Las mejores páginas de la web

Por: Los Reporteros de LaSemanaAhora
PRIMER ACTO.- LAS MEJORES PÁGINAS EN LA WEB

Una de las tendencias que se ha venido fortaleciendo a lo largo de este año, es la atención que varias empresas periodísticas le están poniendo al diseño y relanzamiento de sus páginas Web. Finalmente han entendido la necesidad de complementar los contenidos del medio impreso, con el diseño y lo dinámico que es la página multimedia.

Por ello, al realizar un recorrido por las páginas Web de los principales diarios de la capital, encontramos la siguiente realidad.

– La mejor página diseñada, aunque un poco limitada en contenidos y productos complementarios como audio, videos, animaciones, notas complementarias, es La Voz de Durango, la página Web, hoy por hoy más atractiva y ordenada.

Es la página en la que encontramos el mayor porcentaje de información local sin tantos rodeos o trámites. Dejan la información nacional en segundo plano, al igual que lo deportivo y el panorama internacional.

– El Siglo de Durango es la página que sigue en cuanto a orden, contenido y diseño. Aunque es una de las que tiene mayor tráfico, junto con la de Contacto y Contexto, es atractiva aunque de pronto cae en un desorden al no jerarquizar la información y pretender amontonarla considerando que toda es importante. La información local no tiene un espacio definido en la portada; se intercala con todo tipo de noticias.

– Le sigue El Sol de Durango, medio que no tiene una política editorial definida en su página Web. Coloca una nota destacada local y de repente una nota nacional, pero vale la pena recorrerla porque contiene mucha información local, como la de La Voz. Su formato es básico, carece de diseño y un punto de enfoque atractivo. Toma el mismo formato que la Web nacional de la OEM.

SEGUNDO ACTO.- LAS MENOS ATRACTIVAS Y CONFUSAS

– El periódico Contacto Hoy, de Jorge Blanco es el más colorido y   pésimamente diseñado. Tiene tantos  elementos que compiten todos contra todos. De entrada contiene poca información y su fuerte, en la primera plana, es lo nacional y no lo local. Le da más importancia a la información en formato Twitter. Es complicado recorrer la página e ir con facilidad a las secciones.

– Algo semejante sucede con Victoria de Durango. Además de carecer de un formato amigable que se vea en cualquier plataforma, carece de escasa información y mucho colorido. Como que se han esforzado en darle una presencia muy llamativa, pero han descuidado lo fundamental: el contenido variable y lo amigable que debe ser el formato en la Web.

– La página que sí debe de replantearse es, sin lugar a dudas, Órale Que Chiquito. Es un verdadero galimatías. Pareciera que el objetivo de la página es el de dificultar al usuario encontrar la información. Su plataforma es amigable pero su diseño es fatal, lo mismo que el orden de las secciones y su formalidad.

En la próxima entrega les presentaremos las fortalezas y debilidades de las páginas Web de los diarios electrónicos, así como de los semanarios.

TERCER ACTO.- LOS MEDIOS Y LA CONFIANZA DE LA POBLACIÓN

Tras una contienda electoral donde los medios de comunicación, y en particular las televisoras, fueron duramente criticados por ciertos grupos, debo reconocer que no esperaba que aparecieran dentro de las instituciones a las que más confianza le tiene la población en un estudio realizado recientemente.

Pero además de generar confianza, resulta que las televisoras también ejercen una gran influencia sobre los mexicanos. Las pasadas elecciones presidenciales son un vivo ejemplo de su poder de persuasión. En otro estudio reciente, los encuestados citaron a la televisión como su principal fuente de información electoral, muy por encima de la radio, los periódicos y las redes sociales. Asimismo, la mayor parte de los encuestados le otorgó a la televisión un nivel de confianza y credibilidad mayor al de los otros medios de comunicación.

Al parecer el movimiento #Yosoy 132 y otros grupos que criticaron a las televisoras por su supuesto sesgo en las elecciones no convencieron a muchos votantes.

Otro dato interesante que arroja un tercer estudio es que los mexicanos no solo creen en las televisoras sino que, a diferencia de otras grandes empresas, prefieren que el gobierno mantenga su distancia ante ellas. A la mayoría de los encuestados les gustaría que empresas como Telmex y Maseca, así como los bancos que operan en México, estuvieran en manos del gobierno. En contraste, a la gran mayoría de esos mismos encuestados les gusta la idea de que las televisoras estén en manos privadas.

Estos datos nos muestran una clara relación de amor, casi de telenovela, entre los mexicanos y las televisoras. Lo interesante sería entender por qué.