Finalmente en esta semana, habrá humo blanco en el cuartel de Morena

Por fin llega la etapa de registros en Morena

Otniel García Navarro, Fernando Rosas Palafox, Carlos Medina Alemán, Héctor Vela Valenzuela, Ignacio Aguado, Iván Ramírez, Silvestre Flores de los Santos  y hasta José Ramón Enríquez Herrera, son varios de los nombres que se escuchan en torno a dicha encomienda.

Sandra Lilia Amaya Rosales, es la única mujer que ha levantado la mano para manifestar su interés y disposición para echarse a cuestas tal encomienda, que bien puede parecer fácil pero representa una gran responsabilidad.


En los últimos días se agregaron a la lista: José Ramón Enríquez, Carlos Medina, Fernando Rosas y Silvestre Flores de los Santos


Texto: Daniel Estrada

Terminó la espera y por fin este 26 de enero se tendrá claridad con relación a las precandidaturas del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en Durango; situación que causa gran expectación hacia adentro y afuera del instituto que en un “abrir y cerrar de ojos” se perfila como favorito en buena parte de los municipios.

La candidatura de Morena por la capital del estado ha generado gran interés y en momentos incertidumbre, pues nadie adivina quién será el afortunado de competir con la marca de moda en la política.

Sandra Amaya, Otniel García Navarro, Fernando Rosas Palafox, Carlos Medina Alemán, Héctor Vela Valenzuela, Ignacio Aguado, Iván Ramírez, Silvestre Flores de los Santos  y hasta José Ramón Enríquez Herrera, son varios de los nombres que se escuchan en torno a dicha encomienda.

Mientras que por las mujeres, Sandra Lilia Amaya Rosales, es la única que ha levantado la mano para manifestar su interés y disposición para echarse a cuestas tal encomienda. Si por equidad de género, es mujer, indudablemente que la ex presidenta de la Junta de Gobierno y Coordinación Política en el Congreso, sería la candidata.

La faena parece fácil pues para muchos el simple hecho de participar por Morena representa una garantía de victoria, no obstante, las cosas se pueden revertir ya que para quien participe por este partido en los comicios del 2 de junio, prácticamente ganar es una obligación y por ende exceso de presión.

Liderazgos de los partidos Acción Nacional (PAN) y Revolucionario Institucional (PRI) han admitido que el “guinda” será un rival difícil de vencer, por la manera en la que arrasó en 2018 en todo el país, sin embargo, no dejan de señalar que le resta fuerza el hecho de que Andrés Manuel López Obrador no aparecerá en esta ocasión en las boletas.

Con todo y eso, se refieren al Movimiento con respeto y otro tanto de recelo, pues no es fácil olvidar que en sus filas se encuentran antiguos compañeros de batalla, que decidieron dar la espalda a sus viejos compañeros para ir en pos del proyecto de López Obrador.

Hace apenas unos días se dieron algunos cambios en el partido en diferentes estados de la república, incluyendo a Durango, en donde Rosendo Salgado Vázquez, dejó de ser delegado en Durango, para ceder su lugar a Armando Navarro Gutiérrez.

Sin embargo, Rosendo no quedó fuera de Morena Durango, pues fue reubicado en la Secretaría de Organización, por lo que de alguna manera continuará teniendo injerencia, aunque ya no como el mandamás.

El repentino cambio, ocurrido a unos cuantos días de la visita de Andrés Manuel a Durango, revolvió las aguas al interior de un partido en el que los aspirantes a competir por cargos de elección popular en los próximos comicios, se encuentran en total incertidumbre debido al control que existe por parte de la dirigencia nacional en la selección de los perfiles que participarán.

El movimiento realizado prácticamente a una semana de que en Morena Durango salga humo blanco disipa la probabilidad de que Rosendo Salgado le eche la mano a alguno de sus cuadros favoritos, por lo que de poco sirvió a algunos haberse pegado tanto a él en los últimos meses.

Salgado Vázquez se mostró entusiasmado por saludar y estar cerca de López Obrador cuando éste visitó Durango los días 16 y 17 de febrero. El Presidente de la República estrechó su mano con fuerza, le dio un espaldarazo y lo acercó para decirle unas cuantas palabras en el evento que tuvo lugar en El Salto, Pueblo Nuevo.

Trascendió que entre otras cosas, AMLO le dijo “vamos con todo”, no obstante, todo parece indicar que para ir realmente con todo la alternancia en  la dirigencia del partido en esta entidad, debía concretarse.

Mientras tanto, Navarro Gutiérrez es un perfil de izquierda bien identificado en La Laguna, aunque algo desconocido en la capital. Con todo y eso, para los morenistas “de a pie” representa una esperanza para ser tomados en cuenta en un partido del que les dijeron que era suyo hasta que comenzaron a llegar los “refugiados” de otros institutos políticos.

Todos quieren…

Por lo pronto el pasado jueves 21 de febrero, Otniel García Navarro, un político que todavía podría ser considerado como un perfil joven a pesar de su vasta experiencia, presentó solicitud de licencia a la diputación local para concentrarse de lleno en su interés de convertirse en precandidato del “guinda”.

García Navarro, quien con el PRI obtuvo casi todo, excepto la oportunidad de participar como candidato a Alcalde, considera que está preparado para dirigir la capital y con ello implementar aquí las políticas lopezobradoristas en beneficio de los ciudadanos.

Entre las principales encomiendas que ha tenido Otniel, está la Presidencia del Comité Directivo Estatal del PRI y anteriormente la dirigencia del Movimiento Territorial, además de haber sido diputado local y federal también por el tricolor y director del extinto Instituto de Vivienda del Estado de Durango (IVED).

Sin embargo, en los últimos días comenzó a escucharse bastante el nombre de Fernando Rosas Palafox, quien fue director de Fomento Económico del Municipio de Durango en el actual gobierno de José Ramón Enríquez.

Además, en noviembre de 2017 fue acusado por el propio partido de Morena ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), por incurrir en presuntas acciones ilícitas para promoverse  en los medios de comunicación, denuncia que no procedió.

Lo anterior, luego de que Fernando Rosas había manifestado su interés por participar como candidato a diputado, sin tener en ese entonces alguna inclinación por determinado partido político.

Ignacio Aguado, quien sí fue candidato independiente a una diputación local es uno de los que más ha anunciado su intención de participar en busca de la candidatura por la Presidencia Municipal de la capital.

Aguado se presenta como un cuadro joven lleno de entusiasmo y sin ninguna intención de ocultar su pretensión y con toda  disposición de trabajar en la estructura del instituto político.

Héctor Vela Valenzuela, al igual que Otniel, casi lo tuvo todo en el PRI, pero además de la oportunidad de ser legislador local y federal, desempeñó roles claves en la función pública, al desempeñarse como titular de Educación (SEED), Obras Públicas (Secope) y hasta Secretario General de Gobierno.

Hoy es Secretario General del Congreso del Estado y desde allí ha buscado impulsarse para participar como candidato a la Presidencia Municipal, ahora por Morena, para así obtener la “estrellita” que le falta.

Iván Ramírez, a quien se le recuerda por ser presidente del Comité Directivo Estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el estado, para luego involucrarse de lleno en el proyecto de Morena, se le ubica como un cuadro congruente y equilibrado.

Mientras tanto, Carlos Medina Alemán, un hombre que tiene ya un buen tiempo en las filas de Morena, refiere que a diferencia de otros políticos, él tiene la ventaja de vivir de su trabajo y no del erario, lo que considera un punto a su favor si llega a tener la oportunidad de desempeñarse en como servidor público.

Otro de los que ha declarado su interés por registrarse es Silvestre Flores de los Santos, quien se ostenta como fundador de Morena y se ha dedicado a pelear por oportunidades para quienes hacen la labor de peones en el partido.

El doctor en Educación ha denunciado diversas irregularidades al interior de Morena y es uno de los que más celebran que Salgado haya dejado de ser delegado del partido.

Por su parte, Sandra Lilia Amaya es la única mujer que ha levantado la mano para externar su interés por convertirse en la candidata a la Presidencia Municipal de Durango.

Sin lugar a dudas es uno de los perfiles más activos en el Congreso local y su periodo como Presidenta de la Junta de Gobierno y Coordinación Política le permitió crecer en la política.

De hecho entre las mujeres de izquierda que se desempeñan como legisladoras locales y federales por Durango es la más activa junto con Margarita Valdés.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *