Abierta la pugna entre Enríquez y Congreso; en medio gobierno estatal

Guerra abierta involucra al Estado, Municipio y Congreso

Un tercer procedimiento en su contra coloca a José Ramón Enríquez entre la espada y la pared, pues ya pesan sobre él, probables responsabilidades por desacato y se advierte que su caso podría llegar hasta el juicio político.

El Municipio de Durango no se quedó de brazos cruzados y en respaldo de su líder, fueron colocadas unas lonas de clausura y suspensión de los trabajos preparativos que se realizan para la construcción del puente del bulevar Francisco Villa.


José Ramón ordena clausura temporal de la obra del paso elevado en bulevar Francisco Villa


Texto: Daniel Estrada

Hasta se hicieron las apuestas en torno a los conflictos en los que se han involucrado el Gobierno del Estado, el Ayuntamiento de Durango y el Congreso del Estado. Existe la zozobra entre la ciudadanía respecto a si los actores lograrán llegar a los acuerdos, o si definitivamente habrá un ganador o un derrotado.

La mayoría de los duranguenses ya conoce sobre la pugna política de bajo perfil que libran algunos de los principales actores políticos de la entidad.

La multa y la amonestación pública que impuso el Congreso del Estado el pasado martes 30 de octubre, a José Ramón Enríquez Herrera, fue un fuerte golpe para para este, quien en cuestión de horas ya era mencionado como candidato… pero a juicio político.

Al doctor Enríquez lo acusaron de desacato o en su caso de desobediencia a un mandato a la autoridad, por lo que se le advirtió que sería sujeto a medidas disciplinarias y a medios de apremio. Lo anterior luego de que no cumplió con los castigos impuestos.

Esto ocurría mientras que el Presidente Municipal de Durango se encontraba en Madrid, España, presumiblemente para compartir su experiencia en materia de transparencia y buen gobierno.

La Semana Ahora dio cuenta de todos los pormenores de dicha sanción en su edición pasada, no obstante, el martes 6 de noviembre, los diputados de Durango autorizaron a la Comisión de Responsabilidades iniciar un nuevo procedimiento contra el Alcalde, mismo que se convirtió en el tercero, pues hay que recordar que en febrero del año en curso  procedió el primero.

En esta ocasión, se señala a Enríquez Herrera de haber incurrido en violación a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, conforme a la sentencia instruida por la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, situación muy similar a los dos primeros casos.

La acusación tiene que ver con la violación del artículo 134 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la cual contiene las reglas que deben imperar en la propaganda gubernamental.

De la misma manera se pasó por alto lo que establece el artículo 180 de la Constitución Política del Estado, misma que prohíbe la utilización de propaganda que incluya nombres, imágenes, voces o símbolos que implique la promoción personalizada de cualquier servidor público.

En cuestión de una semana las cosas se pusieron muy complicadas para José Ramón Enríquez, quien en las elecciones de 2016 llegó a la Presidencia Municipal de Durango, como candidato ciudadano, con el respaldo de los partidos aliados Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), así como el apoyo de facto de Movimiento Ciudadano (MC).

El día de la victoria, todos eran felices, pero el cuento de hadas se terminó muy pronto, a tal grado que ahora parece más una historia de terror con tintes de ficción.

Desde hace ya un buen tiempo se sabe que los gobiernos municipal y estatal no son aliados, pero en últimas fechas las cosas han llegado a un punto en el que ni los gobiernos emanados de partidos distintos alcanzan.

Arremeten contra el puente Francisco Villa

Luego de que se procesó la tercera sanción para José Ramón Enríquez, un día después, exactamente el miércoles 7 de noviembre, elementos de la Dirección de Inspección Municipal colocaron unas lonas con la leyenda: “obra no autorizada”, seguida de un mensaje en el que se leía: “El Gobierno Ciudadano  protege los árboles de este boulevard”, en la zona donde se pretende construir el puente Francisco Villa, cuya inversión es de 220 millones de pesos.

Era imposible no percibir las coloridas lonas, cuya colocación fue ordenada por Ernesto Aguilar García, titular del Juzgado Cívico Municipal, mediante las cuales se dio a conocer la clausura y suspensión de todas las obras preparatorias para la construcción del puente del bulevar Francisco Villa.

Dicha medida, comenzó a hacerse viral en las redes sociales, pero el jueves 8 de noviembre por la mañana, se llevó a cabo una especie de pasarela de los funcionarios municipales ante los diferentes medios de comunicación, en el área de acceso del Hotel Gobernador.

Los directores de Medio Ambiente, Servicios Públicos, Obras Públicas y Desarrollo Urbano hicieron una serie de declaraciones relacionadas con la medida ordenada por el Juzgado Cívico.

César Palemón Cázares Niebla, titular de la Dirección de Medio Ambiente, indicó que la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas del Estado (Secope) no ha justificado de forma convincente el proceso de embancado, equipo a utilizar, cantidad de árboles que serán retirados, así como el número de ejemplares de reposición.

Dijo que ante tales inconsistencias no se ha concedido la dictaminación por parte de la Dirección a su cargo; pero además la Secope se comprometió a no comenzar hasta no cumplir a cabalidad con dicho requisito y no lo cumplió.

Se han estado realizando trabajos de drenaje y preparación en la zona en la que se pretende construir el puente y aunque no se tiene el reporte del retiro de algún árbol, dichos procedimientos afectan las raíces.

Los representantes de grupos ecologistas y vecinos inconformes con la obra, también se hicieron presentes en el lugar, para dar sus argumentos referentes a la negativa de la obra, comenzando por el daño a los árboles, la afectación a las aves migratorias, y la falta de garantías que hay en los documentos oficiales para el cumplimiento de los compromisos realizados en cuanto a reposición de ejemplares retirados e implementación de áreas verdes en la zona.

Por su parte, Arturo Salazar Moncayo suspendió una rueda de prensa convocada para el mismo 8 de noviembre a las 11 de la mañana, con el argumento de que se encontraba en una reunión de suma importancia, la cual no podía abandonar.

Dicha negativa se dio a conocer, cuando gran parte de los medios de comunicación ya se encontraban en las oficinas de la Secope, en donde tendría lugar la rueda de prensa.

No obstante, más tarde circuló un comunicado de la dependencia estatal en la que se informaba que no recibieron ninguna notificación formal y legal relacionada con el mensaje de las lonas colocadas en el bulevar.

El documento señalaba que no se había tocado ningún árbol, se cuenta con el permiso para la obra otorgado por la Dirección Municipal de Desarrollo Urbano y el dictamen técnico de factibilidad respecto al impacto ambiental, otorgado por la Secretaría de Recursos Naturales y Medio Ambiente (SRNyMA).

Fue mucho el ajetreo que se generó en cuanto a la postura que asumió el Municipio  sobre la obra del puente, lo cual fue adjudicado por ciudadanos y diferentes actores políticos, a la forma de responder de Enríquez a los procedimientos que en el Congreso se han promovido en su contra, en atención al expediente emitido por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

En el Congreso

Otro actor que ha estado en medio de la controversia es el diputado Antonio Ochoa Rodríguez, quien como presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, se encargó de dar cuenta de las sanciones e incumplimiento de José Ramón Enríquez.

Además, desde hace algún tiempo, el legislador local ha venido señalando deficiencias en el área de Servicios Públicos del Municipio de la capital, lo que le ha valido ser catalogado por Ernesto Aguilar como enemigo del proyecto de reelección que busca consolidar Enríquez.

El Juez Cívico manifestó que  Ochoa Rodríguez también está interesado en la candidatura por la Presidencia Municipal de Durango, razón por la cual se ha empeñado en denostar al Gobierno Municipal.

En su defensa, Antonio Ochoa se ha concretado a decir que solamente se está atendiendo un ordenamiento del órgano jurisdiccional electoral y que el tinte político se lo están dando los colaboradores de José Ramón, con las declaraciones que han hecho.

Quien también está bien involucrado en este asunto es el diputado Gerardo Villareal Solís, quien como presidente de la Comisión de Responsabilidades se ha encargado de informar a la opinión pública sobre los avances de los procedimientos contra el Presidente Municipal.

Él es quien indicó que el Alcalde pudo haber incurrido en desacato y que la situación podrían derivar en el juicio político, sin embargo, todavía no se puede adelantar nada, pues será la Comisión de Responsabilidades la que determine cuál será el castigo que se aplicará al doctor Enríquez.

 

Procedimientos contra José Ramón Enríquez:

A finales de febrero pasado, El Congreso del Estado de Durango aprobó sancionar al alcalde José Ramón Enríquez Herrera con la cantidad de 89 mil pesos, además de amonestarlo en privado por incurrir la responsabilidad de promover su imagen de manera indebida.

 

El pasado 30 de octubre, el Congreso del Estado impuso una multa al Presidente Municipal de Durango, José Ramón Enríquez Herrera, de 276 mil 320 pesos y una amonestación pública, las cuales no atendió.

 

El martes 6 de noviembre, el Congreso del Estado autorizó a la Comisión de Responsabilidades iniciar un procedimiento de responsabilidades contra el presidente municipal, José Ramón Enríquez Herrera por haber incurrido en violación a la Constitución Política Mexicana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *