional en casos de suicidio, con un registro de seis por cada 100 mil habitantes, empero es un problema que no se puede dejar crecer, pues causa un grave daño a la sociedad.

Conflictos como el embarazo en adolescentes, tiene también algo de relación con la Salud Mental, aunque van mucho más ligados a la salud reproductiva y preventiva.

Se habla de que Durango se encuentra entre los primeros lugares que presentan la problemática del embarazo en adolescentes, con una problemática más acentuada en los cinturones de las ciudades y en la zona indígena.

Junto con el embarazo no deseado, en tan solo en 2017 se tuvieron más de 500, se presentan otras situaciones como las enfermedades venéreas e incluso el sida, cuyos casos en adolescentes no son ninguna sorpresa en la actualidad.

Frente a tal situación no se ha bajado la guardia; apenas el pasado 17 de septiembre se puso en marcha la Semana Nacional del Adolescente, a través de la cual se busca crear conciencia de sobre el embarazo prematuro, el peligro en el consumo y el abuso del alcohol, tabaco y otras drogas.

Y es que de acuerdo con datos de la Dirección General de Epidemiología, este 2018 se ha registrado un incremento de alrededor del 30 por ciento en la atención de víctimas de intoxicación aguda por alcohol, muchas de ellos jóvenes.

El entrevistado destacó que así como se trabaja en el tratamiento y en las acciones correctivas, también hay que poner especial atención en la prevención, para continuar combatiendo otros problemas de salud pública que aquejan a Durango, como la obesidad, la diabetes y la hipertensión arterial.

Habló de la expectativa de obtener más recursos y mejorar programas con la llegada del nuevo Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien el 1 de diciembre próximo asume su encomienda.

Sin demeritar lo que hizo Enrique Peña Nieto, presidente de México a punto de concluir su periodo, consideró que el hecho de que se destine un mayor presupuesto a todo lo que tiene que ver con la salud, derivará en mejores resultados en la atención médica.

“Esperamos que las políticas que implemente el nuevo Gobierno sean de mejora continua, además de que se logre terminar con el problema de desabasto de medicamentos que se tienen en el ámbito nacional”, dijo.

Urge una Ley de Salud Mental

También en entrevista, Esteban Villegas Villarreal, presidente de la Comisión de Salud Pública del Congreso del Estado, declaró que una prioridad para Durango es la implementación de una Ley de Salud Mental.

Villegas Villarreal, quien indicó que la Comisión de Salud fue instalada el pasado jueves 13 de septiembre, comentó que con una Ley de Salud Mental ayudaría a contrarrestar problemas como el suicidio, que en los últimos años se ha disparado en Durango.

Fue claro al señalar que el suicidio es un problema cuya prevención que no compete solamente al gobierno, sino que padres y maestros juegan un rol importante en la detección y acciones que pueden ayudar a evitar que los jóvenes busquen una salida “fácil a sus problemas”.

Comentó que hay familias que buscan encubrir los suicidios con el argumento de que su ser querido fue víctima de un accidente, por lo que las cifras oficiales no reflejan la problemática real, ya que por otra parte se encuentran los intentos fallidos.

Ante tal situación, quien hace algunos años se desempeñó como Secretario de Salud en Durango, declaró que esta Legislatura buscará implementar la Ley de Salud Mental del Estado, lo que incluso sería de ayuda para bajar recursos para la atención de los problemas relacionados con el tema.

El abasto de medicamentos es otro de los aspectos que la Comisión de Salud deberá vigilar de manera continua, ya que es una deficiencia que ha afectado a muchas familias.

Hay mucho que hacer en el tema de embarazos en menores de edad y con relación a la muerte materna, así como el contagio del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida.

“Con la ayuda de expertos queremos generar políticas públicas desde el Congreso, que nos permitan mejorar las acciones de salud que se implementan en la entidad, pues son muchas las necesidades y pocas las soluciones con las que ahora cuentan los ciudadanos”, manifestó.

Anticipó que hay bastantes preguntas por hacer al Secretario de Salud pero también existe buena intensión de escuchar su exposición.

Se complicaron las cosas

Hay que recordar que una vez que José Rosas Aispuro asumió la gubernatura del estado y nombró a su Gabinete, la Secretaría de Salud se vio envuelta en diversas acusaciones, incluso con la denuncia en contra del extitular de la Secretaría de Salud, Eduardo Díaz Juárez, así como de la exdirectora de Administración de la dependencia, María de Lourdes Díaz Herrera, por presuntos desvíos.

En el caso del primero no se tuvieron los elementos suficientes para sostener la acusación, mientras que la segunda simplemente se fue y no se ha sabido nada de ella.

Tiempo después, le fue retirada una plaza a Alejandro Campa Avitia, exsecretario de Salud que presuntamente le fue regalada, habiendo pasado por alto la Ley de Escalafón de la propia instancia.

También se habló por mucho tiempo de un déficit de alrededor de 300 millones de pesos, heredado por la pasada administración, el cual impedía a la Secretaría realizar algunas acciones de atención a la población.

Sin embargo, las cosas se fueron complicando para Franco Mariscal, entonces secretario de Salud, quien después se vio en aprietos por el desabasto de medicamentos, los conflictos con el Sindicato y la inoperancia de algunas áreas de hospitales y unidades de atención.

Frente a dichas circunstancias, llegó al quite Sergio González, quien apenas un año antes había asumido la Presidencia del Colegio Médico, con el respaldo en las urnas de la mayoría de sus colegas.

En el marco de la comparecencia, se espera que los cuestionamientos, sobre todo por parte de los legisladores del Movimiento de Regeneración Ciudadana (Morena) y el Partido del Trabajo (PT), sean duros y críticos, por lo que el servidor público deberá presentarse bien preparado para responder a todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *