EL INICIO DE AISPURO

DAVID MENDÍVIL

            Se acerca el momento de partir plaza como gobernador del estado para José Rosas Aispuro Torres, siendo de suma importancia quienes harán el paesillo con él como miembros de su cuadrilla, y ahí es donde se hace necesario que sea gente de confianza y cercana.

Desde que se dio a conocer la lista de quiénes eran los encargados de recibir las secretarías del nuevo gobierno, se especuló de sobre manera en quiénes serían sus titulares, por lo que se tuvo que dar el mensaje de que esos nombres se conocerían hasta el día de la toma de protesta, sin embargo, hay nombres que necesariamente acompañarán al nuevo gobernador. El tiempo es un factor, y la entrega de buenos resultados deberá de dar indicios firmes y sólidos para no terminar de manera abrupta la “luna de miel” con los ciudadanos.

Fueron tres las personas que apostaron y acompañaron al de Tamazula durante la campaña y que lo acompañarán cuando menos en el inicio del gobierno:

Adrián Alanís Quiñones literalmente quemó sus naves en Topolobampo, para regresar a Durango e involucrarse completamente en la campaña de la causa de Rosas Aispuro. Por lo anterior y el movimiento político que ha tenido es quizá uno de los dos finalistas para ocupar la secretaría de gobierno, teniendo la posibilidad de ser la mano derecha del nuevo gobernador, y tener el espacio del manejo de temas políticos, misión que se le debe de dar a alguien de confianza probada.

Juan Carlos Maturino Manzanera, se convierte en la otra mano de Rosas Aispuro, por lo que puede llegar a ser considerado como el responsable del despacho del gobernador, quedando cubiertos así ambos flancos el Ejecutivo.

Las acciones que el nuevo mandatario realice  serán encausadas mediáticamente por Alejandro Álvarez Manila, quien fue el responsable de la comunicación de la campaña electoral.

Desde luego que meter las manos al fuego por todo un gabinete es complejo, pero quien comanda un gobierno lo puede hacer por los más cercanos.

Este jueves conoceremos quiénes conforman el gabinete del gobierno del estado, y de un inicio hacer el análisis de esos perfiles, y ver cómo inician las primeras acciones de gobierno y mantener las expectativas del ciudadano, caso contrario, iniciará un desencanto.