Nuevo Gobierno Municipal

 El jueves de esta semana pasada, mi amigo el Dr. J. Ramón Enríquez rindió protesta y tomó posesión como nuevo Presidente Municipal de la Ciudad Capital del Estado de Durango. Me sumo a las felicitaciones al Dr. Enríquez, por tan emotiva ceremonia y por su proyecto de Gobierno; me sumo a los aplausos y a los buenos augurios de los asistentes. Y en esta columna transcribo algunos párrafos de su magnífico mensaje: ¡Bendiciones y éxitos para el Dr. J- Ramón y para sus colaboradores en los próximos tres años!

                  “Desde joven manifesté mi preocupación social y siempre combiné mi formación profesional con la ayuda social, impartí clases gratuitas secundarias e instalando Centros de salud en colonias populares. En 2005 y 2006, cuando pude servir a los duranguenses como Secretario de Salud, no sólo lo hice con honestidad, sino que en tan solo 16 meses gestioné 16 nuevos hospitales, fundé el Instituto de salud mental, el Centro estatal de trasplantes y logré que se estableciera el Seguro Popular en Durango”.

“Soy un profesionista, un ciudadano como ustedes, que me preparé en Durango y fuera de Durango y regresé a mi tierra a trabajar y a luchar por el bienestar de Durango; esa es la única política que conozco, trabajar por Durango: la medicina y servir a las personas son mi pasión”.

“Ahora, como Presidente Municipal de Durango, estoy en la mejor disposición de seguir trabajando intensamente, para hacer realidad sus sueños y anhelos; he sufrido momentos difíciles en mi vida, pero nunca me he rendido; mis padres me enseñaron  con su ejemplo, que nunca hay que rendirse ante la adversidad para cumplir objetivos, propósitos y metas; por eso, ante los obstáculos, hay que sacar el corazón y toda la energía; y toda esa fuerza la vamos a utilizar para sacar a Durango de su atraso”.

“Hoy Durango inicia un nuevo camino, lo hace porque el pasado 5 de junio, miles de duranguenses decidieron salir a las calles a realizar una votación sin precedentes, la más alta en la historia de Durango, fuimos ejemplo nacional, votó un 58% del padrón electoral y ganamos con contundencia 133,000 votos de ciudadanos que votaron por el cambio, una distancia de casi 42,000 votos con el siguiente candidato, y ese cambio no es solo nuestro, ese cambio es de muchos, de ustedes que lo construyeron en décadas y que hoy es el fruto de todos”.

“Y como lo dije en campaña, más allá de los colores, lo que importa es Durango, una victoria que culminó los esfuerzos por la democracia y la alternancia, de muchas generaciones de duranguenses; un victoria ética ante la trampa; una victoria de fiesta y convicción que no nos llevó ni nos llevará al triunfalismo; tengo plena conciencia, de que una victoria de esta magnitud, implica un gran compromiso con ustedes; tengan la seguridad de que vamos a trabajar sin descanso; hoy necesitamos una sociedad que no solo sea crítica y vigilante; sino también activa y protagonista de los cambios: cambiar el pasado por el futuro no es un mensaje de campaña; de a donde deberemos llevar al municipio; es una idea de fuerza, que refleja sueños y anhelos,  y que se traducirá en acciones de gobierno con un buen gobierno; ahora nos toca, al gobierno en conjunto con los ciudadanos, hacer de Durango, un mejor lugar para vivir, porque juntos logramos el cambio”.

“Yo que siempre milité en la oposición, entiendo este momento, les ofrezco diálogo permanente, y respeto absoluto; la alianza, no sólo es una expresión del proceso electoral, tendrá que ser una expresión de gobierno de coalición incluyente y plural, porque será un proyecto social a favor de todos… en mi gobierno orienta y manda el sentir ciudadano, que sin duda incluirá el tema de la seguridad…, el tema de la industrialización…, habrá grandes inversiones en Durango, cuando tengamos un gobierno honesto que respete la ley y el Estado de Derecho”.

“El tercer eje: transparencia y rendición de cuentas; un buen gobierno es el que tiene buenas prácticas todos los días. El cuarto eje: la política social: nuestros niños y niñas, nuestros jóvenes, hombres y mujeres, madres solteras, adultos mayores, hombres y mujeres del campo serán una prioridad. El quinto eje: apoyo integral al arte y la cultura, al turismo: un Durango limpio y verde con servicios públicos de calidad”.

“Un nuevo reglamento de participación ciudadana; vamos a construir Ciudad Gobierno. La corrupción ha lastimado a Durango; tenemos que enterrar la corrupción, habrá auditorías desde el primer minuto de mi gobierno. Nos proponemos cambiar la corrupción por calles dignas”.

Que Dios bendiga a Durango, en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. AMEN, AMEN, AMEN.

Héctor González Martínez; Obispo Emérito