¿Verdaderamente el PRI tendrá el control del próximo congreso?

Por: Víctor R. Hernández

La que transcurre, indudablemente que ha sido una de las semanas más interesantes para el poder legislativo, de cara a su inédita etapa que vivirá a partir del próximo primero de septiembre. A continuación exponemos los componentes que comienzan a conformar el ambiente en que se desarrollarán los primeros trabajos de nuestros representantes populares en la próxima legislatura local.
1.- El pasado lunes se reunieron en la cafetería del Hotel Gobernador Arturo Kampfner Díaz, presidente de la gran comisión desde diciembre de 2015; Ricardo Pacheco Rodríguez, quien se estrenará a partir de la primera semana de agosto, como el coordinador de la fracción del PRI en la cámara, y Rodolfo Dorador Pérez Gavilán, quien será el líder de la fracción del PAN. El tema principal fue iniciar el proceso entrega-recepción del poder legislativo.
– El pasado miércoles 17, se llevó a cabo la Junta Preparatoria Inicial para entregar acreditaciones a los 25 diputados electos que integrarán de la LXVII Legislatura.
2.- Los primeros encuentros de esta semana entre quienes harán esfuerzos por realizar trabajos alejados de escándalos; debates estériles y períodos productivos, han coincidido por separado que la que protagonizarán será una legislatura cuyos elementos esenciales serán:
– El debate permanente
– La negociación
Todo con el propósito de evitar el caos y el desorden como sistema y el espectáculo denigrante como resultado.
Todo, un gran reto. ¿Por qué?
3.- Porque por primera vez este próximo Congreso, en la práctica, estará conformado en dos grandes bloques.
– El del PRI, al que se podría sumar el del PANAL y la del Partido Duranguense.
– El del PAN, al que se podrían sumar las dos posiciones del PRD, una del PT y dos del PANAL.
Ahora bien ¿cuál de los dos bloques sería, en la práctica, el grupo mayoritario? A bote pronto, la respuesta sería: el del PRI.
Yo tendría mis dudas. Veamos por qué.
El Revolucionario Institucional, en el papel, cuenta con nueve de las 15 diputaciones de mayoría: Jesús Ever Mejorado, Marisol Peña, Alma Marina Vitela, José Gabriel Rodríguez, Sergio Uribe, Jaqueline del Río (quien llegó por el Partido Duranguense y con toda seguridad, regresará al PRI), Gerardo Villarreal (quien también llegó por el Partido Verde y que se incorporará al tricolor), Adán Soria Ramírez y Maximiliano Silerio Díaz (quien se postuló por el PANAL y se regresará al PRI).
La nómina es complementada por Ricardo Pacheco Rodríguez, Rosa María Triana, Luis Enrique Benítez Ojeda y Javier Ibarra Jáquez, quien llega también por la vía plurinominal por el Partido Verde. Serían 13 de 25 legisladores en total.
Esto es en el papel, pero en la práctica ¿quienes, verdaderamente trabajarán por un nuevo proyecto del PRI y quiénes de este listado, cuidarán el fortalecimiento de los grupos de interés a través de las negociaciones con el nuevo gobernador?
Pues comencemos por Alma Marina Vitela, José Gabriel Rodríguez, Sergio Uribe. Ya en el olvido, la jefatura política estatal, este grupo de laguneros difícilmente se resistirán al proyecto de la alcaldesa Leticia Herrera Ale. Marina Vitela podría estar en duda, aunque su legislatura federal pasada, se logró por el amplio apoyos, incluidos recursos económicos, recibidos por Leticia Herrera.
Continuemos con el grupo Ismaelita: Adán Soria Ramírez y Luis Enrique Benítez. Ambos tienen cimbradas sus experiencias futuras, en la recuperación de la confianza de la ciudadanía a través del papel que realicen como legisladores. Naturalmente que habrán de hacer lo que les ayude a fortalecer su imagen. Lo mismo sucederá con el proyecto personal de Javier Ibarra Jáquez. Entonces, no hay seguridad de que cerca del 50 por ciento de los legisladores priistas, se cohesiones hacía un mismo proyecto institucional que beneficie a quién seba a quién, pues la elección del próximo presidente estatal, tardará todavía, varias semanas por definirse.
Del bloque del PAN, indudablemente que sí está garantizada la cohesión en el proyecto en torno a José Aispuro Torres. Su poder, integrará a panistas, perredistas, petistas y del mismo PANAL.
Y si no, al tiempo.