¿Cuál de los 3 une los intereses de Aispuro Torres y Enríquez?

Sólo así se explica la inclusión de Alfredo Herrera, en la carrera rumbo a las elecciones por la alcaldía capitalina


Texto: La Semana Ahora

La última semana de enero se citaron en la cafetería del Hotel Gobernador. El objetivo: enviar un claro mensaje a José Ramón Enríquez Herrera que no sería candidato del PAN en la capital; que ellos se lo impedirían.

En el lobby del hotel, Alfredo Herrera Deras, Jorge Salum del Palacio y José Antonio Ochoa, platicaron largamente con los reporteros que regularmente buscan en este lugar a la gente que les da noticias. Y esa mañana del jueves 31 de enero no fue la excepción, dieron la nota. Anunciaban sus respectivas precandidaturas a la presidencia municipal de Durango, bajo el acuerdo que el que resulte ganador del proceso interno recibirá abiertamente, el apoyo de los otros dos.

Ese día, último del año, la novedad era la incorporación sorpresiva del reconocido empresario panista Alfredo Herrera Deras, quien venía observando de lejos la contienda interna, pero “alguien” le recomendó y lo convenció para que se integrara a la carrera que habrá de concluir a finales de este mes de febrero.

Y cómo en política no hay coincidencias, pues “alguien” está pensando en no limitar las posibilidades dentro del PAN a dos candidatos ya corridos y conocidos (Jorge Salum y Antonio Ochoa), e incorporar a un tercero que tenga características diferentes, que hagan a ese instituto político más competitivo.

Y en ese contexto se entiende la repentina aparición de Herrera Deras.

De Jorge Salum del Palacio ya se sabe que es un político competitivo. En 2013, no hizo un mal papel cuando fue lanzado a la presidencia municipal, compitiendo con Esteban Villegas. Naturalmente Salum del Palacio no competía contra el ex dirigente estatal del PAN, sino contra la estructura gubernamental del municipio y del estado. Y no le fue mal; naturalmente que no ganaría.

En 2018, Jorge Salum decidió participar en una nueva contienda. Fue candidato a la diputación federal por el Distrito IV. Ante la posibilidad de que Andrés Manuel López Obrador no sólo ganará en todo el territorio nacional, la presidencia de la República, sino también arrastrara a la ciudadanía a votar irracionalmente por los candidatos a una curul federal, Salum se lanzó como nunca antes, a fondo en esa campaña.

Los resultados, en un primer momento le fueron favorables sobre la candidata del PT-Morena, Hilda Patricia Ortega, un verdadera desconocida en el mundo de la política. Sin embargo, vinieron las impugnaciones; la anulación de casillas y, finalmente, el voto por voto.

El viernes 17 de agosto de 2018, la Sala Superior del Tribunal Federal Electoral del Poder Judicial de la Federación, resolvió que sumando los votos de la casilla irregularmente anulada por la sala regional, Hilda Patricia obtenía la victoria por ese distrito, con una ventaja de 17 votos sobre el panista. Así se escribía la historia.

Salum del Palacio, tras enterarse de la decisión del TRIFE, de inmediato reconoció el triunfo de Ortega, lo que le valió el reconocimiento de los hacedores de la opinión publicada.

Ahora, y tras realizar, después de las elecciones 2018, un nuevo recorrido por el distrito, agradeciendo al panismo y ciudadanía el apoyo recibido en la contienda, vuelve aparecer en las encuestas internas de Acción Nacional, como el idóneo para enfrentar, de nueva cuenta a Morena, tras el antecedente de que perdió sólo por ¡17 votos! el Distrito IV Federal.

José Antonio Ochoa, lleva dos victorias al hilo. La de 2016, con el tsunami de Rosas Aispuro en la capital, alcanza la diputación local por el Distrito IV. Aunque Rodolfo Dorador se impuso como coordinador de la Fracción del blanquiazul en la cámara, el verdadero operador de Aispuro Torres, de 2016 a 2018, fue Toño Ochoa, lo que le valió su reelección.

Ante la inesperada renuncia de Jaime Mijares (tras su conflicto con el alcalde Enríquez Herrera), José Antonio es movido al Distrito V. El panista logra imponerse a la inercia de López Obrador y junto con José Luis Rocha, se alzan con sus respectivos triunfos.

Hoy, junto con Jorge Salum, José Antonio Ochoa se ha convertido en el principal crítico del alcalde José Ramón, denunciando la serie de deficiencias y encabezando, por el PAN, el proceso de juicio político contra el primer edil capitalino.

El martes 30 de octubre de 2018, en sesión vespertina, del pleno del Congreso, presidida por Ochoa Rodríguez, el mismo panista daba cuenta de la sanción que se imponía a Enríquez Herrera, con la aseveración de que el Munícipe, además incurrió en la incomparecencia.

“Al no presentarse, el servidor público podría ser declarado en desacato o en su caso desobediencia a un mandato de la autoridad legítima y será sujeto a medidas disciplinarias y a medios de apremio, e incluso, al juicio polítioco”, según advirtió el diputado en esa ocasión, Gerardo Villarreal Solís, presidente de la Comisión de Responsabilidades.

En esa sesión del 30 de octubre, presidida por el diputado José Antonio Ochoa Rodríguez, presidente de la Mesa Directiva, se pidió pasar al frente del Pleno al Presidente Municipal de Durango, para lo cual se dio un tiempo prudente para que se cumpliera el ordenamiento, pero éste no se encontraba en el recinto.

Fue entonces que se dio lectura a la sanción contenida en el expediente SRE-PSC-14/2018 de fecha 24de enero de 2018, misma que fue confirmada por la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, según consta en el expediente SUP-REP-017/2018 y sus acumulados SUP-REP-018/2018 y SUP-REP-019/2018.

El Presidente de la Mesa Directiva, arguyó que el Alcalde de Durango fue notificado en tiempo y forma, pero aun así no se presentó, por lo que se dio vista a la Comisión de Responsabilidades sobre dicha conducta.

La reacción del Ayuntamiento no se hizo esperar y fue Ernesto Aguilar García, juez Administrativo Municipal quien mencionó que el principal objetivo de las acciones emprendidas por el Congreso del Estado, es que José Ramón Enríquez no busque la reelección.

Responsabilizó directamente a José Antonio Ochoa de orquestar una jugada similar a la que ya se hizo con anterioridad, con la cual se pretendía evitar que el doctor José Ramón participara en el proceso electoral como candidato a Senador, lo cual no resultó.

Sin embargo, en esta ocasión, se pretende hacer algo similar, pero ahora para truncar su participación en la búsqueda de la reelección en las elecciones locales que se celebrarán en junio de 2019.

No descartó que se esté reservando el tercer recurso para utilizarlo también de manera “amañada” para perjudicar las aspiraciones políticas de quien por ahora se desempeña como Presidente Municipal de Durango y que conforme con las nuevas modificaciones a la Ley, estaría buscando la reelección en los próximos comicios.

Consideró que la manera en la que el “Alcalde Ciudadano” fue notificado es una burla, por el corto tiempo en el que se hizo, a sabiendas de que se encontraba fuera del país, lo cual es una actuación totalmente dolosa.

Dijo que lo correcto hubiese sido la notificación de la resolución, de tal manera que la parte acusada tuviera la oportunidad de defenderse. “Prácticamente lo único que faltó fue que el aviso se hiciera vía whatsapp”, dijo.

Remarcó que las sanciones que pesan sobre el Alcalde no son por mal manejo de recursos públicos, sino por publicidad indebida, por lo que ve como una exageración el hecho de que ya se estén empleando términos como el de “desacato” y juicio político”, mismos que están totalmente fuera de contexto.

Lamentó que el Congreso sea utilizado con fines partidistas y políticos, pues la manera en la que está siendo tratado el asunto levanta muchas sospechas.

Según Ernesto Aguilar, el Congreso debió haber emplazado a Enríquez para que pudiera argumentar y presentar pruebas a su favor, en el momento desde el que se determinó la sanción a aplicar y no después de tomada la determinación.

El tema electoral quedó atrás y ahora es de responsabilidad, por lo que los diputados y comisiones involucrados deben actuar con total apego a la Ley y no buscar la eliminación de un actor político solamente por lo incómodo que les resulta.

La notificación fue entregada el 29 de octubre del año en curso, mientras que la sesión en la que se impuso la sanción se celebró el 30 de octubre, un día después.

Solo se cumple la ley…

El diputado José Antonio Ochoa, afirmó que lo único que se busca es atender el mandato de órgano jurisdiccional electoral federal, pues de no hacerlo, sería el Congreso local el que incurre en responsabilidad.

Negó tener un interés personal o de partido en afectar las aspiraciones del doctor Enríquez, pues en todo momento ha actuado conforma a lo que establece la Ley y no con una postura personal.

Incluso, señaló que sus recientes críticas al trabajo que no realiza la Dirección Municipal de Servicios Públicos están debidamente sustentadas en los reportes y quejas que los propios ciudadanos hacen.

Vio urgente que en vez de justificarse o poner pretextos, se lleven a cabo los trabajos adecuados para que la ciudad de Durango luzca más limpia y ordenada.

“Pedir a las autoridades competentes que se pongan a trabajar no es un tema político, sino una exigencia de los ciudadanos, pues si están como encargados es porque se supone que tienen la capacidad”, expuso el diputado local.

Esta última acción contra José Ramón,  se convirtió en un invaluable capital político para el joven panista, quien ha logrado que el panismo lo volteé a ver como una verdadera promesa hacia la presidencia municipal.

Sin embargo, ha reaparecido Alfredo Herrera Deras.

El empresario desde hace más de 40 años, ya fue regidor, diputado local y diputado federal. Tiene el reconocimiento del sector empresarial por el éxito que ha tenido en su empresa exportadora, por lo que algunos se preguntan ¿qué necesidad tiene de meterse entre las patas de los caballos?

La respuesta esta en que Herrera Deras, hoy por hoy, es el único perfil dentro del panismo, que puede unir los encontrados intereses de las diferentes corrientes, hoy ubicadas con José Ramón Enríquez y José Aispuro Torres.

Viéndolo así, cobra sentido su reaparición y posible candidatura, ya que el PAN solo, no podrá contra el súper inflado de Morena. Requerirá los votos del alcalde y su Movimiento Ciudadano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *