Gobierno innovador y transparente, objetivo de José R. Enríquez Herrera

Claudia Hernández: “Aviadores” del municipio se irán, advierte

Texto: Daniel Ortiz

La implementación de una “Ciudad Gobierno”, que incluso podría hacerse en el mismo terreno en el que hoy opera la Unidad Administrativa Municipal, la eliminación de la nómina de “aviadores” (que sí los hay), sesiones de Cabildo matutinas, licitaciones transparentes, la atención ciudadana en el Museo de la Ciudad y en sus mismas colonias, son algunas de las acciones en las que ya se enfila el Gobierno de José Ramón Enríquez Herrera.

Así lo mencionó Claudia Hernández Espino, secretaria del Ayuntamiento, en entrevista para la Mesa de Análisis Ciudad 2.0, quien no dudó en señalar que las personas que cobran sin trabajar o las que solamente van a checar, serán cortadas de la nómina.

Advirtió que existen varios de estos casos, aunque se reservó a dar alguna cantidad, la cual se obtendrá con exactitud una vez que concluya la auditoría que se aplica a las distintas áreas del Ayuntamiento.

“Fueron los propios trabajadores que sí desquitan su salario, quienes abordaron a los equipos de la entrega-recepción para darles información sobre varios casos de este tipo”,  declaró.

Adiós a las bardas

Una de las primeras cosas que hizo José Ramón Enríquez Herrera, incluso antes de terminar de nombrar a todos los integrantes de su equipo de trabajo, fue ordenar la demolición de la barda perimetral de la Unidad Administrativa, bajo la “bandera” de tener un Gobierno de puertas abiertas.

Sobre el tema, Claudia Hernández, mencionó que había muchas personas que preguntaban que había detrás de esa barda y cuando les respondían que la Unidad Administrativa, también se quedaban con la duda. Para otros, es el lugar al que hay  que ir a pagar el Predial y las multas, pero nada más.

“El derribo de las bardas de esta unidad, en donde antes operaba la Carnation, simboliza la llegada de un Gobierno transparente y de puertas abiertas. Ahorita que están trabajando, la imagen no es muy buena, pero hay un proyecto muy interesante para implementar áreas verdes, pues queremos que además de accesible, el lugar quede bonito”, apuntó.

Respecto a las condiciones de seguridad que ahora se requieren, tras la eliminación de una barde que protegía los amplios espacios de vidrio, así como cierto mobiliario, consideró que es necesario fortalecer la cultura de respeto.

“Nuestros padres nos cuentan  cómo vivían en sus casas con las puertas abiertas la mayor parte del día y no pasaba nada. La idea es retomar ese ritmo y calidad de vida, por lo que es necesario analizar en determinado tiempo el resultado del cambio”, expuso.

A veces hay resistencia al cambio, pero los ciudadanos ya pueden ver que hay una forma diferente de gobernar, desde el pasado 1 de septiembre, cuando desde primera hora se emprendieron acciones necesarias para mejorar las condiciones de esta capital de Durango.

Ciudad Gobierno

Mencionó que no se descarta la posibilidad de que este espacioso inmueble se convierta en la “Ciudad Gobierno” que ya había anunciado José Ramón Enríquez Herrera, una semana después de las elecciones, en este espacio de Ciudad 2.0.

Hernández Espino, reiteró la intención de concentrar todas, o la mayoría de las dependencias municipales en un solo edificio, lo que facilitaría la atención a los ciudadanos.

“Esto lógicamente no se ejecutará de un día para otro, pues implica una cantidad importante de gasto, por lo que se tiene que planear muy bien el trabajo para poderlo concretar en los tres años de gestión que se vienen.

Remarcó que aunque todavía se buscan espacios que hagan factible el proyecto, no se ha suprimido  la idea de aprovechar la actual Unidad Administrativa, cuyo edificio y terreno son propiedad del Municipio de Durango.

Y aunque de momento la Secretaria del Ayuntamiento dijo no tener el dato a la mano, respecto a la cantidad de dinero que se gasta en el arrendamiento de edificios para las diferentes direcciones e institutos del Ayuntamiento, mediante consulta de esta redacción, se tuvo que son alrededor de 470 mil pesos mensuales los que se erogan por este concepto, es decir, más de cinco millones 600 mil pesos al año.

Manifestó que para lograr consolidar este proyecto, será determinante la gestión de recursos económicos ante las instituciones competentes, pues es un hecho que el dinero propio apenas alcanza para “pasarla”.

Gabinete bajo escrutinio

Con relación a la exigencia formal que los regidores de la fracción del Partido Revolucionario Institucional (PRI), realizaron para comprobar la legalidad para que Francisco Bueno Ayub, pueda desempeñarse como Director de Administración y Finanzas.

La entrevistada se concretó a comentar que el Área Jurídica del Municipio ya se aboca a realizar el análisis del perfil de este ciudadano, que en caso de presentar una irregularidad en el nombramiento, se tendrá que respetar la ley.

José Ramón Enríquez sabe de las inquietudes que han surgido respecto a Francisco Bueno, pero también está consciente del trasfondo político que puede existir en torno al caso.

Es de recordar que luego de ratificarlo el jueves 1 de septiembre en Sesión de Cabildo, los regidores priistas dieron el visto bueno al nuevo Tesorero Municipal y a otros tres directores que fueron ratificados por unanimidad.

Sin embargo, pasó poco tiempo para que los ediles del tricolor cambiaran de parecer, ya que en primera instancia alegan que  Francisco Bueno no tiene los cinco años de radicar en el estado, que se necesitan para ocupar un cargo público.

De entre el resto de los perfiles que llegaron a reforzar el Gabinete de Enríquez, llama la atención la inclusión de Jaime “Batata” Correa, ex futbolista profesional que llegó a ser seleccionado nacional y que venía formando parte del Club Pachuca.

Hay varios elementos con experiencia en la administración pública y otros que apenas inician, no obstante, se trata de un equipo de personas dispuestas a trabajar y a dar todo de su parte para atender las prioridades de Durango.

El Gabinete Municipal  tiene pocos elementos de filiación panista, entre los que se encuentra la propia Claudia Hernández Espino, en la Secretaría del Ayuntamiento, Noel Flores Reyes, en el Juzgado Administrativo, Francisco Bueno Ayub, Luis Galindo Ramírez, de Desarrollo Social y Juan César Quiñones Sadek, en el Instituto Municipal de la Vivienda.

El resto de los funcionario que ahora están en plena dinámica de trabajo provienen del Partido de la Revolución Democrática, se han desligado de otros institutos políticos, o bien, son perfiles ciudadanos, situación que se deriva del esquema de coalición mediante el cual se obtuvo la alternancia.

“Todos estamos conscientes de que estamos a prueba; en su momento el Alcalde refirió que haría una evaluación y con base en los resultados se harán los ajustes necesarios. Sabemos que día llegamos, pero no sabemos cuándo nos vamos”, anotó la ex diputada local.

El propio José Ramón valorará su mandato, lo que da certeza a los ciudadanos, respecto a la manera  en la que se va a gobernar durante este trienio en el que por primera vez se tendrá la oportunidad de la reelección.

Las reglas

Claudia Hernández habló de la necesidad de hacer algunos cambios al Bando de Policía y Gobierno, con la intención de fortalecer áreas que requieren de un mayor impulso, como es la Dirección de Medio Ambiente, la cual está muy limitada, a pesar de que le corresponde atender un tema que ha cobrado mucha importancia con el paso del tiempo.

En contraparte, hay otras instancias que están muy “robustecidas” y en las que se debe crear un equilibrio, con el objetivo de que su desempeño realmente tenga un impacto favorable para los ciudadanos.

“Queremos hacer una reingeniería que fortalezca la participación ciudadana y que a la vez blinde las finanzas; como el hecho de dar una mayor apertura en torno al Instituto Municipal de Planeación, así como bajar al terreno local el Sistema Anticorrupción”, dijo.

Habló también de la posibilidad de involucrar a la población en asuntos como los retenes anti-alcohol, operativos que para algunos son bien vistos y para otros son abusivos.

Pero si los padres de familia y otros sectores de la sociedad, se involucran y participan en estas acciones, es muy seguro que no sólo la percepción, sino la eficacia de estas acciones, pueden mejorar de manera significativa.

Entre algunos de los cambios que vienen con el nuevo Gobierno, también está el cambio de horario de las sesiones de Cabildo, las cuales por lo general se estaban llevando a cabo los jueves a las 18:00 horas.

Claudia mencionó que el Presidente Municipal tiene la intención de poner las sesiones en horario matutino, en un día que resulte flexible para los ciudadanos, de tal manera que puedan tener todas las facilidades para acudir y si es necesario participar.

Enríquez tiene también la intención de despachar en el edificio ubicado en la esquina de la avenida 20 de Noviembre y la calle Victoria, en el Museo de la Ciudad, el cual seguirá operando como tal, pero tiene espacio suficiente para instalar una oficina de atención ciudadana.

Existe también el compromiso de salir un día de la semana a las colonias a escuchar de viva voz las necesidades de la gente.