HRB: 30 empresas participan en Programa Emergente de Empleo

El pavimento dañado es una superficie de 9 millones

 de metros cúbicos

Texto: Emmanuel Salazar

Para contrarrestar las grandes dificultades que vive la ciudad en 9 millones de metros cuadrados de pavimento en mal estado, el nuevo gobierno municipal lanzó como una de sus primeras estrategias el Programa Emergente de Bacheo.

La iniciativa que propició buenos comentarios, pues se lanzó incluso momentos antes de la toma de protesta del presidente municipal, José Ramón Enríquez Herrera, levantó ciertos comentarios respecto a su estructura jurídica.

Sin embargo, sobre el particular Humberto Rosales Badillo, nuevo titular de la Dirección Municipal de Obras Públicas aclaró que las cerca de 30 compañías constructoras que se integraron al plan municipal de bacheo, lo hacen bajo contratos de asignación directa por lo que el monto tope de las intervenciones alcanza poco más de 500 mil pesos.

Aunado a esas asignaciones directas pactadas entre socios de la Cámara de la Industria de la Construcción, los acuerdos entre las nuevas autoridades municipales y los constructores locales radica en el hecho de que los pagos de dichos trabajos habrán de poderse realizar hasta enero del próximo año, cuando la administración cuente con mayor liquidez.

“Cada empresa constructora está participando con uno o dos camiones, estamos hablando de más de 30 empresas, y los montos que nos permiten la Ley de Obra Pública para asignar, pero para nada rebasan lo que vamos a gastar en cada empresa”, precisó Rosales Badillo.

“O sea queremos manejarlo que son asignaciones directas, que no rebasan los montos oficiales”.

Cuestionado sobre el tope que tiene una asignación directa, Rosales Badillo, precisó que se trata de 533 mil pesos, por cada empresa, sin embargo, descartó que por contrato se pueda llegar a acercar a ese monto en cada empresa.

Asumió que el programa de Bacheo Emergente corresponde a un esquema desarrollado por la nueva administración aún y cuando el mismo se lanzó apenas minutos después de la toma de protesta del nuevo presidente municipal.

Reiteró que el programa Emergente de Bacheo habrá de concluir seguramente a finales de año, cuando justo se pueda emitir pagos, los cuales habrán de liquidarse a principios del siguiente año.

“Yo calculo que se nos va a llevar lo que resta del año (con el programa)”, preciso.

En ese contexto, descartó que el trato comercial establecido con los constructores genere algún compromiso para poder ser sujetos a recibir obra de la administración municipal en los siguientes años.

“No hay ningún compromiso, cualquier empresa registrada en el padrón de contratistas puede participar, ahorita lo que estamos haciendo es, que se les elaboró un contrato, que se está haciendo con cada empresa y no hay ningún compromiso a futuro”, precisó Rosales Badillo.

“Es más estamos dando trabajo, nos están esperando con el pago, esto es un beneficio directo para los constructores”.

El director aclaró que los constructores que se han sumado al programa Emergente de Bacheo no lo están haciendo de a gratis, pues se les pagará en su momento como cualquier otra empresa.

“Claro, olvídese, se hizo un contrato para cada empresa, se les va a pagar hasta el último bache que hayan tapado, esto es una prestación de servicios, bajo un contrato, el cual tiene una orden de compra y se les paga, no es gratis, para nada”, precisó Rosales Badillo.

Para el responsable de la conservación y construcción de vialidades bajo el nuevo gobierno municipal, el alcalde Enríquez Herrera, pretende dar un toque a su administración de una presidencia comprometida con las obras.

“El reto principal del presidente municipal es que es un presidente constructor, él quiere desarrollar un sistema el cual le permita a la ciudadanía, vivir en las mejores y óptimas condiciones, mejorar los pavimentos asfálticos, mejorar los pavimentos de concreto, generar parques, arborizar, el presidente está comprometido en hacer muchísima obra estos tres años”, subrayó Rosales Badillo.

Para la Dirección Municipal de Obras Públicas la mayor problemática del pavimento en malas condiciones se concentra en las vialidades principales de la ciudad en donde se concentran los pavimentos más desgastados por concentración de humedad, ante alcantarillas saturadas de basura.

“Estamos haciendo un diagnóstico total del pavimento, cuáles son las causas, para poder evitar de manera preventiva los problemas”, dijo.

Cuantificar las dimensiones del problema de baches, añadió el Director, es difícil de establecer toda vez que se presentan diariamente nuevos hoyos ante la presencia constante de lluvias y la humedad persistente en la ciudad.

Al ser cuestionado sobre si la administración municipal podría aplicar el esquema desarrollado en los trienios de 1992 a 1998, en donde los ayuntamientos petistas, ejecutaron la obra pública y evitaron licitar las obras, Rosales Badillo descartó esa situación.

“No, nosotros las instrucciones que hemos recibido es que la obra la tienen que hacer los constructores, porque ahí es donde se derrama economía y en donde el círculo empieza a permear para que las empresas contraten ladrillos, contraten cemento, contraten empleados, paguen seguro social, de otra manera se vuelve una gran constructora el ayuntamiento, una gran constructora” argumentó.

“El ayuntamiento tiene que ser un gran organizador, un gran administrador el cual reparta la obra de manera equitativa entre los constructores”.

Y ante la existencia de tantos baches incluso en vialidades que tuvieron intervenciones recientes, aseguró realizar una revisión para evitar contratos a empresas que hayan presentado deficiencias en las tareas de conservación o construcción.

“Estamos haciendo una evaluación de qué empresas, qué contratos de obra hicieron, y estamos haciendo una evaluación muy detallada para evitar caer en condiciones iguales”, dijo.

A Rosales Badillo se le cuestionó sobre si la Dirección podría recurrir a hacer efectivas las garantías con el objetivo de lograr enmendar aquellas vías que hayan recibido atención y hoy tengan ya baches o fallas, lo cual no fue descartado.

“Claro, si jurídicamente llegamos a ese punto, vamos hacer uso de las finanzas, solamente y cuando sea necesario”, dijo escuetamente.

Ante la insistencia sobre si se tomaría alguna otra acción para conminar a constructores a dejar obras con la calidad que se requiere, reiteró que las fianzas sirven para asegurar trabajos bien realizados.

“Las fianzas son para eso, las finanzas se respaldan, se sustentan, solventan los montos de obra tanto del anticipo como del finiquito, y las fianzas son instrumento muy bueno que le ayudan al ayuntamiento para poder proceder”, abundó Rosales Badillo.

Las fianzas, agregó, tienen distintos plazos de validez, dependiendo del tipo y el monto de obra. Sin embargo, regularmente van de seis a 18 meses la vigencia para hacer válido algún reclamo sobre la obra, precisó.

En ese contexto aceptó que la actual administración municipal cuenta con margen de tiempo para poder proceder a hacer válidas las fianzas que dejaron los constructores en obras ejecutadas hace año y medio en la ciudad.

De acuerdo a un avance preliminar de la dependencia en materia del combate a los baches, el municipio cuenta con 460 toneladas de mezcla asfáltica para dar condiciones de rodamiento en las calles de la ciudad.

La mezcla en cuestión, cuenta con polímeros que permiten trabajar más eficientemente ante la humedad, pues el material es diferente al que tradicionalmente se ha usado en la ciudad.

Una semana después de arrancar el programa en la ciudad, las cuadrillas habían podido desplegar acciones de bacheo en calles como Madero, Negrete, Juárez, Zaragoza, Zarco, Independencia, Apartado, Blas Corral, Porras y María Bayona.

Además, en los bulevares se habían logrado avances en Francisco Villa, De la Juventud, Avenida División Durango, Enrique Carrola Antuna, Nazas y San Ignacio, entre otras vialidades principales.

La mezcla elaborada con asfalto FR3 a base de polímeros, es una carpeta que puede contar con uno, dos y hasta tres riegos, según una explicación del portal Arqhys Arquitectura, mismo que explica que el grosor de ese tipo de carpeta significa un espesor de la carpeta de 10 a 25 milímetros.