#PorlaFamilia: una marcha de 1.2 millónes de mexicanos

Por: Víctor R. Hernández
Contra los pronósticos pesimistas y desalentadores difundidos durante toda la semana pasada a través de las redes sociales y los medios de comunicación tradicionales, en el sentido que la #MarchaporlaFamilia sería un fracaso, pues se trataba una marcha de odio, simplemente fue todo un movimiento exitoso.
Miles de ciudadanos de todas las edades, profesiones y creencias, y rebasando por la derecha a las mismas autoridades religiosas, se expresaron abiertamente por avenida 20 de Noviembre con dirección al centro de la ciudad, hasta llegar a la Plaza de Armas, frente a catedral.
Los más pesimistas sostiene que fueron más de dos mil los protagonistas del sábado por la tarde, y los organizadores de la marcha aseguran que lograron convocar a cerca de ocho mil.
Pero más allá de los número, la manifestación del pasado fin de semana fue todo un éxito. Miles de ciudadanos con su familias y sus hijos hicieron de este evento organizado por el Consejo Estatal por la Familia, una verdadera fiesta, dejando en claro que lejos de estar en retirada esta figura básica de la sociedad, el desafío equivocado, lanzado por el presidente Enrique Peña Nieto el pasado mes de mayo a través de su iniciativa constitucional, los está fortaleciendo y reagrupando en todo el país.
De acuerdo con reportes preliminares recabados por el Frente Nacional por la Familia en 75 ciudades, se tiene contabilizada la participación de 1 millón 20 mil personas, que salieron a las calles de manera pacífica para expresar su respaldo a la familia. Tan sólo en Guadalajara, Jalisco, se estima de manera preliminar la participación de 250 mil personas. En lo que constituyó una gran celebración por el matrimonio y la familia, decenas de miles de mexicanos se pusieron de pie para marchar unidos por la institución fundamental de la sociedad y alzar su voz en un tema que define el porvenir de México e hicieron resonar un vigoroso “¡Sí a la familia!” “¡Sí al matrimonio natural!” “¡Sí a la libertad de expresión!” No obstante, dejaron muy claro que su manifestación “no busca ofender a nadie”, porque “respetamos la dignidad de toda persona, independientemente de su forma de vivir y convivir, porque sabemos que ante todo somos seres humanos y hay un lazo fundamental que nos hermana”. En el posicionamiento oficial que se leyó en todas y cada una de las marchas por la familia, los representantes del Frente Nacional por la Familia destacaron tres mensajes: 1) La familia es la célula básica de la sociedad y, por lo tanto, hay que protegerla. El matrimonio entre un hombre y una mujer tiene una naturaleza específica con fines muy claros, como lo son la transmisión de la vida, la educación de los hijos, la unidad de los esposos; todo ello en un marco de permanencia, exclusividad, complementariedad sexual y afectiva, que protege a todos los miembros de la familia, especialmente a los más débiles. Los padres de familia tienen derecho a educar a los hijos en las convicciones y principios que consideren mejores para su desarrollo personal, y no que el Estado los sustituya en dicha tarea. 2) Por esta postura a favor de la familia, rechazan las iniciativas del Ejecutivo Federal, que la atacan e intentan imponer la ideología de género; iniciativas y medidas que buscan redefinir el matrimonio, subordinar la política interior y exterior del país a la agenda de género, así como ideologizar la educación. En este sentido, advierten al presidente Peña Nieto, a políticos de todos los partidos e instancias de gobierno, legisladores, jueces y magistrados, que la superación de los problemas de México y su desarrollo dependen de que se fortalezca a la familia. Y les pidieron que incluyan en su agenda la perspectiva de familia en las políticas públicas, que ayuda realmente al desarrollo del país, y no la ideología de género que atenta contra ese desarrollo. 3) Invitaron a todos los mexicanos a difundir este mensaje y el sentido de esta marcha a sus amigos, a sus familiares, en sus trabajos, en las escuelas, en los medios de comunicación, en las organizaciones a las que pertenezcan. Asimismo, ubicar a su diputado local, federal, senador, gobernador, los distintos candidatos, y pedirles que apoyen a la familia, aprobando la primera iniciativa ciudadana en la historia de México, respaldada por más de 250 mil firmas, y de cualquier otra iniciativa de ley que busque proteger desde el Artículo 4º Constitucional la institución del matrimonio entre un hombre y una mujer; además, rechazar el paquete de iniciativas presentado por el titular del Ejecutivo Federal en mayo pasado. Y finalmente, promover la marcha nacional del próximo 24 de septiembre en la Ciudad de México, que partirá a las 12 del día del Auditorio Nacional rumbo al Ángel de la Independencia.