China pone en órbita su primera estación espacial esta noche

El Gigante Asiático ha comenzado a llenar los tanques de combustible del cohete ‘Gran Marcha-2f t2’ con el objeto de enviarlo al espacio la noche de este jueves el laboratorio espacial chino ‘Tiangong-2’.

La subdirectora de la oficina de ingeniería espacial tripulada, Wu Ping, informó que el tanque comenzó a llenarse la tarde de este miércoles y se hacen los preparativos para que el despegue se realice hoy a las 22:04 horas (14:04 GMT) de hoy.

El laboratorio espacial Tiangong-2 partirá de Centro de Lanzamiento de Satélites de Jiuquan, desierto del Gobi, noroeste chino.

El Tiangong-2 tiene un peso total de 8.6 toneladas; orbitará a una distancia de la Tierra de 380 kilómetros para sus primeras pruebas; China prevé establecer una estación tripulada permanente hacia el 2022, y el Tiangong-2 sentará una base para su construcción y operación.

En octubre próximo, la nave tripulada Shenzhou-11 llegará al Tiangong-2 con dos astronautas entre mediados y fines de octubre, para una estancia de 30 días.

En abril de 2017, otra nave bautizada como Tianzhou-1 partirá rumbo al laboratorio para acoplarse y abastecerlo de suministros como combustible, explicó Wu Ping; así mismo, para esta fecha se evaluarán la tecnología del reabastecimiento de combustible, la reparación de equipo en órbita, y aspectos de estancias prolongadas de astronautas en el espacio.

China espera que el Tiangong-2 operará por dos años, al menos, y abrirá un nuevo paso en materia de experimentos en ciencias espaciales en relación con investigaciones anteriores.

Tiangong-2 mide 10.4 metros de largo y 3.35 metros en su diámetro máximo.

El laboratorio espacial incluye mejoras para que los astronautas lo habiten en estancias más prolongadas —hasta por 360 días—, además de que cuenta con capacidad para la recepción de naves tripuladas y de carga.

Los próximos astronautas que viajarán al espacio en octubre realizarán experimentos de medicina y biología espacial, reparación de equipo en órbita en áreas de transmisión cuántica, relojes atómicos espaciales e investigación de tormentas solares: unos 40 experimentos de ciencia y aplicación espaciales.

En colaboración con científicos suizos y polacos, harán pesquisas del programa POLAR, a fin de estudiar explosiones de rayos gama; y otro experimento llamado ‘reloj atómico espacial frío’, que se desajusta un segundo cada 30 millones de años, aproximadamente.

Wu señaló que los resultados obtenidos serán compartidos con todos los países, en especial con las naciones en desarrollo.