Hacia el nuevo Gobierno (4)

El sábado pasado día 13 del mes, salí a Aguascalientes a los festejos de la Diócesis por las fiestas de la Vírgen de la Asunción, Patrona de la Diócesis; fiestas que sobresalen por su fervor y su esplendor, por la participación de toda clase de personas de dentro y de fuera. A mí me tocó celebrar la Eucaristía el día 13 en la Catedral y predicar sobre la Misericordia, participar en la Eucaristía de Mons. Berlie celebrando un aniversario más de su Ordenación Sacerdotal, participar en la iniciación de un nuevo curso escolar en el magnifico Seminario Diocesano; regresé este martes 16, contento y edificado. El día que llegué a Aguascalientes, recorrí las amplias instalaciones del Seminario y luego me senté a la entrada principal del Seminario, para contemplar el conjunto y conversar con otras personas. Al rato, se sintió un ambiente estremecedor: relámpagos, truenos, viento huracanado y lluvia. Veinte minutos o media hora y todo pasó. Yo, luego llamé por teléfono a Durango preguntando por la situación atmosférica y me informaron que todo estaba tranquilo, a Dios gracias. Pero, ya aquí, vi una nota: “Ejército activo en Santiago Papasquiaro y Durango por inundaciones”.

                  Una buena noticia que me encontré al regresar, es que la Señora Elvira Barrantes de Aispuro, está muy mejorada, esperando regresar pronto a Durango. Luego nos comunicamos  por teléfono y me platicó de su mejoría y de que quizá pronto esté entre nosotros. Me alegro de ello, y doy gracias a Dios.

Aquí me encontré con que la Segob  declaró emergencia en siete municipios: Durango, Gómez Palacio, Canatlán, Mapimí, Rodeo, Santiago Papasquiaro y Tepehuanes. En su favor se activarán los recursos del Fondo para la Atención de Emergencias (Fondem). Ojalá que todos los ciudadanos, sin distingos, tengamos ojos para ver y tender la mano con ojos de misericordia; porque vi otras dos notas: “lluvias ponen en riesgo comunidades aledañas al río El tunal” y también “en alerta población por desfogue de presas”.

Vi también el comentario de Tadeo Campagne, contrariando la opinión del Sr. Cardenal Norberto, sobre la diversidad sexual, indicando: “que es lamentable el discurso arcaico de los jerarcas católicos en el tema del matrimonio igualitario y de su sexualidad, el Sr Cardenal es un jerarca religioso, que no tiene las facultades legales ni de conocimiento para poder hablar del tema”. Resalto yo, que aparte de la capacidad personal del Cardenal Norberto, hago notar que él ha estudiado y leído por muchos años, sobre el tema. Y añado: es preciso, reconocer a Dios como el Ser Superior a nosotros, que existe desde siempre y Quién creó todo lo que existe; y que al crear al hombre “lo creó hombre y mujer” y les dijo “crezcan y multiplíquense” (Gen. 1,27-28).

Felicito a la Secretaría de Educación en el Estado, por llevar adelante el programa “escuelas al 100”, rehabilitando más de 600 planteles de organización completa, en ciudades y cabeceras municipales, en las que, desde hace muchos años no se rehabilitaba su infraestructura hidro-sanitaria, sus baños, su impermeabilización, sus pisos, su mobiliario escolar. También se asignaron 1305 plazas a docentes idóneos.

Nos debe de preocupar, que desde algunos años, la fruticultura va a la baja; ha faltado el fortalecimiento; de 14,000 hectáreas de manzana que habían en Canatlán y Nuevo Ideal, ahora solo son unas 3000; en la Región lagunera melón y sandía; en Nazas y Rodeo, la nuez; en las barrancas de Pueblo Nuevo, el mango y el aguacate. El nuevo Gobierno estatal y la nueva Cámara de Diputados, deberán poner atención a este renglón.

Gracias al esfuerzo de los campesinos, pues los apoyos gubernamentales estuvieron por debajo de las necesidades del campo durangueño, confiando en una buena cosecha en este año, la extensión de tierra sembrada de frijol, de 240,000 hectáreas, que es la media histórica, bajó a 180,000 en este año; 150,000 hectáreas sembradas de avena; 15,000 hectáreas sembradas de trigo; 20,000 hectáreas sembradas de maíz amarillo y 10,000 hectáreas sembradas de cebada. Ojalá, que a la hora de la comercialización, no batallen y no salgan defraudados los campesinos, que aman la tierra y de ella sacan el sustento familiar.

En el Génesis, primer libro de la Biblia, el objeto del primer acto de la acción de Dios, es la  creación del hombre, de la mujer y su espacio vital; en ello, simultáneamente, Dios aparece como jardinero, alfarero y cirujano; los hombres quedan emparentados con la tierra y con Dios; tras los seres humanos,  aparece su espacio vital: el huerto frondoso que se convierte en el objeto de su trabajo, concebido  como algo connatural.

Héctor González Martínez

Obispo Emérito