La economía y las finanzas en los tiempos de López Obrador

Texto: Antonio Sandoval/Alto Nivel

Así es como la economía y las finanzas han vivido los primeros 100 días de AMLO en la presidencia de México, en donde los mercados han estado atrapados entre la coyuntura global y el “pago por ver”

Los primeros 100 días del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador se han caracterizado por una tendencia errática en materia financiera; los mercados e indicadores de corto plazo que ya reflejan las acciones de gobierno parecen no tener una dirección clara, o si la tienen reflejan en esencia lo que sucede en el contexto global.

Estos indicadores muestran señales de que están “atrapados” entre la dirección que les marca la coyuntura global y el “pago por ver” ante las decisiones que ha tomado el gobierno en sus primeros 100 días.

Así, mientras que por una parte se registra una importante apreciación para el caso del peso contra el dólar, la bolsa de valores apenas reporta una variación negativa, mientras que las tasas de interés reflejan incrementos, aunque moderados, las reservas internacionales del banco central mexicano se han elevado, pero las calificadoras le han sacado “tarjeta amarilla” a la economía del país.

Peso fuerte, apoyado por un dólar sólido en el mundo

La incertidumbre mundial ha provocado que los inversionistas del mundo se refugien cada vez más en el dólar estadounidense, pese a que su economía es una de las protagonistas de una guerra comercial que en las últimas semanas tomó visos de solución.

El caso es que el dólar es en estos momentos la moneda más fuerte del mundo, lo que ha favorecido al peso por ser la divisa de un importante socio comercial estadounidense. Muchas veces los medios de comunicación atribuyen algún tropiezo del peso a la fortaleza del dólar, lo cierto es que más bien, el dólar fuerte ha permitido que su cotización contra el peso mexicano bajara de 20.45 unidades en que se ubicaba cuando inició la presente administración hace 100 días, a 19.48 unidades en las que se encuentra hoy.

La fortaleza del dólar explica la apreciación del peso en este balance, bajo otras condiciones factores como la cancelación de las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y la disminución en la perspectiva de calificación de la deuda de México y de Pemex, más una expectativa cada vez menor del Producto Interno Bruto (PIB), habrían impactado a la divisa nacional.

El desempeño del peso en estos 100 días de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador es en realidad reflejo de la coyuntura global, más que de un contexto positivo a nivel nacional.

Bolsa de valores refleja expectativas negativas

Los mercados de valores se mueven en base a expectativas y éstas no son positivas, no al menos del todo. Por eso y porque en Wall Street las cosas tampoco marchan bien, el principal indicador accionario nacional refleja un balance casi neutro durante los primeros 100 días del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Las previsiones de bajo crecimiento económico no son un elemento favorable para los mercados de valores, algo que en México empieza a suceder con frecuencia; en un entorno de debilidad económica las expectativas de crecimiento, flujos de dinero, proyectos y utilidades corporativas, resultan golpeadas.

Lucha contra huachicol no impactó a la economía, por el momento. Tampoco bajó precio de gasolina.

En enero pasado, el gobierno federal modificó la logística de reparto de combustible al iniciar una estrategia de combate al robo de este energético, especialmente la gasolina.

De acuerdo con cifras oficiales, el robo de combustible entre los años 2016 a 2018 se disparó 115.25 por ciento al pasar de un equivalente de 30 mil 800 millones de pesos a 66 mil 300 millones. Al cierre del año pasado, los barriles robados en gasolina eran de aproximadamente 58 mil unidades.

El periodo de desabasto generado por la modificación en la logística amenazaba con convertirse en una fuerte crisis para el gobierno, pero no fue así, la incertidumbre duró una semana en su parte más complicada, ya que se normalizó el reparto de combustible, especialmente en los grandes núcleos poblacionales.

Hasta ahora, no hay evidencias de un impacto en la economía tras esta crisis, pero las cifras del primer trimestre del año tardarán en salir, es entonces cuando podremos dimensionar sus efectos.

Lo que sí es un hecho es que los precios de las gasolinas tampoco bajaron como en algún momento se señaló, por el contrario, al menos en la Ciudad de México y su zona metropolitana este referente abandonó el nivel de 19 unidades para colocarse arriba de 20 pesos por litro.

El combate al robo de combustible es una medida loable, que genera popularidad ya que pocos pueden estar en desacuerdo con ella, pero no se sabe su impacto y el método de logística utilizado es el más caro en todo el mundo.

Proyecto del NAIM enterrado, gobierno pagó a inversionistas

El proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco fue cancelado, esa era una promesa de campaña y se cumplió tal cual.

La causa por la que no impactó en los mercados fue porque el gobierno federal, ahora en otra administración, cumplió con el pago de todos los compromisos financieros, de esta manera se evitaron litigios y, sobre todo, incertidumbre para los inversionistas.

A principios de marzo se liquidaron a los inversionistas un total de 34 mil 27 millones de pesos para liquidar los bonos del Fideicomiso de Inversión y Bienes Raíces (Fibra) usados en el inicio de las obras, recursos correspondientes a la inversión inicial de los tenedores de bonos más un 10 por ciento de rendimiento.

El proyecto quedó enterrado en esta administración; en su lugar, se hará un nuevo aeropuerto en Santa Lucía, pero eso será otra historia.

Pemex, ¿bomba de tiempo o piedra en el zapato?

Pemex es la empresa pública más importante del país, y también la que genera en este momento más riesgos. Su delicada situación financiera tiene en jaque a la economía, al grado de que el gobierno en funciones decidió diseñar un plan de rescate financiero por un total de 5 mil 350 millones de dólares.

Los efectos no fueron los deseados, Pemex recibió la revisión a negativa de su perspectiva de deuda, por parte de las principales agencias calificadoras de valores, junto con la de la deuda soberana del país.

La razón es que la deuda total de Pemex ronda los 102 mil millones de dólares, mientras que sus activos se ubican en alrededor de 98 mil millones, técnicamente es una empresa en quiebra.

Los análisis señalan que Pemex necesita mucho más dinero para salir adelante, por eso fue castigada. La petrolera es un problema y depende de la forma en la que sea tratada su difícil situación para saber si esa bomba de tiempo puede ser desactivada, aunque por muchos años podría ser una piedra en el zapato de la economía mexicana.

Expectativas del PIB cada vez más bajas.

El gobierno federal no ha bajado su expectativa. El presidente López Obrador repite una y otra vez que México va a crecer a 4 por ciento.

Al menos para 2019 y 2020 ese se ve poco menos que imposible, a menos que todos los expertos se equivoquen y el primer mandatario demuestre lo contrario.

Este año la expectativa promedio inicial de crecimiento para el PIB estaba en 2.1 por ciento, pero casi al cierre del primer trimestre ya se ubica en 1.8 por ciento, mientras que para 2020 pasó de 2.5 a 2.0 por ciento.

De no suceder algo diferente, el crecimiento sexenal será una fotografía muy parecida a la de otros periodos ya que si las expectativas de los analistas y expertos se confirman entonces el país debería crecer a niveles de 5 por ciento lo que resta de la administración para alcanzar la expectativa oficial de 4 por ciento.

Calificadoras castigan al país.

Aunque personalidades como el subgobernador del Banco de México, Jonathan Heath, ha señalado que México está lejos de perder el grado de inversión, también ha dicho que las calificadoras de valores le sacaron tarjeta de amonestación a México.

Lo preocupante es que al parecer existe alguna confusión entre lo que hacen y lo que no hacen las calificadoras y sobre todo el significado de sus señales.

Por lo pronto, las perspectivas de la deuda soberana del país, la de Pemex, la CFE, y muchas empresas más del sector privado, son negativas, un fuerte impacto que podría cobrar factura con el tiempo. Hasta el momento, lo que no califican las calificadoras, valga la redundancia, es el combate a la corrupción, en este sentido si Pemex refleja positivamente este factor en sus finanzas eso podría ayudar mucho, ya que la situación de éstas últimas es la que evalúan las agencias.

Contexto global determinará tendencia futura.

El problema en materia de crecimiento no solamente es un asunto nacional, se trata de un problema global y México difícilmente se sustraerá.

Las expectativas de crecimiento mundial son cada vez más bajas, la OCDE pronostica que el PIB del planeta crecerá este año a niveles de 3.3 por ciento, muy abajo del 3.8 por ciento esperado en diciembre pasado.

Lo que suceda en el mundo impactará para bien o para mal en México, por lo pronto, las expectativas de crecimiento del PIB no son favorables.

Todavía no es super dólar, pero que cerca está

La fortaleza del dólar por lo general no es una buena noticia, entre 2008 y 2010 se habló mucho del super dólar por su extrema fortaleza contra todas las monedas del planeta, con todo y que fueron los años de la recesión económica global provocada por la crisis subprime precisamente en Estados Unidos.

Lo que sucede es que a la moneda estadounidense se le considera refugio seguro en periodos de crisis o incertidumbre económico-financiera, como ha sucedido recientemente.

Todavía no es el super dólar de algunos años atrás, pero empieza a parecerse, algo que mantiene preocupados a los inversionistas del mundo.

En este sentido, es un hecho que el dólar fuerte de los meses recientes ha beneficiado al peso, pero una crisis mayor o un problema regional de relevancia lo impactaría inevitablemente, el super dólar no necesariamente es un factor positivo para nuestra divisa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *