Sin definir, futuro inmediato de José Ramón Enríquez H.

José Ramón sí será sancionado, pero no con el rigor que se pretendía

Gerardo Villarreal Solís, presidente de la Comisión de Responsabilidades del Congreso del Estado, advierte que la resolución por el tercer procedimiento en contra del alcalde capitalino puede ir en el mismo o en un sentido más riguroso que la que quedó sin efecto.

Víctor Hugo Castañeda Soto, vocero del Alcalde capitalino, señaló que los amparos otorgados por la Justicia Federal a José Ramón Enríquez quedaron automáticamente sin efecto, debido que ya se ordenó la no destitución, la no inhabilitación y la no instauración de juicio  político.


Para Gerardo Villarreal, el alcalde puede ser enjuiciado; para Castañeda Soto, el primer edil, ya la libró


Texto: Daniel Estrada

Es un hecho que habrá sanción en contra de José Ramón Enríquez Herrera y, aunque para Gerardo Villarreal Solís, presidente de la Comisión de Responsabilidades del Congreso del Estado, la resolución por el tercer procedimiento en contra del alcalde capitalino puede ir en el mismo o en un sentido más riguroso que la que quedó sin efecto, para Víctor Hugo Castañeda Soto, quien se ha convertido en vocero del Doctor en este tema, ya no hay forma de que el Legislativo local aplique medidas exageradas.

El pasado miércoles 13 de febrero del año en curso la sala superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) desechó un  proyecto derivado de un recurso interpuesto por José Ramón Enríquez Herrera, presidente municipal de Durango, en contra de su destitución del cargo votada por el Congreso estatal.

A través de dicho recurso se pretendía que los magistrados electorales se declararan incompetentes, aunque a final de cuentas la mayoría conformada por cuatro magistrados razonaron que la decisión del Congreso estatal sí implicaba materia electoral y por ende competencia en el caso.

No obstante, en el marco de esta decisión, el órgano jurisdiccional electoral determinó que se debe garantizar el derecho de audiencia del Alcalde, valorar la infracción y ver si está acorde con la sanción propuesta, y una vez que la gravedad del asunto sea puesto en la balanza, determinar la sanción definitiva.

Al respecto, el diputado local Gerardo Villarreal subrayó el hecho de que a final de cuentas el tema se quedó en cancha electoral, en la que no hay recursos de amparo, por lo que el procedimiento continuará conforme a lo que marca la Ley.

“Esto no es un juego de ‘vencidas’; nosotros (el Congreso del Estado), únicamente hemos seguido una ruta legal, sin ninguna manipulación de la información a pesar del golpeteo político de la otra parte”, expuso.

Aseguró que la verdad siempre emerge y la determinación del Tribunal Electoral Federal, es un ejemplo de que el Legislativo local ha hecho lo que le corresponde.

Explicó que lo que ahora procede es la instauración de un procedimiento sumario, es decir, hay que reponer el procedimiento, tal y como se había pensado que ocurriría, después de los recursos que interpuso Enríquez Herrera para defenderse del tercer procedimiento.

A final de cuentas el órgano que determinará la sanción de José Ramón será el Pleno del Congreso, tras el dictamen de la Comisión de Responsabilidades, luego de emprender un Procedimiento Especial Sancionador.

Será el TEPJF quien asumirá si la sanción es la correcta, pero el Congreso del Estado votará para definir el castigo que se impondrá al Alcalde de Durango, por haber violado el Artículo 134 Constitucional, al realizar promoción personalizada con recursos públicos. 

“Estamos en la ruta correcta, lo más probable es que el Presidente Municipal sea sancionado, sin descartar el juicio político, la destitución o la inhabilitación”, manifestó Villarreal Solís.

 

Que la sanción sea acorde a la infracción

Por su parte, Víctor Hugo Castañeda, fue contundente al declarar que los amparos otorgados por la Justicia Federal a José Ramón Enríquez quedaron automáticamente sin efecto, debido que ya se ordenó la no destitución, la no inhabilitación y la no instauración de juicio  político.

Hay que mencionar que Castañeda ha sido designado por el propio José Ramón, como su vocero en este tema en particular, asumiendo un rol que con anterioridad recaía en la persona de Ernesto Aguilar García, juez administrativo del Municipio de Durango.

Sin embargo, en las dos últimas ocasiones en las que se ha expuesto la postura del Municipio y del Alcalde sobre resolutivos relacionados con el tema, Víctor Hugo Castañeda es quien ha dado la cara a la opinión pública.

Según la interpretación dada por el Ex Secretario de Turismo del Estado, el TEPJF ha definido que no puede ser aplicada una sanción exorbitante a una infracción que fue calificada como un asunto menor.

Afirmó que el Tribunal decretó al Congreso del Estado la prohibición de iniciar un juicio político  en contra de Enríquez, aunque es un hecho que se procederá a aplicar una sanción.

El acuerdo refiere: “Sanciónese al Presidente  Municipal guardadas las proporciones, en virtud o en función de las proporciones de la infracción que se reclama, además de guardar equidad y no excederse  en la aplicación”.

Las sanciones aplicables pueden ir desde la amonestación privada, la amonestación pública, el apercibimiento y la multa, con lo que se desecha la opción de aplicar castigos más severos, que sobrepasen la gravedad de la infracción reclamada.

Remarcó que la destitución y la inhabilitación del cargo que se pretendían aplicar por parte de los diputados locales, fueron clasificadas como absolutamente desproporcionadas, por lo que ha quedado sin efecto la probabilidad de su procedencia.

Pero además, señaló que el Congreso del Estado no es la autoridad competente para aplicar la Ley General de Responsabilidades Administrativas, sino que en su oportunidad el Congreso del Estado debió haber armonizado la Ley local en la materia, para poder ejercerla.

“Quedó publicada como  cosa juzgada y publicada en estrados electrónicos y físicos, la determinación de proceder con equidad y guardando las proporciones que ameritan la falta señalada”.

Pero además, hizo un llamado al Poder Legislativo de Durango, a no convertirse en el “brazo ejecutor de venganzas políticas”, ya que las instituciones no deben ser utilizadas para cobrar afrentas, ni para obstruir la gobernanza.

El vocero de Enríquez apeló a la diversidad política que representan cada uno de los 25 diputados del Congreso de Durango, a que actúen con respeto a la autonomía de las instituciones.

“Con absoluto respeto le reiteramos al Congreso que el Poder Judicial Federal y los órganos electorales le han dado la razón nuevamente al Presidente Municipal de Durango, por lo que se tendrá que sancionar con apego a la equidad”, dijo.

Pidió dar más importancia a la unidad de los duranguenses, al mencionar que no conviene echar gasolina al estado, por lo que hizo un llamado para que los tres poderes sumen esfuerzos para construir y avanzar. “Durango está en medio de un Proceso Electoral que reclama transparencia y todas las facilidades para que los ciudadanos voten sin ninguna presión”, dijo.

Todo esto se da en un entorno totalmente inmerso en el ambiente electoral, pues mientras que José Ramón busca salir lo mejor librado posible de este asunto, se ha abocado a disipar sus dudas con relación a las posibilidades que hay para buscar la reelección.

Hay quien habla de su interés por hacer equipo con el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y así obtener la valiosa candidatura por la Alcaldía capitalina de dicho instituto, aunque esa probabilidad parece ser la más complicada.

La otra opción sería encaminar a algunos de sus allegados a participar en la contienda, por el partido o alianza que sea y meterse de lleno en el trabajo en el Senado de la República, para luego volver a competir por un cargo de elección popular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *