José Luis Amaro: lo que no Se denuncia, no existe

Sin denuncia no hay delito; excusa de la autoridad

José Luis Amaro Valles, subsecretario de Previsión Social y Participación Ciudadana de la SSP, admitió que se tiene conocimiento de ocho o nueve casos de menores presuntamente desaparecidos, según lo que se ha dado a conocer en redes sociales.

El alcalde José Ramón Enríquez Herrera exhortó a no utilizar los medios alternativos para difundir mensajes falsos que solamente generan estrés y preocupación. Además aseguró que en Durango estamos muy bien en seguridad.


Se tiene conocimiento de que hay entre ocho y nueve casos de menores desaparecidos


Texto: Daniel Estrada

Han transcurrido días de tensión en la sociedad de Durango, luego de que en las redes sociales se han advertido una serie de situaciones que van desde la desaparición de menores, hasta los casos de acoso e intento de secuestro en la vía pública. Ante ello, la autoridad  señala que mientras no existan denuncias formales, no se puede hacer más que incrementar la vigilancia.

Alejandro Encinas, Subsecretario de Gobernación, ha sostenido en los últimos días: “Tenemos desaparición infantil de manera creciente. La violencia contra los niños ha crecido de manera significativa en los últimos años y habrá un programa especial en el que ya estamos trabajando…”.

José Luis Amaro Valles, subsecretario de Previsión Social y Participación Ciudadana de la Secretaría de Seguridad Pública, admitió que se tiene conocimiento de ocho o nueve casos de menores presuntamente desaparecidos, según lo que se da a conocer a través de las redes sociales.

Ninguno de los casos se descarta, pero tampoco se ha presentado una denuncia formal en alguno de ello, ante la Fiscalía General del Estado (FGED), que permita dar el seguimiento adecuado a cada caso en particular.

Aseguró que una denuncia no quita más de 15 minutos e incluso en las cercanías del Centro Bicentenario ya hay oficinas de la Fiscalía para atender a quienes por una u otra razón no pueden acudir al edificio ubicado a la salida a Gómez Palacio.

Entre tanto, en el caso de la persona que hace algunos días denunció en redes sociales una acción en la que presuntamente unos desconocidos a su hija le quisieron arrebatar al bebé de los brazos, ella hizo un fuerte reclamo al Gobernador y señaló que no se siente segura en Durango.

La presunta afectada citó que en redes sociales se habla de varios casos de niños desaparecidos, lo que deja ver que en realidad existe un problema, sin embargo, tal situación no derivó en ninguna denuncia formal.

Con todo y que los supuestos afectados por estos suceso no han procedido por la vía legal, no se puede asegurar que se trata de alertas falsas, pues ante la posibilidad de que haya vidas en riesgo siempre hay que dar el beneficio de la duda.

Llama la atención que los perfiles que hacen los señalamientos en las redes sociales son de personas reales y no de “troles”, algunas han compartido situaciones de inseguridad verdaderas, pero ocurridas en otras entidades.

Recordó que hace algunos meses se corrió el rumor (también en redes sociales) acerca del robo de niños, situación de la que tampoco se tuvieron denuncias formales y si una gran paranoia debido a la incertidumbre de los supuestos testimonios transmitidos, principalmente en Facebook.

Sin embargo, Durango cuenta con una herramienta que puede ser muy bien aprovechada para inhibir y actuar en consecuencias de circunstancias que ponen en riesgo a los ciudadanos, como es el Centro de Coordinación Integral de Control, Comunicación y Cómputo del Estado, mejor conocido como el C5.

Cuestionado por este semanario sobre la efectividad y aprovechamiento del C5, Amaro Valles aseguró que se ha sacado el mayor provecho posible a la videovigilancia, aunque es un hecho que ya es necesario ampliar la cobertura en el municipio de la capital y en el estado.

Relató que fue a través de este sistema que se logró resolver el asunto de la colocación de mantas con mensajes amenazantes que se registró hace unos meses, las cuales fueron colocadas en Catedral y en la zona de los parques.

Con la ayuda de esta tecnología se pudo detectar y analizar los movimientos de los sospechosos de haber colocado dichos mensajes y posteriormente se logró su detención.

El C5 opera al 100 por ciento de su capacidad en la ciudad de Durango, Gómez Palacio, Santiago Papasquiaro y El Salto, Pueblo Nuevo, aunque ya resulta necesario tener una mayor cobertura.

“A nivel estado hay que llegar a más municipios, mientras que en la capital hay que alcanzar colonias y fraccionamientos en los que se tiene detectada una mayor problemática delictiva”, dijo.

Hay que recordar que en algunas entrevistas, el gobernador José Rosas Aispuro Torres, ha declarado que parte del dinero que se recaude a través del Registro Vehicular del Estado  podría ser utilizado para fortalecer el equipo de videovigilancia para alcanzar una mayor cobertura.

No se debe olvidar que el C5 costó 650 millones de pesos, por lo que la inversión debe ser justificada con resultados convincentes, pues al momento de ser puesto en operación se generaron muchas expectativas.

El proyecto de telecomunicaciones, radiocomunicación, georreferenciación, así como sistemas de información y de videovigilancia fue consolidado durante la pasada Administración Estatal, con apoyo del Gobierno Federal.

Sin embargo, ha sido esta gestión estatal la que estrenó el equipo, toda vez que su puesta en marcha se dio en el mes electoral de junio, cuando resultó electo José Rosas Aispuro, a quien por cierto, en su momento el gobernador Jorge Herrera Caldera invitó a dar un recorrido por las instalaciones del Centro de Coordinación.

La sede del C5 se encuentra en un predio de ocho hectáreas, donde se adecuaron seis niveles, un sótano, cuartos de máquina, planta de energía, comedores, resguardo de armas, almacén, estacionamiento, salas de capacitación, auditorio y oficinas.

El edificio se ubica a espaldas del Cerro del Mercado y cuenta con 27 mil metros cuadrados de construcción, lo que deja ver que Durango se hizo de una herramienta tecnológica con la que pocos estados cuentan.

En la primera etapa (no se ha tenido una segunda) fueron instaladas 800 cámaras las cuales operan las 24 horas de los 365 días del año para un mayor rendimiento y cobertura.

Y mientras que el Gobierno del Estado proyecta la ampliación del sistema, el Municipio de Durango puso en marcha el Centro Municipal de Monitoreo, Prevención e Inteligencia Policial (Cemmip), el cual irá integrando cámaras de vigilancia para dar cobertura a todos los comercios y empresas que deseen conectarse, permitiendo que los establecimientos puedan ser monitoreados durante las 24 horas.

Este esquema incluye la implementación de una aplicación telefónica, mediante la cual la persona que se siente en peligro o sea víctima de alguna falta o delito, active una alerta que permitirá a las colaboraciones detectar y dirigirse al lugar del llamado.

Pero además, los ciudadanos que cuenten con la aplicación, también podrán percatarse de la alerta y acercarse al punto para dar el respaldo a una posible víctima.

José Ramón Enríquez destacó la activación de dicho Centro y dijo esperar que este pueda abonar para que el Municipio de Durango mantenga los niveles de seguridad que hasta ahora mantiene, de acuerdo con las estadísticas del INEGI.

También hizo el llamado a evitar generar psicosis en redes sociales, en afectación de los padres de familia que suficientes responsabilidades tienen que atender todos los días.

“Hay que ser conscientes y no utilizar los medios alternativos para difundir mensajes falsos que solamente generan estrés y preocupación. En Durango estamos muy bien en seguridad”, expuso el primer edil.

Es de mencionar que José Luis Amaro, también refirió que los indicadores en seguridad para Durango son buenos, aunque en su caso, convocó a la denuncia para evitar que crezca la llamada “cifra negra” de delitos.

Mientras tanto, en redes sociales no han dejado de aparecer solicitudes de ayuda para encontrar menores perdidos, además de las quejas de situaciones de acoso en la vía pública.

En este sentido, resulta fundamental que se den a conocer los reportes de resultados en los que se echó mano del sistema de videovigilancia, para inhibir o reaccionar ante un posible delito o falta.

Si bien el ejemplo que puso Amaro Valles deja ver la utilidad que puede tener este equipo, su potencial va mucho más allá y obtener resultados diarios.

 

 

Algunos datos para destacar en torno al Centro de Coordinación Integral de Control, Comunicación y Cómputo del Estado, mejor conocido como el C5.

 

-Tuvo un costo de 650 millones de pesos

-Se encuentra en un predio de ocho hectáreas

-Está equipado con seis niveles

-El edificio se ubica a espaldas del Cerro del Mercado

-Cuenta con 27 mil metros cuadrados de construcción

-En la primera etapa fueron instaladas 800 cámaras

-Opera en Durango, Gómez Palacio, Santiago Papasquiaro y Pueblo Nuevo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *