Mercosur bloquea la presidencia de Venezuela; amenaza con suspenderla

A manera de ultimátum, los países fundadores del Mercador Común del Sur (Mercosur) —Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay—decidieron que asumirán de forma colegiada la presidencia del grupo en el actual semestre, en lugar de turnarla a Venezuela, y emplazaron al gobierno de Nicolás Maduro a cumplir “sus obligaciones” antes del próximo 1 de diciembre, so pena de ser suspendida.

La decisión fue comunicada la madrugada de ayer por la cancillería brasileña en un comunicado donde informa que los cuatro países fundadores del bloque emitieron una declaración conjunta en la que le exigen que incorpore la “normativa esencial del bloque en su legislación nacional”, comunicó la cancillería paraguaya.

NORMAS. Se espera que Venezuela adopte una serie de normas para facilitar el comercio dentro de la organización y proteger los derechos humanos, a raíz de la crisis que enfrenta el gobierno venezolano con la oposición.

El canciller de Brasil, José Serra, dijo que la decisión se tomó para “preservar y fortalecer Mercosur”.

La “declaración conjunta relativa al funcionamiento del Mercosur y al protocolo de adhesión” de Venezuela, firmada por los cuatro ministros de exteriores, “establece que la presidencia del Mercosur en el actual semestre no será transmitida a Venezuela, y será ejercida mediante la coordinación entre Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay”.

DECISIÓN. Los cuatro países podrán “adoptar las decisiones necesarias en materia económico-comercial y en otros temas esenciales para el funcionamiento del Mercosur”, así como “en las negociaciones comerciales con terceros países o con bloques de países”, precisa la declaración.

El comunicado advierte además al gobierno de Nicolás Maduro, que vive un duro enfrentamiento con la oposición, que su país será “suspendido del Mercosur” de no adoptar el conjunto de sus acuerdos y normativas jurídicas.

Venezuela debía asumir la presidencia del bloque en julio pasado, después de Uruguay, siguiendo un orden alfabético de sucesión.

TENSIÓN. Las tensiones entre Venezuela y sus socios del Mercosur aumentaron desde la llegada al poder de gobiernos liberales de centroderecha en Argentina, con Mauricio Macri, y en Brasil, donde Michel Temer asumió la presidencia tras la destitución en agosto pasado de la mandataria de izquierda Dilma Rousseff.

El canciller brasileño, José Serra, aseguró la semana pasada que su país considera que “Venezuela vive bajo un régimen autoritario, no democrático” y argumentó que “un país que tiene presos políticos no puede ser un país democrático”.

Y la situación se tornó más crítica en los últimos días tras la detención en Venezuela del periodista chileno-venezolano Braulio Jatar.

RESPUESTA. Al respecto, la ministra venezolana de Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, dijo ayer a través de varios mensajes en su cuenta de Twitter, que el veto a su presidencia pro témpore del Mercosur, pronunciada por los fundadores del bloque, vulnera la legalidad del grupo.

Rodríguez acusó a la llamada “triple alianza”, de los gobiernos de Argentina, Brasil y Paraguay de impulsar con “artimañas antijurídicas” el veto de Venezuela a la presidencia del bloque y “no permitiremos violaciones a los tratados”, subrayó la jefa de la diplomacia venezolana.