Aispuro rompe el cerco y en dos días conquista a López Obrador

El presidente de la República definió al gobernador como una persona buena y trabajadora, a la que ayudará


Texto: La Semana Ahora

Sin muchos aliados de por medio y dependiendo más de su olfato y oficio político, el gobernador José Aispuro Torres logró lo que hace algunos meses se veía prácticamente imposible: traer a Durango en los primeros meses del gobierno de la Cuarta Transformación, al presidente Andrés Manuel López Obrador, y más aún, lograr aumentar, un poco más, el presupuesto para la entidad, en el rubro de programas sociales e infraestructura carretera.

Pero la visita del mandatario federal a tierras duranguenses no sólo generaba esperanza de un mejor trato del primer gobierno de izquierda en la historia de nuestro país, sino también generaba incertidumbre y cierto temor entre los integrantes del gabinete del gobernador, sobre el trato que López Obrador le diera al gobernador duranguense.

Y es que, las giras de López Obrador se ha convertido en las Giras de las Rechiflas. Espacios en donde salen a relucir gritos y consignas de repudio de localizados grupos radicales, en contra del mismo gobernador, en su propia tierra, en presencia del

ejecutivo federal y su equipo.

Las giras que ha realizado el presidente López Obrador por diversas entidades del país, donde ha puesto en marcha acciones y programas de gobierno, se han vuelto un dolor de cabeza para los gobernadores de oposición que son abucheados o increpados por asistentes los eventos presidenciales, destacó hace algunas semanas El Universal, en un recuento que hace de las giras del presidente al interior del país.

Los mandatarios estatales han enfrentado el descontento de seguidores del presidente de la República en los eventos, donde incluso las rechiflas y los gritos han provocado que acorten sus mensajes o de plano abandonen el micrófono.

Resalta el caso de Héctor Astudillo, gobernador de Guerrero, quien fue abucheado el 11 de enero en Tlapa de Comonfort, lo que le obligó, incluso, a acortar su discurso y a López Obrador declarar un empate entre los asistentes tras votar a favor y en contra de que el guerrerense finalizara su mensaje.

Posteriormente, Astudillo emanado del PRI, se quejó en comentarios a la prensa y en redes sociales sobre el incidente, acusó al delegado federal en la entidad, Pablo Sandoval Ballesteros, de ser “promotor del odio, el rencor y generar confrontación” y amagó con no asistir más a un evento del presidente en Guerrero. López Obrador se disculpó con el gobernador por el incidente y le pidió seguir juntos.

López Obrador ha insistido, cuando se presenta esta situación, que la disputa política, que los procesos electorales han quedado en el pasado.

El gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena, recibió rechiflas e insultos durante la gira del presidente en la entidad, para presentar los programas del bienestar.

“Y digo esto, también, para que se vaya aceptando y actuemos de manera respetuosa con todas las autoridades… A mí me gustaría que, así como se protesta en contra del gobernador también se le ofrezca un aplauso al gobernador. ¿Se puede?”, refirió sobre este incidente López Obrador ante sus simpatizantes.

Otros gobernadores de oposición han enfrentado situaciones similares. El pasado martes 29 de enero, en el evento oficial de AMLO para anunciar el Plan para la Cifra de Productos de la Canasta Básica, el gobernador de San Luis Potosí, el priista Juan Manuel Carreras, fue abucheado

Durante su intervención, el gobernador fue recibido con rechiflas y gritos “fuera, fuera”, así como “mentiroso”. Otros gobernadores como el de Zacatecas, Coahuila y Tlaxcala, también enfrentaron el acoso de los seguidores del presidente de México.

Por lo que respecta al gobernador Aispuro, el evento en Tamazula, su tierra, fue redondo. Hubo buen ambiente. El presidente se sintió agusto. Convivió con la gente del lugar y presumió haber estado en Tamazula durante tres ocasiones. Aispuro disfrutó la visita sin sobresaltos.

El tema más complicado fue en Pueblo Nuevo, en donde hubo intentos de descomponer el evento, con algunos silbidos aislados al momento de presentar al gobernador, pero fueron ahogados con aplausos de la mayoría de los asistentes. En este acto, López Obrador atajó de inmediato los débiles silbidos: “estoy trabajando de manera coordinada con el Gobernador que se ha portado al 100. Hay que unirnos todos, no pelearnos… ya debemos pensar en la unidad, el gran partido es el pueblo de México”.

Pero tenemos que ir poco a poco, el gobernador de Durango es un buen gobernante, ya para que quede claro.

Y después se los voy a argumentar.

López Obrador, al referirse al trabajo de Aispuro Torres comentó: (el gobernador) sabe que se está aplicando en otros estados el programa de Crédito Ganadero a la Palabra y él dice: “Oiga, sí aquí en Durango hay muchos ganaderos, se requieren también del Crédito Ganadero a la Palabra y ayúdenos”, pues hice ayer (sábado 16) el compromiso y se va a aplicar también en Durango el Crédito Ganadero a la Palabra.

Les voy a explicar en qué consiste. Se entregan cinco, 10 novillonas, un semental, es un crédito sin intereses a pagar en tres o cuatro años con las crías para ejidatarios y para pequeños propietarios. Ese programa también se va a aplicar aquí en Durango.

Y otro programa que también es importante es que van a haber aquí en Durango créditos, pequeños que llamamos Tandas para el Bienestar.

Si un carpintero, si un artesano requiere de un apoyo, un comerciante para comprar su mercancía, para comprar herramienta, para buscarse la vida como muchos pequeños negocios necesitan un crédito.

Bueno, se va a entregar un crédito. Al principio pequeño, poquito, porque es bendito, seis mil pesos si intereses se entregan los seis mil pesos, pasan tres meses no pagan no abonan. Al cuarto mes empiezan a abonar 500 pesos por mes. Terminan de pagar los seis mil y en automático 10 mil. Terminan de pagar los 10 mil, 15. Terminan de pagar los 15 mil, 20. Hasta que se canse el ganso. No se va a cansar.

¿Saben qué dicen algunos? “Bueno, sin intereses no va a pagar la gente”. Se equivocan, el pueblo de México es honesto.

El mal ejemplo se da arriba. Por eso no nos va a costar mucho acabar con la corrupción, porque es como barrer las escaleras, de arriba para abajo, y se va a terminar con la corrupción.

Vamos a apoyar al gobernador de Durango, porque se van a invertir casi dos mil millones de pesos en mantenimiento, en construcción de caminos en Durango; y este programa Sembrando Vida va a ayudar mucho.  Lo voy a explicar.

Se van a sembrar 50 mil hectáreas. 50 mil hectáreas, 25 este año, 25 mil el año próximo, 50 mil; y se le va a pagar a ejidatarios, a comuneros, pequeños propietarios, para que siembren árboles, que combinen árboles frutales con maderables, donde se pueda sembrar aguacate, donde se pueda sembrar café y el pino, el maderable, de mediano, de largo plazo.

Se les va a pagar por hacer ese trabajo, que lo pueden hacer los ejidatarios o pequeños propietarios o sus hijos, que tengan trabajo, cinco mil pesos mensuales de jornal.

Dicen algunos: ‘Es que es poco’.

Para empezar, actualmente no hay quien pague un jornal y no porque no quieran o no necesiten que les ayuden en sus trabajos para cultivar la tierra, es que nada rinde, nadie tiene para pagar un jornal. Ahora va a haber estos jornales.

Y es poco, acabo de decir en Reynosa, me tocó ver a una trabajadora de una maquiladora y le pregunté: ¿Cuánto ganas a la semana? 900 pesos. Una maquiladora en Reynosa.

¿Cuánto es al mes? Tres mil 600. Y les explico cómo es el trabajo de esta señora:

Trabaja de lunes a viernes, nada más. No, de lunes a jueves, nada más que de siete de la mañana a 7 de la noche. Doce horas y tres mil 600 al mes.

Acá, en la misma comunidad, ahí donde está la mamá, el papá, ahí va a tener el joven trabajo, cinco mil pesos.

María Luisa dice cuatro mil 500 y 500 para un ahorro. Lo voy a explicar:

Cuatro mil 500 y le quedan al que trabaja 500 de ahorro. Se va a tener asegurado para que dure un año más el programa con ese dinero, con ese ahorro, porque nosotros nos vamos en el 2024, si Dios nos da vida, terminamos en el 2024; pero lo queremos es garantizar un año más, esté quien esté.

Porque van a tener esos ahorros y 400 mil productores van a tener para financiarse un año más.

¿Y por qué estamos planteando esto?

Para darle más tiempo a los árboles. Porque si estamos empezando ahora, un pino lleva de 30, 40 años allá en el trópico, la caoba 30, 40 años; y entre más grandes los dejemos, más seguridad hay que no los van a echar abajo, que los van a cuidar, porque esa es la herencia para las nuevas generaciones.

Esto va a ayudar mucho aquí, en Durango. Esas 50 mil hectáreas son 20 mil empleos, no temporales, permanentes, los seis años. Seis y uno más, éste del ahorro, siete años. Trabajo permanente.

Ni que venga una empresa automotriz de Estados Unidos a poner una planta a Durango se crearían tantos empleos como los que vamos a crear con Sembrando Vida aquí, en Durango.

Eso nada más considerando el empleo, pero imagínense el medio ambiente, lo que es reforestar este gran estado de Durango, que tiene un potencial forestal extraordinario.

Estoy muy contento, porque el que va a hacerse cargo de este programa es de Durango, es el ingeniero Castaños, que está aquí.

¿Y saben que es? Averigüen, indaguen, es el que más sabe en lo que es desarrollo forestal, ese señor que está aquí.

Eso es una garantía, porque puede ser que sea un experto en forestal, pero en zonas tropicales, allá en la Selva Lacandona. No es lo mismo que venir a sembrar los pinos acá, a la sierra de Durango.

Y éste señor sabe cuáles son las variedades que se adaptan y cómo podemos sacar adelante este Programa.

Quiero terminan diciéndoles a los maestros que ya cumplimos la primera parte; ya mandé una reforma a la Cámara de Diputados para que se cancele la mal llamada Reforma Educativa.

Ya también cumplí con lo de los Cendis; la regularización, ya nada más es cosa de verlo con el secretario de Educación, que diera instrucciones, Esteban Moctezuma, y va a haber presupuesto suficiente.

Y a provecho para decirle, también, a madres, padres, de las estancias infantiles que continúa ese Programa; lo único, es que ya el dinero no va a llegar a las estancias, va a llegar directo a los padres de familia; pero continúa el programa.

Y le digo a los trabajadores de la salud que ya hice el compromiso que se van a regularizar porque hay 80 mil trabajadores de la salud trabajando por honorarios y eventuales; hay quienes llevan 20 años y todavía son eventuales.

En mi sexenio los vamos a basificar a todos; no puedo decir que éste año, no lo puedo hacer, de la noche a la mañana, pero sí estoy haciendo el compromiso, de que de acuerdo a la antigüedad vamos, a empezar primero con los que tienen más tiempo y así vamos a ir resolviendo, y terminando el sexenio todos van a estar regularizados; médicos, enfermeras, trabajadores de la salud.

Vamos poco a poco transformando al país; son muchos problemas.

Ahora que venía, me pidieron que actuara porque están desalojando a quienes tienen créditos del Infonavit. Ya di la instrucción de que no se desaloja a nadie, y así va a ser.

Lo que pasa es que hay todavía muchas sinergias, tengo que estar pendiente porque ahí se quedaron todavía las malas mañas.

Hay todavía quienes no han entendido de que esto ya es distinto, todavía hay gente en el gobierno que no quiere entender, pero a ver quién se cansa primero.

Porque, o entienden, o entienden.

Tenemos que cambiar las cosas y de nuevo agradecerles mucho.

Voy a regresar a Durango; voy a estar con ustedes periódicamente, voy a estar cada tres, cada cuatro meses, nos vamos a estar reuniendo para darle seguimiento a todos los programas para que vayamos todos viendo cómo avanzamos.

Vamos a hacer entre todos la evaluación. Y decirles que estoy trabajando de manera coordinada con el gobernador de Durango, que se ha portado, repito, al cien.

Y tenemos que unirnos todos. Ya no pelearnos, ¿o queremos seguir peleando? Ya debemos de pensar en la unidad, el gran partido es el pueblo de México, y tenemos que sacar adelante a nuestro país. Y yo no les voy a fallar.

Fueron dos días de convivencia entre el gobernador Aispuro y el presidente López Obrador. Espacio que necesitaba el mandatario duranguense para convencer al presidente que su gobierno está para trabajar dentro de la nueva realidad que impone nuestro sistema democrático.

El mandatario estatal, sin más equipo que el escaso que lo acompaña, logró en dos días, lo que se pensaba, alcanzaría en meses de trabajo; se ha hecho un gobernador muy visible para el presidente tabasqueño. Si no obtuvo toda la gestoría que se propuso, José Aispuro sí logró entrar en el ánimo de un presidente que en estos días de gobierno, ha demostrado que gobernará a la antigüita: concentrando todo el poder que pueda, en su persona y beneficiando a quien no le caiga mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *