Todos los reflectores sobre LA FISCAL MEDINA ALEMÁN

Los tan esperados resultados de las pruebas histopatológicas realizadas en el estado de Querétaro, llegaron a Durango y arrojaron como resultado que Ronaldo Mojica murió por homicidio.

 

Advierte Ruth Medina que la facultad de la FGED no concluye con la obtención de las órdenes de aprehensión, sino que se debe vigilar que se cumplimenten y los responsables cumplan con la penalidad impuesta y se repare en lo posible el daño causado.

 

Asegura que va por los 15 involucrados en el homicidio de “Rony”; ni uno más y ni uno menos


Texto: Daniel Estrada

Ni uno más y ni uno menos; la Fiscalía General del Estado (FGED) se mantiene tras los 15 presuntos involucrados en la muerte de Ronaldo Mojica Morales, a quien las cosas se les pusieron más difíciles luego de que fueron recibidas las pruebas mediante las cuales se pudo determinar que el joven de 19 años de edad murió víctima de homicidio.

El pasado miércoles 19 de septiembre, Ruth Medina Alemán, titular de la FGED informo que ya tenía los resultados de las pruebas histopatológicas realizadas en el estado de Querétaro, los cuales permiten determinar que el oriundo del municipio de Poanas, Durango, fue víctima de homicidio.

La Fiscal General explicó que tras revisar los resultados del estudio realizado en un laboratorio oficial que cuenta con tecnología avanzada para la atención de estos casos, se pudo determinar que fueron varios los elementos que terminaron por cobrar la vida de “Rony”.

“Hay una coincidencia en el tiempo de estancia del joven en la Escuela Normal Rural J. Guadalupe Aguilera y su muerte, en el sentido de que se logró constatar que una bacteria se alojó en su cuerpo como consecuencia de la ingesta de alimentos en mal estado, tenía deshidratación y otros daños en el organismo, que por sí solos no hubiesen sido mortales”, expuso.

Indicó que además, la necropsia que se practicó en Durango, arrojó la existencia de algunos traumatismos en el cuerpo del joven, cuyos efectos se pudieron sumar a los antes mencionados, para derivar en el saldo fatal.

Dichos elementos, coinciden con los testimonios de los familiares, en el sentido de Mojica Morales les relató cómo los obligaron a alimentarse de productos en mal estado, les restringieron la bebida y les limitaron las horas de sueño, además de que hubo golpes, no solamente contra él, sino para varios aspirantes a estudiar en la Normal Rural, que tuvieron que pasar por la “novatada” o “semana de inducción”.

Elementos contundentes

Con el resultado de los exámenes hechos en Querétaro, la Fiscal indicó que solicitarán al Juez que emita otra orden de aprehensión en contra de las personas que quedaron en libertad hace algunos días.

“El Juez de la causa podrá acumular o no los hechos, es una determinación que el Poder Judicial tomará, mientras que la Fiscalía se mantendrá respetuosa de sus decisiones”, manifestó.

Sin embargo, la funcionaria estatal declaró que se mantendrán vigilantes de que el asunto se lleve conforme a derecho y advirtió que la Fiscalía agotará todos los elementos necesarios para que no haya impunidad en el caso.

Indicó que al tratarse de un homicidio, los presuntos implicados no pueden aspirar a obtener un amparo que permita la suspensión.

Por lo pronto, con quienes fueron dejados en libertad se habilitará una nueva carpeta, a menos de que el Juez considere que se continúe con el mismo asunto.

Citó que los cargos que se imputan son por comisión y omisión, por parte de los 12 individuos que participaron en la referida “semana de inducción”.

Mientras tanto, indicó que la cantidad de presuntos responsables no ha variado de los 15, incluyendo los ex funcionarios educativos, que quedaron en libertad condicionada el pasado domingo 16 de septiembre.

“Respecto a los tres detenidos que luego quedaron libres bajo reserva, nosotros pediremos que les sean revocadas las medidas y les giren nuevas órdenes de aprehensión, lo cual esperamos que se conceda, salvo que la defensa presente pruebas de mayor peso que las de la Fiscalía”, dijo.

Ruth Medina mencionó que hasta el momento no se tiene la sospecha de que alguno de los 15 implicado haya huido del estado, no obstante, sus datos ya fueron subidos a plataforma México, por lo que ellos pueden ser perseguidos y detenidos en cualquier parte del país.

La facultad de la FGED no concluye con la obtención de las órdenes de aprehensión, sino que se debe vigilar que se cumplimenten y los responsables cumplan con la penalidad impuesta y se repare en lo posible el daño causado.

No es una pena menor la que se promueve, teniendo en cuenta las condiciones en las que se cometió el presunto homicidio de quien perdió la vida en el intento de convertirse en maestro.

Una tragedia

Fue el pasado 11 de agosto del año en curso, cuando Ronaldo Mojica perdió la batalla que libraba contra la muerte, en una cama del Hospital del IMSS de esta ciudad de Durango, al no resistir el daño físico que presentaba tras varios días de “novatada”.

Ante de ello, se llegó a pensar que el joven había corrido con la mala fortuna de alojar a una peligrosa bacteria en su cuerpo (no relacionada con lo que había vivido días antes en la “semana de inducción” e la Normal).

Sin embargo, el testimonio de la familia, que dio cuenta de cómo fue que su ser querido comenzó a presentar un cuadro de salud preocupante, así como la declaración que hizo la directora del Hospital Integral de Canatlán, Kitzia Zamora Salazar, lo que provocó que se encendieran las alertas en las autoridades.

Empero, así como la FGED u el Gobierno del Estado se activaron, el Consejo Estudiantil de la Normal de Aguilera hizo lo propio y comenzó al realizar algunas movilizaciones de protesta contra las acusaciones que los responsabilizaban de la muerte de “Rony”.

Cuando el problema apenas comenzaba, el propio ex director de la institución alcanzó a ser entrevistado por medios de comunicación en esta capital del estado, argumentando que no hubo ninguna “novatada”, sino más bien una “semana de inducción” a la que describió como un ejercicio de adiestramiento.

Días después, específicamente el 26 de agosto, se supo de su detención, así como la de un subdirector y un miembro del Consejo Estudiantil, hecho que ocasionó una mayor movilización de los alumnos.

Los estudiantes no solamente tomaron las instalaciones de la Normal, sino que se apoderaron de la primera caseta de la autopista Durango-Gómez Palacio, la que queda un poco delante de la desviación al Aeropuerto Guadalupe Victoria.

Los alumnos que apoyan al Consejo Estudiantil, realizaron una protesta temporal en la mencionada caseta de cobro, además de realizar algunos actos vandálicos en la carretera Durango-Parral, a la altura de las instalaciones de la escuela.

En dos ocasiones convocaron a la prensa, aunque bajo condiciones reservadas, pues se avocaron a leer comunicados ya preparados, haciendo la advertencia de que no responderían preguntas, además de acusar a la prensa de actuar en contra del pueblo (asumiéndose ellos como el pueblo).

Hay que mencionar que las acciones de protesta y exigencia de libertad, fueron a favor de su compañero y nunca de los exfuncionarios educativos también detenidos, relacionados con el mismo caso.

En determinado momento los jóvenes advirtieron sobre la llegada de alumnos de escuelas hermanas de diferentes zonas del país, que habían arribado a Durango para sumarse a las acciones de protesta.

Empero, nunca se dio alguna movilización en la que se vieran involucrados estudiantes de otras zonas del país, y por lo contrario, las autoridades estatales, como el propio Adrián Alanís Quiñones, secretario General de Gobierno, comenzaron a hablar sobre acercamientos y pláticas con los escolares.

Los ánimos se calmaron cuando el 9 de septiembre trascendió la noticia de la liberación (con restricciones) del miembro del Consejo Estudiantil, e incluso en últimas fechas, Alanís Quiñones declaró que las clases transcurrían con toda normalidad en el plantel.

Ahora, la situación de un gran vuelco con el resultado de los exámenes realizados en el estado de Querétaro y no solamente las tres personas liberadas bajo reserva tienen muchas probabilidades de volver a ser arrestadas, sino también las otras 12 de las que poco se sabe por el momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *