Bienvenido el Consejo Estatal para la Familia

Por: Víctor R. Hernández
Este martes 23, en quedó formalmente constituido el Consejo Estatal para la Familia, asociación civil integrado por 40 organizaciones sociales provenientes de la sociedad civil, de grupos pastorales católicos y organizaciones cristianas. Un hecho sin precedentes en la historia social de nuestra entidad.
El naciente Consejo, tiene como objetivos primordiales:
1.- Analizar y participar de manera constructiva con las autoridades municipales y estatales en el desarrollo económico de la entidad.
2.- Participar activamente en el mejoramiento de la seguridad pública, aplicación y administración de la justicia.
3.- Fortalecer las políticas públicas en torno a la educación, la vida y la familia.
4.- Contribuir en el mejoramiento de proyectos y programas integrales en los rubros del deporte y la cultura.
5.- Abrir el diálogo con los jóvenes Duranguense para conocer sus inquietudes, fortalecer sus proyectos y participar en sus actividades.
Ayer se tomó protesta al primer consejo estatal que en los próximos 12 meses lo presidiría María del Rayo Fuentes, quien en su primer mensaje abordó los siguientes componentes.
– La familia continúa siendo, con gran diferencia, la institución social mejor valorada por los mexicanos. Así lo confirma el INEGI: nueve de cada diez encuestados sitúan a la familia por delante incluso de espacios tan importantes como los que podemos dedicar a las amistades, el tiempo libre, la política, el trabajo o la religión. Esta valoración positiva no sorprende: de hecho, coincide con el papel que siempre ha jugado la familia en nuestro país.
– Un papel que no sólo tiene que ver al desarrollo de la personalidad de sus miembros, también funciona como escuela de valores, vehículo de transmisión cultural y agente de cohesión e integración social. La familia tiene un enorme peso específico en nuestra forma de ser y de relacionarnos.
– Esta valoración también tiene que ver con el papel que ha desempeñado la familia durante las crisis económicas que han azotado a nuestro país desde la década de los 70s. Del Siglo XX, hasta nuestro días.
– En muchos casos, la familia, ha actuado como red de seguridad y de solidaridad para aquellos que por problemas económicos o de inseguridad, de pronto se ven sin futuro inmediato. En este sentido, la familia ha ejercido una función de amortiguador frente al deterioro social generado por una crisis caracterizada por el desempleo, la inseguridad, la corrupción y la impunidad.
– Frente a tantos prejuicios, los que defendemos a la familia lo hacemos porque ayuda a la maduración de la libertad del individuo, y también porque permite que las personas se desarrollen en un ámbito ajeno a la intervención de los poderes públicos. Lejos de ser una institución sospechosa, la familia es indispensable y eminentemente provechosa para el desarrollo personal y social.
– Por ello, ahora pretendemos que en esta nueva legislatura y nuevo gobierno, las políticas familiares estén en el corazón de la agenda política, con un enfoque integral y una perspectiva de inversión social. Se abre ahora un nuevo período político en el que se tiene que gobernar con perspectiva de familia.
Bienvenido pues, el Consejo Estatal para la Familia