Avanzan negociaciones para Junta de Coordinación Política

 Los cambios no deben generar una variación considerable 

en tema financiero del Congreso

Texto: Daniel Ortiz

Ricardo Fidel Pacheco Rodríguez, representante del grupo  parlamentario del PRI,  presidirá la Junta de Coordinación Política que reemplazará a la Gran Comisión, mientras que Jorge Salum del Palacio, diputado del PAN,  estará al frente de la Mesa Directiva.

Al cabo de un año los roles se invertirán, aunque la presidencia de la Junta deberá quedar en manos de Rodolfo Dorador Pérez Gavilán, quien es representante del grupo parlamentario del PAN, mientras que  el PRI tendrá la Mesa Directiva.

Para los diputados Rodolfo Dorador y Ricardo Pacheco, este cambio de organización y representación legislativa, no deberá representar variantes significativas en el presupuesto anual del Congreso del Estado de Durango, el cual a consideración del priista es escueto (0.8% del Presupuesto de Egresos del Estado), mientras que para el panista, dicha transición no tiene por qué impactar el ámbito financiero.

Actualmente el Congreso del Estado cuenta con un Presupuesto Anual de más de casi 180 millones de pesos, cantidad de la cual tres millones 720 mil pesos son de la Gran Comisión, recurso que en su mayoría está destinado a los Servicios Generales.

Básicamente, con la creación de la Junta, solamente habría que cambiarle la etiqueta al dinero que se entregaba a la Gran Comisión y direccionarlo ahora al nuevo órgano.

Mejor organizados

El diputado Rodolfo Dorador Pérez Gavilán, explicó que la idea es que la Junta de Coordinación Política sea presidida el primer año por el partido mayoritario en el Congreso, es decir, el Revolucionario Institucional (PRI).

Para presidir dicha Junta se perfila Ricardo Fidel Pacheco Rodríguez, quien durante la primera sesión del Congreso, fue electo Presidente de la Gran Comisión, nombramiento que se tuvo que dar para cumplir con la normativa vigente.

Para el segundo se pretende hacer una rotación para que el partido que tiene la segunda mayoría, es decir, Acción Nacional (PAN), tome las riendas de la Junta.

Mientras que el PRI mantiene el liderazgo de la Junta de Coordinación Política, durante el primer año, la Mesa Directiva estará en manos del partido con la segunda mayoría. Para el segundo año los roles simplemente se invertirán.

La Mesa Directiva será la representación oficial de los diputados, ante los poderes Ejecutivo y Judicial, mientras que la Junta es el “motor” el Gobierno interno de este parlamento.

No existe la necesidad de hacer crecer el presupuesto para la Junta Directiva, con relación al que se asigna para la Gran Comisión, ni tampoco el que se destina a la Mesa Directiva.

Dorador Pérez Gavilán subrayó que un cambio que será muy notorio en torno a la Mesa Directiva, es que su duración será de un año, y ya no será electa cada mes, con la posibilidad de hacer cambios cada semestre.

La intención del PAN es que Jorge Salum del Palacio, quien fue nombrado presidente de la Mesa Directiva para septiembre, con base en la Ley Orgánica del Congreso del Estado de Durango, se mantenga al frente de la misma, al momento de que se modifique la ley.

La Mesa Parlamentaria estará integrada por los representantes de los grupos parlamentarios, que integran el Congreso del Estado, teniendo a  Ricardo Pacheco, por el PRI, al Rodolfo Dorador Pérez Gavilán, por el PAN y Elia Estrada Macías, por el PRD, además de las representaciones parlamentarias y los partidos que tengan aunque sea un diputado.

La dinámica de ambas figuras que forman parte del Legislativo, da un cambio en la dinámica que tenían con anterioridad, pues por una parte, la Mesa Directiva era cambiada hasta en 36 ocasiones, mientras que en un caso totalmente opuesto, la Gran Comisión, aunque llegara a sufrir cambios en su estructura, siempre estaba a cargo de un solo partido.

Van bien las negociaciones

Rodolfo Dorador aseguró que se están llegando a muchos acuerdos, en el marco de los primeros 10 días de funciones de la LXVII Legislatura, que a diferencia de otras, tendrá una duración de dos años,  con el objetivo de ajustarse al Proceso Electoral Nacional del próximo 2018.

El panista se dio tiempo para adular a Ricardo Pacheco, a quien calificó como un hombre capaz y de mucha experiencia, lo que facilitará el trabajo al interior del grupo parlamentario que coordina, con miras a lograr los mejores acuerdos en este Parlamento.

“Estamos ante una demanda ciudadana muy grande, así como una enorme expectativa de cambio, por lo que los diputados no podemos quedarnos cortos  ante los compromisos que van de la mano con la llegada de un nuevo Gobierno”, apuntó el ex diputado federal.

Anticipó que Acción Nacional y el Partido de la Revolución Democrática (PRD), que llegaron al Congreso, al Gobierno y a varias Alcaldías en alianza, aspiran a 13 o 14 presidencias de comisiones, perfilando a José Antonio Ochoa para la de Seguridad Pública y la de Estudios Constitucionales, debido a las credenciales que lo avalan, mientras que Patricia Jiménez, podría quedarse en la de Hacienda, Presupuesto y Cuenta Pública.

Por el PRI, Jacqueline  del Río López, ya preside la Comisión de Gobernación, mientras que Luis Enrique Benítez se perfila para la de Justicia y Francisco Ibarra para la de Asuntos Agrícolas.

Hay equilibrio

Ricardo Fidel Pacheco Rodríguez, manifestó que los cambios que  vienen para el Congreso del Estado de Durango, traerán un equilibrio en la forma de legislar; por lo pronto, los acuerdos y negociaciones en las que se han visto inmersos los diputados, ya son una muestra de la voluntad política que existe.

Con relación a la posibilidad de que se registre un incremento a la partida presupuestal que se da a la actual Gran Comisión, al entrar en funciones la nueva Junta de Coordinación Política, dijo no saber si esto pueda ocurrir.

Dijo que en caso de que suceda, hay que tener presente que el presupuesto anual del Congreso es equivalente al 0.8 por ciento del  presupuesto del Estado.

Sin embargo, se prevé que estos cambios que se darán en la Legislatura, tengan el menor impacto posible en el tema económico, ya que incluso parte del objetivo que se buscó con la reducción del número de diputados, es el ahorro financiero.

“Queremos un Congreso más representativo, eficaz y cercano a la gente, de tal manera que los ciudadanos se sientan mejor representados, con todo y las modificaciones que en un principio se estarán dando”, apuntó el ex diputado federal.

Manifestó que las pretensiones del tricolor, del albiazul y del partido del sol azteca en torno a las comisiones de trabajo legislativo, han sido puestas sobre la mesa y de entrada todas son congruentes, por lo que no vio mayor problema en este tema.