El Papa pide respuestas concretas al clamor de la tierra y de los pobres

El Papa Francisco recibió a los participantes de la Conferencia Internacional “las religiones y los objetivos de desarrollo sostenible: Escuchar el clamor de la tierra y de los pobres” a quienes pidió “compromisos concretos para promover un desarrollo real de manera sostenible”.

Esta iniciativa, organizada por el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral y por el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, se realiza en el Vaticano del 7 al 9 de marzo.

Durante su discurso, el Papa solicitó respuestas y compromisos concretos “a través de procesos abiertos a la participación de las personas. Propuestas concretas para facilitar el desarrollo de los necesitados”.

“Medidas económicas concretas que tomen seriamente en consideración nuestra casa común. Compromisos éticos, civiles y políticos concretos para desarrollarse junto a nuestra hermana tierra, y no a pesar de ella”, afirmó.

En esta línea, recordó que el Papa Benedicto XVI se refirió a “la posibilidad de una gran redistribución de la riqueza a escala planetaria como nunca se ha visto antes” y solicitó también “políticas económicas concretas que se centren en la persona y que puedan promover un mercado y una sociedad más humanos”.

Al referirse de sostenibilidad, Francisco señaló que “no podemos pasar por alto la importancia de la inclusión y la de la escucha de todas las voces, especialmente de aquellas normalmente marginadas en este tipo de discusión, como las de los pobres, los migrantes, los indígenas y los jóvenes”.

Además, el Santo Padre recordó que es necesaria una “nueva solidaridad universal” al recordar la Agenda de las Naciones Unidas de 2030 en la que “diferentes tradiciones religiosas, incluida la Católica, han abrazado los objetivos del desarrollo sostenible porque son el resultado de procesos participativos globales que, por un lado, reflejan los valores de las personas y, por el otro, se sustentan en una visión integral del desarrollo”.

De este modo, destacó también que San Pablo VI explicó en la Encíclica ‘Populorum progressio’ que “hablar de desarrollo humano significa referirse a todas las personas, no solo a unas pocas, y a toda la persona humana, no solo a la dimensión material”. Por lo tanto, Francisco animó a ofrecer “modelos viables de integración social y de conversión ecológica, porque no podemos desarrollarnos como seres humanos fomentando la desigualdad y la degradación del medio ambiente”.

“En el caso de las personas religiosas, necesitamos abrir los tesoros de nuestras mejores tradiciones para un diálogo verdadero y respetuoso sobre la manera de construir el futuro de nuestro planeta. Los relatos religiosos, aunque antiguos, están normalmente llenos de simbolismo y contienen una convicción actual: que todo está relacionado, y que el auténtico cuidado de nuestra propia vida y de nuestras relaciones con la naturaleza es inseparable de la fraternidad, la justicia y la fidelidad a los demás”, afirmó el Papa Francisco.

Asimismo, el Santo Padre explicó que “los objetivos económicos y políticos deben estar respaldados por objetivos éticos, que presupongan un cambio de actitud, la Biblia diría un cambio de corazón” y citó a San Juan Pablo II quien remarcó la necesidad de “alentar y sostener una conversión ecológica”.

“Esta palabra es fuerte: conversión ecológica. Aquí las religiones tienen un papel clave que desempeñar. Para una transición correcta hacia un futuro sostenible, es necesario reconocer los propios errores, pecados, vicios o negligencias, arrepentirse de corazón, cambiar desde adentro, reconciliarse con los demás, con la creación y con el Creador”, pidió el Papa Francisco.

Por último, el Pontífice dijo que en el próximo Sínodo de los Obispos de la Región Pan amazónica, que se llevará a cabo en octubre de 2019, recordarán a los pueblos indígenas que “en un mundo fuertemente secularizado, esas poblaciones nos recuerdan a todos la sacralidad de nuestra tierra” por lo que “sus voces y preocupaciones deben ser fundamentales para la implementación de la Agenda 2030 y en el centro de la búsqueda de nuevos caminos para un futuro sostenible”.

PAPA FRANCISCO ADVIERTE EL PELIGRO DEL MAQUILLAJE DEL ALMA

Durante la Misa celebrada en la Casa Santa Marta, el Papa Francisco alertó sobre el riesgo del “maquillaje del alma” que impide la coherencia de vida.

“Pide al Señor fuerza y avanza humildemente con lo que puedas. Pero no te maquilles el alma, porque si maquillas tu alma, el Señor no te reconocerá” advirtió el Papa.

De este modo, el Santo Padre animó a pedir a Dios en esta Cuaresma la gracia de la coherencia “le pedimos al Señor la gracia de ser coherentes, de no ser vanidosos, de no aparentar más dignos de lo que somos. Pidamos esta gracia en esta Cuaresma: la coherencia entre lo formal y lo real, entre la realidad y las apariencias”.

Durante su homilía matutina, el Papa recordó también la conducta del fariseo y el publicano descrita en el Evangelio para denunciar a quienes se sienten “justos” por pertenecer a tal asociación y sienten que no son como “aquellos pobres que no entienden nada”.

“Quienes buscan las apariencias, nunca se reconocen a sí mismos como pecadores y si les dices: ‘pero tú también eres un pecador’ relativizan todo… También intentan parecer con una cara de estampita: ¡todo apariencia!”, dijo el Papa quien agregó que cuando “hay diferencia entre la realidad y la apariencia, el Señor usa un adjetivo: hipócrita”.

Por ello, el Pontífice señaló que este tiempo que conduce a la Pascua puede ser una ocasión para reconocer las personales incoherencias ya que toda persona está tentada por las hipocresías.

En esta línea, el Santo Padre denunció a quienes se dicen “cristianos, incluso católicos, que se llaman a sí mismos católicos practicantes” y explotan a sus trabajadores sin darles sus derechos, por ejemplo, a la jubilación.  “Y muchos de estos se dicen católicos y van a Misa los domingos, pero lo hacen. ¡Este es un pecado mortal!”, exclamó el Papa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *