Con los bebés NO, Andrés Manuel CON LOS BEBÉS NO

En el tema de las estancias, se metieron con los niños

 

Advierten que el Gobierno Federal  pone en riesgo la el empleo de dos mil personas, así como la atención de ocho mil 400 niños, al tomar medidas radicales en torno al programa de Estancias Infantiles.

 

La diputada María Elena González celebró que todos los grupos parlamentarios del Senado de la República estuvieron de acuerdo en enviar un exhorto a la Secretaría de Hacienda, para que no se realice ninguna modificación al presupuesto para guarderías.


Texto: Daniel Estrada

Con los niños no… ni con los abuelos tampoco. El anuncio del recorte del 50 por ciento al presupuesto que se destina al programa de Estancias Infantiles y la entrega de dinero a los padres, ha causado revuelo en el país y Durango no ha sido ajeno  a esta polémica que pone en riesgo el empleo de dos mil personas, así como la atención de ocho mil 400 niños.

Andrea Vargas, quien ha asumido el rol de vocera de las propietarios de estancias que reciben subsidio por parte del Gobierno Federal, lamentó que la sospecha de corrupción haya derivado en la decisión de tomar una medida tan drástica, que termina por afectar a los que menos tienen.

Refirió que en la actualidad hay 219 estancias en el estado de Durango, las cuales son objeto de entre 12 y 24 supervisiones anuales, por parte de la anteriormente denominada Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), así como por el DIF Nacional.

“Tenemos dos supervisiones al mes en cada guardería y a veces son hasta tres o cuatro cuando se presenta alguna sanción, relacionada con casos como la presencia de cables fuera de lugar, la falta de un extintor o la falta de renovación de algún permiso”, dijo.

Esas son el tipo de faltas en las que incurren los encargados de las estancias, debido a que el mismo esquema de supervisión no da pie a que se cometan actos de corrupción, los cuales podrían presentarse en otros niveles, pero es ahí en donde se debe investigar y tomar medidas, y no con quienes se encargan de atender a los infantes.

Hay que recordar que por lo menos una estancia ya cerró sus puertas ante las complicaciones que se han presentado, no solamente por el anuncio del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sino por el rezago que se ha registrado en la última entrega del recurso, así como la tardanza en la publicación de las nuevas reglas de operación.

Centenas de responsables, maestros y asistentes se mantienen a la expectativa de lo que ocurrirá en caso de que el Gobierno Federal no dé marcha atrás, sino que sostenga la idea de reducir en un 50 por ciento alrededor de cuatro mil millones de pesos que se destinaban con anterioridad a este programa.

Relató que el pasado martes 5 de febrero, representantes de guarderías de diferentes zonas del país participaron en una marcha en la Ciudad de México, movilización que no causó ningún interés en el Presidente de la República.

Nos dijo que no le interesaban las marchas, ni tampoco si tomábamos alguna de las secretarías, con todo y los argumentos que se le expusieron.

También se llevó a cabo un foro con legisladores en el que se informó sobre el trabajo que se realiza en una estancia, así como la necesidad que existe de que los niños de entre uno y cuatro años cuenten con este tipo de atención y formación.

Respaldo

Hay padres de familia que están dispuestos a dar la pelea de manera conjunta con las guarderías, ya que debido al subsidio que venía otorgando el Gobierno Federal, algunos pagan entre 100 y 200 pesos mensuales por tener a sus hijos en un lugar en el que incluso reciben alimentos.

Incluso se refirió a la declaración de Carlos Urzúa, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) quien afirmó que los niños estarán mejor con sus abuelos que en las guarderías, lo cual calificó como una declaración insensible.

“Hay abuelos que todavía tienen que cumplir en sus trabajos, otros se encuentran en condiciones de salud complicadas, viven en lugares alejados o simplemente ya cumplieron con su tarea de atender y ver por sus hijos, como para también tener que encargarse de los nietos”, manifestó.

Por su parte, Carolina Gordillo, propietaria de una guardería de la capital de Durango, manifestó que las condiciones que ofrecen las estancias infantiles que trabajan con el respaldo del Gobierno Federal cuentan con las medidas de seguridad adecuadas.

También destacó la alimentación que se ofrecen en las mismas, en donde se dan casos de niños que ingresan con problemas derivados de una mala alimentación y con el paso del tiempo mejoran su condición.

“Algunos han llegado con manchas en el rostro, muy flacos o con sobrepeso, pero al cabo de unos meses su aspecto y hasta su manera de desenvolverse cambia”, expuso.

Pidió a las autoridades máximas de la Secretaría de Bienestar, antes Sedesol, acercarse y conocer las estancias de Durango, su manera de trabajar, la importancia que tienen para los niños y para las familias, para que recapaciten y comprendan que el programa es necesario tal y como estaba o hasta con mejoras, pero no con reducciones presupuestales.

Ya a principios de enero del año en curso, Fernanda Mier, coordinadora de Estancias Infantiles de la Secretaría de Bienestar en Durango, había advertido que las guarderías son negocios particulares por lo que pueden continuar su operación con o sin el subsidio.

Sin embargo, las encargadas de las guarderías que trabajan bajo dicho esquema, explican que por cada niño se reciben 900 pesos al mes, mientras que hay estancias en donde los padres de familia solamente pagan entre 100 y 200 pesos, una aportación prácticamente simbólica, pero es lo que pueden dar.

En el momento en que el subsidio se reduzca o desaparezca, los papás tendrían que hacer una aportación mayor para poder tenerlos en la guardería.

El Presidente de México ofreció entregar mil 600 pesos bimestrales a los papás para que ellos decidan si quieren llevar a sus hijos a la guardería o pagar a algún familiar para su cuidado.

El ofrecimiento parece interesante, sin embargo, no se puede dejar de tener en cuenta que algunos padres de familia cuyos hijos reciben becas económicas, utilizan el dinero para fines distintos al beneficio de su descendiente.

Algo similar podría ocurrir con la entrega de dinero en efectivo a los padres de familia y aunque no necesariamente en todos los casos, pero se correría el riesgo de que los pequeños se quedaran sin alguien que los cuide o se pusieran en manos de personas no aptas.

Mantienen la esperanza

Entre tanto, la diputada panista María Elena González, declaró que al parecer no todo está perdido en este tema, puesto que en el Senado de la República, todos los grupos parlamentarios estuvieron de acuerdo en enviar un exhorto a la Secretaría de Hacienda, para que no se realice ninguna modificación al presupuesto para Estancias Infantiles.

Dijo que desde 2007 se opera este esquema que ha dado buenos resultados, ya que los hombres y mujeres que tienen que cumplir con sus jornadas laborales, tienen la necesidad de contar con un lugar apto para dejar a sus hijos.

De la misma forma se hizo la petición a las secretarías de Salud y Bienestar de dar a conocer cuanto antes sus reglas de operación, en las que se establezcan mecanismos que eviten que se dé lugar a la corrupción.

Citó que mientras que en Durango son alrededor de dos mil las personas que se desempeñan en estas estancias, a nivel país son hasta 70 mil, por lo que una mala decisión en este sentido, podría costar el trabajo de miles de ciudadanos.

  

 

 

 

 

 

 

  

 

 

  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *