Tag Archives: Ernesto Cordero

Inobjetable el triunfo de Madero en el PAN

Federico-Müggenburg

 

Federico Müggenburg

Gustavo Madero obtuvo la reelección al frente del PAN con ventaja mayor al 13% frente a Ernesto Cordero, obteniendo con ello nuevamente la presidencia de su partido. Apenas cuatro horas después de que cerraron las casillas de votación en todo el país con el 94% de las actas computadas y con una participación del 72% del padrón, se confirmó que Madero obtuvo más de 88 mil votos y Cordero sólo algo más de 67 mil votos.

Madero se impuso en estados clave como Jalisco, Puebla, Veracruz y el Distrito Federal. Cordero obtuvo mayoría en Querétaro, Baja California Sur y Guanajuato. Madero dirigió su primer mensaje acompañado por Josefina Vázquez Mota, Rafael Moreno Valle, Guillermo Padrés. Por su parte Francisco Vega pidió a Cordero dejar atrás las diferencias y ponerse a trabajar para los procesos electorales de 2015.

Madero señalo en su discurso: “Mando un mensaje de unidad institucional, de camaradería, que nos caracteriza. El PAN ha sido el mejor partido de México, desde 1939 gracias a nuestros principios, a nuestra doctrina y nuestra capacidad de procesar institucionalmente nuestras diferencias. Estoy cierto que unidos es como vamos a funcionar mejor. Me permito hacer un llamado a todos para dejar atrás lo antes posible esta contienda interna… Hoy quedó demostrado que el camino correcto son las propuestas. No se puede construir sobre el odio, los rencores, los agravios y las ofensas”.

 

La fórmula que encabezó Cordero concentró los apoyos de los más cercanos a Calderón: empezando por su esposa Margarita Zavala, su hermana Luisa María Calderón, la prima de Margarita, Mariana Gómez del Campo, el ex secretario del Trabajo, Javier Lozano, el ex subsecretario de Gobernación Roberto Gil, el ex vocero Max Cortázar y Daniel Karam ex titular del IMSS. Integrantes “independientes” como Marko Cortés, Santiago  Creel y Marco Adame no aceptaron que se hable del fin del calderonismo en el PAN. Creel señaló: “Aquí los militantes son los que mandan y los que decidieron para bien del partido”.  Acompañado de veteranos panistas como Luis Alvarez y Señora y otros participaron muy animados en la fiesta celebrada en un hotel capitalino.

Por su parte Cordero muy lacónico, declaró: “Más que una batalla legal, el blanquiazul necesita una batalla ética”. Con ello queda muy claro que todos los panistas parecen coincidir en lo fundamental, que son los principios y valores que sustenta el partido desde su fundación, pero la dificultad está en llevarlos a la práctica, es decir, encarnarlos aquí y ahora. La coalición tripartita del PRI, PAN y PRD, está de acuerdo en una ideología socialdemócrata, que soporta al Pacto por México. El PAN la adquiere bajo la forma socialtecnócrata y sólo quedan fuera los radicales de cada ala. En la izquierda y en la derecha los radicales de cada caso.

La forma en que se ha derivado la política interna de México, tiene sus correspondientes con la de fuera. Los procesos de América Latina en Brasil, Chile y Colombia tienen sus posiciones de centro, de izquierda y de derecha. De Brasil se corren hacia Venezuela y Cuba. De Chile hacia Argentina y Uruguay y de Colombia hacia Ecuador y Panamá. México como un eje que lo mismo funciona hacia España, que hacia Estados Unidos de Norteamérica.

La globalización ha hecho que todos sean verdaderamente interdependientes y los procesos electorales acomodan las fichas en cada partida según se trate de procesos cuatrienales o sexenales. Hasta ahora no se ha producido una sincronización total en el continente a pesar del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica, el Mercosur, o las alianzas del Atlántico o del Pacífico. En el caso de Venezuela se ha vuelto además de geográfica y geopolítica, geocultural y georeligiosa.

Hugo Chávez inició un contubernio con Irán y las Redes Bolivarianas se “islamizaron” en Ecuador y Bolivia. El secretario de Gobernación de Fox, Carlos Abascal, pudo constatar con la información que el CISEN le proporcionaba que esto era así. Lo mismo la CIA pudo constatar los vínculos que Obama tiene con los musulmanes y su tragedia personal al no poder resolver  su “contradicción” racial, cultural y religiosa que tiene dividido a los votantes ciudadanos en Estados Unidos de Norteamérica.

El cambio de época es más lacerante a los integrantes de la generación del siglo XX. Los del siglo XXI tendrán otra realidad, siempre y cuando ejerzan su presencia y actúen en vez de ser pasivos del proceso de homogeneización que prenden los poderes mundiales en la economía (la Trilateral), en lo político partidista (la Internacional Socialista), en lo político gubernamental (la ONU), en lo político educativo y la salud (la UNESCO), en lo relativo a lo religioso (La Nueva Era, el IDO-C y la Teología de la Liberación con todas sus variantes).

26MAY14 RS540

+     +     +

PAN: G. Madero, Moreno Valle, M. Zavala, Juan Quiñones y Antonio Ochoa

Ahora Television y Sin Censura

Por: Víctor R. Hernández

Los resultados de la elección interna del PAN, del pasado domingo 18 de los corrientes, no sólo puso a prueba la civilidad y madurez de la militancia de ese instituto político, también impactó en el realineamiento de los diferentes grupos de interés y puso en marcha, desde ahora, el proceso sucesorio a la presidencia de la República, en 2018, y en Durango, ubica la próxima elección interna para renovar la dirigencia estatal, en un estado de indefinición.

Pero, analicemos los elementos que han surgido a raíz del histórico proceso electoral en este partido:

1.- En el nivel de la dirigencia nacional.

– El triunfo de Gustavo Madero Muñoz con 93 mil 25 votos, equivalentes a 57.14% del total (Contra los 69,767 votos, que representan 42.86% de los 162,792 emitidos por los militantes) fue contundente y evitó un debate postelectoral que dañara más al Partido, así como la judicialización de las elecciones.

– De acuerdo con los datos dados a conocer por el árbitro de la contienda electoral, Gustavo Madero obtuvo mayoría en cinco de seis de las seis entidades federativas con más militantes, como es el caso de Jalisco, Veracruz, el Estado de México, Puebla y Nuevo León.

– Guanajuato fue el único de los seis grandes estados que no ganó Madero, donde la presencia de Juan Manuel Oliva atrajo los votos para su compañero de fórmula, Ernesto Cordero, quien obtuvo 5,280 sufragios contra 3,242 de Madero.

– La participación de los gobernadores de Sonora, Guillermo Padres; de Puebla, Rafael Moreno Valle, y de Baja California, Francisco Vega, permitió que Madero obtuviera tres cuartas parte de la votación emitida en sus estados, lo que fue factor determinante para su triunfo.

– De los 217,593 militantes inscritos en la Lista Nominal del PAN, 88,058 -40.46% del total- se ubicaban en Jalisco, Veracruz, Estado de México, Puebla, Nuevo León y Guanajuato.

2.- Con el triunfo de Madero, arranca la sucesión presidencial.

– Con su amplio y contundente triunfo, Gustavo Madero se coloca como primer precandidato a la presidencia de la República, en 2018. Tras lo sucedido el pasado domingo, algunos líderes de opinión nacional, en la prensa escrita, así ubican al dirigente reelecto del PAN.

– Sin embargo, semanas antes de las elecciones panistas (el pasado 4 de abril), se registró un interesante evento en la ciudad de Puebla, el estado de Rafael Moreno Valle. Puebla fue sede de los trabajos de la Primera Jornada Mundial de Laica Internacional y Segunda Jornada Internacional Juarista, encabezada por el Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo de México, Manuel Jiménez Guzmán. Ahí se dieron cita representantes de la masonería en 50 países.

Tras el sonado evento, ha comenzado a intensificarse la versión que Moreno Valle con los activos de las logias del país afiliadas a la Gran Logia del Valle de México, será el candidato en 2018 a la presidencia de la República, de una supuesta alianza PAN-PRD-PANAL-Movimiento Ciudadano

– Ya durante el proceso electoral y a unos cuantos días del 18 de mayo, apareció en forma sorpresiva la ex primera dama de la nación, Margarita Zaval. El pasado 11 de mayo, la sposa del ex presidente Felipe Calderón dejó el silencio partidista y mediante un video se dijo convencida de que la fórmula del senador con licencia es la que mejor conviene.

En la grabación de poco más de cuatro minutos, Zavala anuncia “durante seis años no hacía yo público mi opinión sobre asuntos internos del Partido. Me parecía más prudente. Pero hoy quiero compartirles las causas por las que votaré por Ernesto Cordero y Juan Manuel Oliva…”.

La ex presidenta honoraria del patronato del DIF Nacional, entraría de esta forma de lleno a la política partidista y para ya no volver a retirarse.

Ahora, Margarita Zavala está por definir si acepta un espacio plurinominal en San Lázaro, el año entrante o si así, con la buena imagen que tiene entre la militancia panista, le alcanzará para disputarle a Moreno Valle y Gustavo Madero, la candidatura presidencial en 2018.

3.- Y quién para la dirigencia de Durango?

Como señalábamos líneas arriba, la elección del pasado 18 de mayo forzó el realineamiento de grupos al interior del PAN en Durango.

– El triunfo de la alianza de grupos (el de Jorge Salum, Rosario Castro, Pedro Toquero, Gallos y Aispuro Torres), que se concretizó con la mayoría de votos para Ernesto Cordero en la entidad, los coloca, si se mantienen unidos, en la antesala de la dirigencia estatal, a disputarse en los meses por venir.

– La derrota del grupo que comanda Rodolfo Dorador, indudablemente que los ha puesto contra la pared, pues hasta antes del 18 de mayo, iban en caballo de hacienda para apoderarse de la dirigencia estatal. Las cosas cambiaron radicalmente y ahora ya tienen de quienes preocuparse en serio.

– Por lo pronto, esta semana que está por concluir, se autodestaparon dos personajes como aspirantes a suceder a Víctor Hugo Castañeda: Juan Quiñones y Antonio Ochoa. El primero, ha crecido a la sombra de Rodolfo Dorador. El segundo trata de cobijarse en la amalgama de grupos que triunfaron bajo las siglas de Ernesto Cordero.

Claro, para concretarse la candidatura de Ochoa, quedan varias semanas de negociaciones entre los diferentes grupos de interés.

Fracturas del directivo estatal y creciente desprestigio; causas de su reciente derrota

01

Con el resultado, nadie tiene seguro ganar la presidencia estatal que estará en disputa este año

Texto: Wendy Bautista Morales

La jornada del Partido Acción Nacional sorprendió en Durango, pues a pesar de que el Comité Directivo Estatal se volcó a favor de Gustavo Madero, Ernesto Cordero se impuso con una ventaja de 50 votos en 17 municipios, cuatro de ellos de los más importantes, Durango, Lerdo, Santigo Papasquiaro y Pueblo Nuevo.

En Gómez Palacio, la diferencia entre ambos fue de sólo  40 votos, a pesar de las sucias maniobras de la comisión de orden del comité directivo del PAN estatal, que en el marco de la contienda suspendió de sus derechos partidistas a siete panistas para evitar que operaran en contra de Gustavo Madero, entre ellos, la ex alcaldesa de Lerdo Rosario Castro Lozano y el ex dirigente municipal del PAN, Hugo Leonel Salas.

Con el resultado de esta elección, varias son las lecturas que se desprenden, la primera es que Ernesto Cordero Arroyo obtuvo el triunfo en Durango, por la alianza de corrientes  y la fusión, Cordero-Oliva, coordinada por Rogelio Alonso Vizcarra y por la injerencia directa del senador José Aispuro Torres, quien inició campaña a favor de Cordero varios meses atrás,  lo que confirmó su presencia en el interior del Estado.

Esta elección también exhibe la fractura de la corriente que dirige el comité directivo estatal del PAN, que es real y la cual no pudieron remontar, pues a pesar de los múltiples esfuerzos en la distribución de despensas, la sustracción de documentos clave y los activos del comité directivo estatal enviados a los municipios para apoyar a Gustavo Madero, no fue posible hacerlo ganar, lo que confirma que la división si fue real entre el equipo de Rodolfo Dorador y Víctor Hugo Castañeda.

La siguiente lectura es que los resultados a favor de Ernesto Cordero fortalecen a José Aispuro Torres hacia la candidatura al gobierno estatal, pero antes impulsar a Rogelio Alonso Vizcarra hacia el comité directivo estatal, por la mancuerna que hicieron en el Estado y que les resultó. En este espacio, tendrá que entrar a negociar José Antonio Ochoa, quien ya tiene varios meses en precampaña hacia la dirigencia estatal, con el extremo cuidado de evitar la división e impulsar un candidato fuerte, porque ya vieron que si es posible ganarle a toda la infraestructura del comité estatal.

Esta fortaleza adquirida por José Aispuro Torres, podría  alcanzarle para el surgimiento de una corriente Aispurista dentro del PAN, es decir, que no simpatice con Víctor Hugo Castañeda, Fito y Juan Quiñones, con quienes existen diferencias, e impulsar el expriista su propio candidato, que tendría que ser o Nancy Vázquez, José Antonio Ochoa, Gina Campuzno o Rogelio Alonso, o cualquier otro, incluso el propio Aispuro, pues el haber derrotado a Madero y haber hecho ganar a Cordero en Durango,  le da para que cualquier otro panista pueda ser el próximo presidente.

Para definir a su candidato, les queda escaso mes y medio que será la elección al comité directivo estatal del PAN, tiempo récord en el que tendrán que profundizar en el trabajo partidista y de penetración en los municipios, con posibilidades de triunfo. Es decir, en los hechos, Aispuro tiene la posibilidad de arrebatarle el partido al grupo que controla el estatal, con quien no tiene buena relación.

Hoy está a prueba lo dicho por el diputado Juan Quiñones, quien aseguró antes de la elección que José Aispuro estaba con ellos, y el impulso a Cordero era como parte de la efervescencia, y la mezcla de corrientes, pero que agotada la elección,  regresaría con ellos para la renovación del estatal, es decir, cuentan con él para elegir al nuevo presidente, elegido entre Fito Dorador, Juan Quiñones o Ricardo del Rivero, sin embargo eso hoy no es un hecho, pues el senador, podría optar por seguir por la libre.

Haciendo un poco de historia, durante la elección del 2013, Victor Hugo Castañeda optó por la candidatura de José Aispuro Torres hacia la senaduría, y se vio en el dilema de no apoyar a su amiga de varios años, y a la vez sobrina de su jefe de muchos años, Rodolfo Elizondo Torres. Víctor Hugo, optó le dio la espalda a  Patricia Flores Elizondo, sin embargo ahora, Aispuro decidió no apoyar a Gustavo Madero, de quien en mucho dependió que Aispuro fuera el candidato al senado  del PAN en el 2013, sin embargo  decidió irse con Cordero.

Este hecho, mantiene a Aispuro en una situación no muy buena con el grupo del comité directivo estatal, y hoy existe el riesgo que Aispuro impulse a su propio candidato al estatal, que no sea Juan Quiñones ni Rodolfo Dorador, quienes aseguran que el apoyo a Cordero era temporal, y que Aispuro tenía que regresar al redil de Madero, cosa que está por verse.

Mientras tanto, los resultados de la elección panista, revelan muchos mensajes, uno de ellos de gran sorpresa, porque nadie o casi nadie se imaginó que con todo en contra, Cordero ganaría la elección en el Estado, y si bien el margen fue cerrado, su ventaja deja al descubierto el exceso de confianza del grupo de la dirigencia estatal, y los dos legisladores en el congreso, que se volcó con todo para apoyar a Cordero, quien a cuatro días de la elección, dijo que en Durango el piso no estaba parejo, pero llamó a los panistas a votar en libertad, por un partido que necesitaba recuperar su dignidad.

En esa visita, en la que e reunió con panistas, Ernesto Cordero no contó con la presencia de Rosario Castro Lozano, quien lo apoyó desde un principio como candidato a la presidencia de la República en la contienda interna con Josefina Vázquez Mota y ahora como candidato a la dirigencia nacional del PAN.

Porque no estuvo Rosario, pues porque el pasado 6 de mayo, en estrados del PAN, estatal se publicó la suspensión de sus derechos como militante, sin derecho a voto, junto con otros tres panistas, por la falta de pago de cuotas, ellos fueron Hugo Leonel Salas, Eucebio Calvo de Nuevo Ideal y Rodolfo Torres de Gómez Palacio. Este hecho fue denunciado por Rosario Castro, quien de acuerdo al documento fue suspendida desde el pasado 17 de septiembre y su caso está en litigio, y expresó que era un acto de represión hacia panistas que apoyaban a Ernesto Cordero, pero no por eso dejaron de hacer proselitismo en Lerdo y Gómez Palacio a su favor.

En los municipios,  el triunfo de Cordero fue muy cerrado, con el margen que exige una contienda, sin embargo tiene algunas lecturas, por ejemplo en la capital de Durango, la diferencia fue de 97 votos, pero bajo el control de Luis Galindo con el apoyo de Juan Quiñones, Gustavo Madero no pudo ganar.

En Pueblo Nuevo se dio un fenómeno interesante, pues el alcalde panista se volcó con todo a apoyar a Gustavo Madero, pues es identificado como u activo de la dirigencia estatal, sin embargo contra todo pronóstico, se impuso Cordero, con el apoyo de Aispuro por supuesto. En este municipio la diferencia fue de 13 votos solamente a favor  de Cordero.

En Lerdo con el apoyo de la familia Castro Lozano, Cordero ganó con una diferencia de 10 votos; en Santiago Papasquiaro con 14 votos de ventaja sobre Madero. Este municipio es importante, pues  fue operado por el diputado y ex alcalde Ricardo del Rivero, quien inició campaña muy anticipadamente, pero fue derrotado.

En Nombre de Dios, Nancy Vázquez, hizo un trabajo de tierra en el municipio del que fue alcaldesa, y logró el triunfo para Cordero con 72 votos de diferencia, de los municipios con mayor margen. Así, se prevé un clima de cierta confrontación en Durango para la renovación de la dirigencia, cuya competencia será  difícil, pues esta elección fue un ensayo de la respuesta panista en los municipios, en que la apuesta, es que los militantes, le cobren la factura muy cara a la dirigencia estatal de Víctor Hugo Castañeda por haber entregado al PAN en la elección de 2013, con la alianza de facto con el PT. Veremos y diremos.

 MÁS DATOS

 La votación en Durango fue del 77% con la participación de 5 mil 89 panistas, de los cuales 2,554 fueron para Ernesto Cordero y 2,504 para Gustavo Madero.

¿Qué elementos jugaron a favor de Ernesto Cordero?

Ahora Television y Sin Censura

Por: Víctor R. Hernández

Una vez que se observa a distancia un acontecimiento, algunos elementos que se creían fundamentales en el análisis a botepronto, salen sobrando. Otros aparecen como substanciales. Hagamos el recuento.

1.- La de Durango, fue una elección atípica, que difícilmente se puede volver a dar:

– La estructura y los recursos del directivo estatal del partido, al servicio de la candidatura de Gustavo Madero. Fue claro el trabajo que se hizo desde las oficinas del partido y la actitud que la dirigencia estatal adoptó con respecto de uno y otro candidato.

El mismo Ernesto Cordero, escasos días antes de llevarse a cabo las votaciones, visitó Durango y denunció la grave irregularidad.

– La operación despensa. Esta actitud denigrante para la militancia blanquiazul (pues se explota la miseria de la gente) aunque comienza a verse normal dentro del partido, es lo que ensucia cualquier proceso electoral y en Acción Nacional no sólo no se ha hecho nada para extirparse sino que fue parte de la estrategia de los dos grupos que apoyaban a ambos candidatos. Hoy, Acción Nacional ya no tiene cara de reclamar a otros institutos políticos el uso de dinero y despensas para comprar el voto.

– Se usó el poder de la representación partidista, para perjudicar a un grupo y beneficiar a otro. A escasas horas de llevarse a cabo la elección del pasado 18 de mayo, y a través de El Siglo de Torreón, fue notificada Rosario Castro Lozano sobre la suspensión de sus derechos, al igual que Eusebio Calvo Estrada, éste último de Nuevo Ideal. Misma suerte corrieron Hugo Leonel Salas y Rodolfo Torres, ambos de Gómez palacio. Casualmente todos los suspendidos apoyaban a Ernesto Cordero.

2.- Cómo el grupo de Ernesto Cordero se sobrepuso al cerco tendido desde el directivo estatal?

Quienes participaron directamente, han corregido a este columnista, quien el pasado lunes en Canal 12, en la mesa de análisis de Héber García, afirmó que Aispuro Torres había sido un factor determinante para el triunfo de Ernesto Cordero en la entidad. En realidad, Aispuro tuvo poco que ver en lo que sucedió el pasado domingo.

– De acuerdo con fuentes consultadas, la estrategia de movilización fue diseñada cuidadosamente, tras la visita de Ernesto Cordero a Durango, días antes de la contienda del domingo 18. El equipo del ex secretario de hacienda, mandó parte de su gente a Durango, a implementar la estrategia de movilización.

– El operador o coordinador de la movilización fue Rogelio Alonso Vizcarra, el ex delegado del IMSS y durante muchísimos años amigo de Rodolfo Dorador, de quien ahora está distanciado.

– Coordinados por Alonso Vizcarra, los liderazgos del blanquiazul, que apoyaron a Cordero, se responsabilizaron de garantizar la llegada de la militancia a las urnas.

– Con papel en mano, los coordinadores de la movilización en favor de Ernesto, demostraron que en donde Aispuro Torres había operado, Cordero Perdió: son los casos de Cuencamé, Tlahualilo y Guadalupe Victoria.

3.- La traición de Aispuro Torres.

Lo que sí es verdad es que hoy, el dirigente estatal Víctor Hugo Castañeda Soto, además de haber fracasado en su intento de hacer ganar a Madero en Durango, y de esta forma tener un trabajo asegurado en el CEN con Gustavo, además de que ahora le será muy difícil cumplir tal objetivo, su rompimiento con José Aispuro Torres es real.

Fuentes cercanas sostienen el desgaste que Castañeda Soto sufrió ante Rodolfo Elizondo Torres al tomar partido a principios de 2012, en favor de la candidatura al senado de la República de José Aispuro Torres, en vez de apoyar la propuesta de “El Negro” quien promovía a su sobrina Patricia Flores Elizondo. Ahora, las relaciones de Víctor Hugo con Elizondo y Patricia, siguen frías y en el momento en que más lo necesitaba, Aispuro Torres le dio la espalda.

4.- Tras un nuevo fracaso, ahora el grupo hegemónico dentro del PAN está contra la pared y verdaderamente amenazado por los pequeños grupos, hoy, en la disidencia.

Los diferentes grupos de interés (el de Jorge Salum, Antonio Ochoa, Rosario Castro, Gallos, Pedro Toquero y Nancy Vázquez), amalgamados en torno a la campaña de Ernesto Cordero, de no polarizarse tendrán a tiro de piedra el triunfo de la próxima contienda interna que se lleve a cabo, para sustituir a Castañeda Soto. Claro: si no se repone el compacto grupo que liderea Rodolfo Dorador y Juan Quiñones.

JVM pide a Madero hacer los cambios que la militancia le demanda

 En una suerte de operación cicatriz, Gustavo Madero deberá tomar las decisiones más pertinentes en la vida del Partido Acción Nacional (PAN), pero también deberá hacer cambios que la militancia está demandando.

Sin contratiempos avanzan preparativos de internas del PAN

 La Comisión Organizadora Nacional de la Elección del CEN (Conecen) del PAN indicó que avanzan sin contratiempos los preparativos para la elección del domingo en la que se renovará la dirigencia nacional de este partido.

Denuncia de Cordero es un acto de desesperación: Moreno Valle

El gobernador del estado Rafael Moreno Valle Rosas, lamentó la denuncia promovida en su contra por el equipo de Ernesto Cordero por presuntamente apoyar con recursos públicos la campaña de Gustavo Madero en la renovación de la dirigencia nacional del Partido Acción Nacional (PAN).

Debatir con los azules

543cca9b2d9f10bd41ae9512918c9d79

Por Manuel Espino

 

El ánimo plural, la capacidad de dialogar, el razonamiento político, son habilidades democráticas que —como músculos— se ejercitan en el día a día de nuestro comportamiento ciudadano. Como músculos, también se atrofian cuando no se usan e involucionan hacia la intolerancia, la cerrazón y el excesivo partidarismo.

Justo eso le ha pasado al Partido Acción Nacional. Ha perdido su esencia democrática y hoy es una institución en la que se va desde el silencio sumiso ante el poderoso hasta la diatriba que descalifica a quien piensa diferente.

Ello se demuestra en el diálogo de sordos que han entablado Gustavo Madero y Ernesto Cordero en su disputa por la presidencia del PAN: se trata de una controversia de cantina en la que no se esgrimen propuestas, sino insultos. Ni siquiera hay ideas, tan solo embestidas verbales. Qué lejos han quedado aquellos debates insignes de panistas que asestaban golpes únicamente al intelecto del otro, con la elegancia de un pensamiento humanista y visión de Estado.

Además, la incapacidad del PAN para dialogar también se demuestra en la nula tolerancia a la crítica y la incapacidad para hablar de frente con quienes diferimos de los actuales métodos de la cúpula panista. En lo personal, cada vez que emito un comentario referente a Acción Nacional me espetan no argumentos, sino descalificaciones y embestidas de “trolls” en redes sociales.

Tratándose de un partido en el que ni siquiera los candidatos a dirigirlo discuten, sino se vilipendian, resulta comprensible que así seamos tratados quienes no formamos parte del mismo. Sin embargo, lo preocupante es que se afirme que por estar fuera del PAN uno carece del derecho a ejercer una crítica honesta.

Funcionó la táctica del calderonato de silenciar las voces disidentes por medio de expulsiones. Si al que escribe se le arrebató la militancia por “exceso de libertad de expresión”, queda claro que caló el mensaje del poder: no se tolerará el debate abierto.

Bien harían los pocos panistas que quedan en recordar que la esencia de un partido está en la medida de su apertura y su contacto con la sociedad. Como diría Carlos Castillo Peraza, en este párrafo que ofrece un claro diagnóstico del presente de Acción Nacional:

“El partido no es universo clausurado sobre sí mismo. No es ‘mónada sin ventana’. Es para el pueblo de México, en el seno del Estado mexicano… La pura actividad interior que finalmente puede llegar a ser patológica nos inmoviliza y nos carcome. Nos enfrentamos al interior por ser incapaces de oponernos al exterior y acabamos por perder contacto con la realidad”.

Precisamente por ello es que todos, todos quienes habitamos en este país tenemos el derecho a analizar lo que sucede al interior de los partidos políticos, aunque no militemos en los mismos.

Urge, pues, que el PAN se reconcilie con su capacidad de debatir, pues su cerrazón ha sido la causa principal de que ni siquiera en los medios de comunicación se haya logrado posicionar la campaña a presidente del partido, ya no digamos entre la población abierta. Mucho habrán de batallar los operadores panistas —ya desnudados en sus métodos ilegales de acarreo y coacción— para llevar ciudadanos a votar en una elección de la que ni siquiera se han enterado.

Ello importa no solo a los panistas, sino a todos quienes vivimos en esta república y nos vemos afectados por el hecho de que uno de sus principales componentes carezca ya de capacidad de dialogar con sinceridad democrática, de cara a la sociedad.

www.twitter.com/ManuelEspino

manuespino@hotmail.com

Incertidumbre, la única verdad en la disputa por el PAN en Durango

01-cordero-madero

La tendencia nacional es que tanto Madero como Cordero registran un empate técnico

Texto: Wendy Bautista M.

@wendybautistamo

Al día del debate, 29 de abril, entre los dos candidatos a la dirigencia nacional del  PAN, Gustavo Madero y Ernesto Cordero llegaron con un empate técnico entre la militancia panista, que los ubicó con un 43 y 41por ciento de preferencia del voto respectivamente.

En la preferencia electoral bruta, 43 por ciento los militantes entrevistados en vivienda por la empresa Parametría, dijo que ese 29 de abril, fuera la elección para renovar la dirigencia nacional del PAN votarían por Gustavo Madero como presidente y Ricardo Anaya como secretario.

En tanto, 41 por ciento eligió la formula Cordero-Oliva. En la preferencia electoral efectiva, la cual no contempla las opciones de “otro”, “ninguno”, “no sabe” y “no contesta”, Madero y Anaya  se posicionan con el 51.5 por ciento de los votos, mientras que Ernesto Cordero y Juan Manuel Oliva llegan al 48.5 por ciento.

Mientras tanto a nivel estatal, los cálculos para  Gustavo Madero y Ernesto Cordero son de amplias expectativas para asegurar el  triunfo y aportar el mayor número de votos  en la suma nacional, que contribuya a una diferencia alta entre ambos y se reduzca la posibilidad de impugnación, pues estadísticamente existe un empate técnico.

En el panorama estatal, la competencia hacia la dirigencia nacional se ha tornado difícil, pues prácticamente el PAN está dividido más que de costumbre, ya que  las pasiones se desbordan, y mientas para los seguidores de Cordero  existe decepción y desconcierto por los magros resultados del 2013 para Durango, y expresan que eso le costará votos a Madero por ser apoyado por la estructura estatal, los seguidores del último aseguran que una percepción local no tiene que ver con la elección nacional, son dos cosas diferentes.

En contra parte el equipo de Ernesto Cordero considera que el peso de los alcaldes y sus estructuras en los municipios no son factores decisivos para el triunfo de Madero, ya que ellos no inciden en la conciencia del resto delos panistas quienes tienen una decisión personal en su preferencia de  voto.

Asimismo, en los recorridos de la campaña a favor de Cordero en el estado, se percibe una actitud de cambio, de regreso a los principios del Panismo, a esos que le dieron origen, y a un sentimiento de unidad que por ahora no se percibe porque  hay encono y amplia decepción, pues perciben a un dirigente nacional en l tiempo de Gustavo Madero, de ser entreguista y funcional al PRI, no a los intereses del PAN, y con una ausencia de agenda propia.

Aunado ello a que la dirigencia y estructura del PAN apoya a Gustavo Madero, será contra producente para su equipo, pues los panistas saben perfectamente que en la elección del 2012 se aliaron con otro partido, y ni así hubo resultados favorables para el partido, y ese sentimiento sin duda que será reflejado en esta elección a pesar de ser para elegir al dirigente nacional.

“Los panistas en los municipios están muy conscientes dela cercamiento de Gustavo Madero con el PRI, no les gusta que le de manga ancha al Presidente del PRI, incluso gente tan alejada en Tlahualilo y en la sierra saben de eso, están informados, por esto están convencidos de darle un cambio” aseguró uno de los operadores de la campaña de Cordero.

También saben que el PAN perdió su rumbo que en otro momento de la historia le dio identidad, por señalar los errores y excesos del poder, del PRI , pero ahora Gustavo Madero ha sido permisivo, y tolerante con tal de sacar las reformas estructurales que le convienen más al partido gobernante.

Este argumento no es una estrategia de campaña solamente, sino que es el ánimo de los panistas, que están dispuestos a aportar la parte que les corresponde para hacer de su partido uno diferente, que responda  a sus militantes, no a los de otro partido.

Este factor podrá ser determinante para que Ernesto Cordero gane en Durango con una proyección de más de 2 mil 500 votos, pues de los 6 mil militantes, se proyecta que  vote un 80 por ciento. Fuera de Durango, los bastiones para Gustavo Madero son Baja California, Monterrey y el Estado de México, pero en el resto del país la fuerza está con Ernesto Cordero, porque el representa los intereses de los panistas, que desean recuperar sus principios como un partido de oposición, no ser comparsa del PRI.

En tanto,  Juan Quiñones Ruíz, vocero de la campaña de Gustavo Madero, aseguró que obtendrán el triunfo para su candidato, pues las estructuras estatales y municipales están con Madero, y su presencia ha sido constante, lo identifican, lo conocen y saben sus propuestas, por eso esperan un triunfo contundente.

En contraparte, Cordero tiene a panistas retirados, que en su momento fueron muy valiosos para el PAN, pero hoy no cuentan con un presencia constante en la capital y el interior del Estado, y a pesar de que el panista es muy impredecible en el voto pues se respeta la democracia dentro del partido, están seguros que más de la mitad de los 6 mil militantes votará por Gustavo Madero.

En cuanto a la figura de José Aispuro que hace campaña por Ernesto Cordero, no será decisiva para la elección, pues no influirá en la votación de los militantes, ya que a pesar de ser “un gran líder político”, no es visto hacia dentro como alguien que marque línea o influya en la votación.

Defiende que Gustavo Madero obtendrá el triunfo en Durango, porque supo como conciliar la aprobación de la reforma electoral, que beneficiará la modificación de la ley electoral en el Estado, para generar contrapesos y equilibrio con otros partidos, no a que uno sólo tenga la mayoría, ese será el beneficio.

También el PAN condicionó al PRI para aprobar primero las leyes secundarias derivadas de la reforma constitucional electoral, y luego entrarle al resto de las reformas estructurales, situación que le conviene al PAN.

Negó que Madero sea comparsa del PRI, pues también se desvinculó de la reforma hacendaria que votaron en contra, por estar en desacuerdo con mayores impuestos y reglas restrictivas para los contribuyentes, esta reforma fue aprobada por el PRD, el PAN votó en contra.

Dijo que la alianza del 2013 del PAN con el PT, no fue una  decisión unilateral de la dirigencia estatal del PAN, pues fue avalada por Jorge Salum del Palacio candidato a la presidencia municipal, también por sus coordinadores de campaña, fue una decisión consensada, pero eso no tendrá repercusiones en la elección de dirigente nacional.

“creo que no podemos juzgar una elección nacional con una guerra intestina estatal” precisó el diputado local, quien argumentó que por ahora las corrientes en el estado están mezcladas, hay militantes que apoyan a Madero y que en su momento estuvieron con los que ahora apoyan a Cordero.

Por ejemplo, Andrés Galván, Bernardo Loera, Noel Flores, Patricia Jiménez, Bonifacio Herrera, Rogelio Alonso, Pedro Toquero, Jesús Edén, entre otros.

Con Ernesto Cordero está Francisco Esparza, Gina Campuzano, Antonio Ochoa, Jorge Salum, Cahava Salum, y en La Laguna Rosario Castro Lozano, su hermano Juan de Dios y su sobrino del mismo nombre.

Así, las dos semanas que restan de campaña, cada equipo continua en trabajo de tierra, para conseguir los mayores adeptos y poder generar la mayor votación, pues finalmente esta elección será un ensayo para la estatal, que se realizará en el próximo mes de julio.

MAS DATOS.

El padrón de militantes del PAN está compuesto por  220 mil electores, de estos, los votantes probables, es decir, aquellos que saben la fecha de la elección, llegan a 150 mil. En este escenario cada punto porcentual, significa mil 500 votos. Conforme la fecha de la elección se aproxime, cambiará el porcentaje de los militantes que saben cuándo será la contienda interna. Ésta es sólo una estimación con los porcentajes hoy obtenidos. Los números se pueden modificar además por distintos factores tales como: campañas, debates, imagen de los candidatos, movilización o bien prácticas clientelares

Madero: El lastre judicial de Yunes en Veracruz

descarga

Por: Carlos Ramírez

 

Severo crítico del estilo priísta de hacer política de pandillas, mafias y clanes, el aspirante a la reelección en la presidencia del PAN, Gustavo Madero, podría estar cayendo en un caso de política de clan familiar al estilo priísta, a costa de dividir al panismo en una plaza importante.

 En Veracruz el panismo fue tomado por la familia Yunes: Miguel Ángel Yunes Linares y sus hijos Fernando y Miguel Ángel Jr. Y el clan Yunes, salido de las entrañas del PRI de Carlos Salinas de Gortari a través de su operador Patricio Chirinos Calero, asaltó el poder del panismo estatal, aunque a costa de una severa división interna.

 El próximo presidente del PAN tendrá en Veracruz una crisis, no sólo por el clan de los Yunes sino porque el jefe del grupo, el salinista, ex priísta, neopanista y calderonista Miguel Ángel Yunes Linares sigue teniendo problemas con la justicia por irregularidades tipificadas como corrupción e investigaciones abiertas que llevarían, de nueva cuenta, hasta la fuga de Joaquín El Chapo Guzmán en enero del 2001.

 El clan de los Yunes quiere poner gobernador en Veracruz. Pero el panismo estatal ya profundizó sus divisiones no sólo por el estilo priísta y autoritario de controlar el partido por parte de los Yunes, sino porque el panismo local se dividió casi mitad y mitad en la votación Gustavo Madero-Ernesto Cordero.

 Pero gane quien gane, el próximo dirigente del PAN se encontrará que el partido en Veracruz está controlado por un clan familiar de ex priístas.

 El apoyo de Yunes a Madero fue condicionado a la candidatura a gobernador en el 2016.

 Ahí se localizaría una más de las traiciones de Yunes Linares: Su carrera política al salirse del PRI fue hecha al lado de la maestra Elba Esther Gordillo y de ahí al ISSSTE en el gobierno de Calderón, vendiendo su alma política al calderonismo. Pero en lugar de apoyar al calderonista Cordero, Yunes Linares lo vio perdedor y prefirió apuntalar a Madero.

 Eso sí, como buen priísta, siempre estará con el ganador, sea quien sea.

 El otro problema radica en los expedientes judiciales abiertos que involucran a Yunes Linares en irregularidades. Las autoridades acaban de detectar un movimiento millonario en una cuenta bancaria de Sandra Ortega Rivas, una de las principales colaboradoras de Yunes en reclusorios y en el ISSSTE y con quien mantiene una relación sentimental abierta.

 La hermana de Sandra, Rossana del Carmen, fue directora de agencias turísticas de TURISSSTE con Yunes Linares y ahí las autoridades han detectado irregularidades en el 2009. Asimismo, la Función Pública ha abierto el expediente OIC/AR/63/1167/2013 por asignación directa e irregular de un contrato en compra de relojes de cuenta regresiva a la empresa Make Pro, SA. También tiene el expediente DE/1529/2011 por la indebida contratación de la empresa Pullman de Chiapas, SA, para traslado de derechohabientes al DF. Y hay otras líneas de investigación.

 Luego de traicionar a la maestra Gordillo, Yunes Linares se articuló a la red de intereses de Patricia Flores Elizondo, la todopoderosa jefa de la oficina de la presidencia en el periodo 2008-2010 y el ISSSTE sirvió como mecanismo de irregularidades en contratos ligados a la celebración del Centenario-Bicentenario. Ahí consolidó Yunes Linares su poder y logró la candidatura a gobernador en el 2010 sirviéndole de patiño y payaso del pastelazo al presidente Calderón.

 Madero y Cordero han tenido que comprar votos para la elección a cambio de candidaturas. Y el caso de Veracruz ha destacado entre otros por el estilo atrabancado del clan de los Yunes de hacer política al estilo priísta dentro del PAN y por los expedientes judiciales que estarían por estallarle al jefe del clan pronto y de paso exhibir a salinistas-expriístas-neopanistas incrustados en el próximo CEN.

Voto azul, voto nulo

543cca9b2d9f10bd41ae9512918c9d79

Por Manuel Espino

 

Ya se encuentra en cuenta regresiva la campaña por la presidencia del Partido Acción Nacional y aun no se logra posicionar una sola idea fuerza en el debate ni mucho menos entusiasmar ya no digamos a la ciudadanía, sino tan siquiera a la militancia.

Más que propuestas se han esgrimido insultos; más que abrir caminos al entendimiento, se han quemado los puentes de la tolerancia. Piense usted, estimado lector, ¿recuerda una sola de las propuestas de Ernesto Cordero o Gustavo Madero?

Esta falta de espíritu propositivo proviene del profundo desconocimiento que ambos candidatos tienen del PAN y de la misma nación. Se trata de dos políticos con una experiencia muy limitada y con serias carencias en su formación, que suplen sus taras con ocurrencias y bravuconadas. Ambos llegaron a las posiciones que ocupan no como fruto de carreras esforzadas o de talento, sino en el río revuelto del calderonato que permitió escalar posiciones a políticos improvisados.

Además, cuando se revisa paso a paso el perfil de los dos candidatos y de sus equipos, encontramos cuadros marcados por escándalos de corrupción y severas dudas sobre su proceder público. Como dice la sabiduría popular: ni a cuál irle.

Para los pocos mexicanos que aún se interesan en el destino del PAN, este es un panorama desolador. Bien harían en apelar a los principios del humanismo político y recordar que, desde el punto de vista ético, la libertad es elegir el mejor entre dos bienes, no optar por “el menos malo”.

En estas circunstancias, actuar con ética no es de ninguna manera recurrir a la tesis de “el mal menor”, sino aprovechar el proceso electoral para enviar un duro mensaje a la dirigencia de Acción Nacional, un mensaje que deje claro el hartazgo ante la falta de opciones reales y el repudio a las figuras de pasado corrupto.

Quizá por primera vez en la historia de las elecciones del presidente del PAN, lo más positivo para esa institución que pueden hacer sus simpatizantes es abstenerse de votar.

Hay que decirlo con claridad: acudir a las urnas en estas condiciones implica validar un sistema antidemocrático y hacerse cómplices de grupos que han amparado a políticos corruptos.

Muy por el contrario, la abstención es una opción políticamente realista y éticamente impecable, pues solo con una sacudida al actual sistema cupular que dirige los destinos del PAN podrán ser de nueva cuenta políticos honestos, experimentados y capaces quienes tomen las riendas de ese partido para reconciliarlo con la sociedad, para regresarle su prestigio y su talante democrático.

www.twitter.com/ManuelEspino

manuespino@hotmail.com

Madero acusa a Cordero de ser un ‘AMLO’ dentro del PAN

El presidente del PAN con licencia, Gustavo Madero, comparó a Ernesto Cordero –su rival para un nuevo período al frente del partido- con Andrés Manuel López Obrador y dijo que no se vale “descalificar” el proceso interno panista.

Brega de eternidad ¿perdida?

PAN-Logo

Por: Doctor Ignacio Gómez Romero

Desde que en 1939, cuando Manuel Gómez Morín decidió junto con Efraín González Luna, Aquiles ElorduyLuis Calderón Vega y Rafael Preciado Hernández, entre otros, fundar el Partido Acción Nacional (PAN), siempre se presentó como una opción electoral fresca y demócrata.

Sus principios Humanistas y afines a las democracia cristiana, rápidamente encontraron en un segmento de la población mexicana que se identificaba con su forma de pensar, un núcleo electoral bien definido y fiel, que con el tiempo se fue consolidando y creciendo, pues los postulados que esgrimía lo alejaban del caudillismo y buscaba la institucionalidad de la democracia.

Durante décadas y de elección en elección, luchando por los principios de legalidad, del voto libre y secreto sin presiones de ninguna especie, que fueron la tónica que salpimentó cada uno los pasos que este México nuestro dio rumbo a la democracia como hoy la conocemos, PAN y sus militantes lucharon porque se respetaran.

Gómez Morín para animar a sus seguidores quienes cansados de que elección tras elección por alguna “extraña” razón siempre perdían, en un discurso memorable pronuncio una frase que se volvió un famosa y hasta la razón de ser de la lucha de Acción Nacional “No olvidemos que nuestro deber es permanente, no lucha de un día, sino brega de eternidad”, brega de eternidad que se convirtió en grito de lucha y en mística de acción.

Esta brega de eternidad se tradujo en un presagio de convertir al Pan en un partido a perpetuidad de oposición, pues en la lucha electoral era ante un partido monolítico al que difícilmente  “por alguna extraña razón” no se le podía ganar. Tuvieron que pasar 61 años de muchas derrotas y algunos triunfos en algunos estados como Baja California y Chihuahua, para que esa brega de eternidad cesara.

Quizás el año 2000 cuando el candidato del PAN Vicente Fox gana la elección presidencial, fue  cuando se empezó a escribir la otra historia del PAN, la historia de la debacle de un partido auténtico y demócrata, pues 12 años después de gobernar por 2 sexenios, pierde las elecciones presidenciales.

Pero el problema no está en esa derrota, la pérdida más grande la sufrió, cuando algunos de sus militantes que llegaron al poder, empezaron a alejarse de practicar los principios doctrinales que le dieron sustento. Recordemos que en esta docena trágica el PAN se pobló de neo-panistas, sin principios.

Con la reforma a los estatutos en 2013, y ante el desencanto muchos de sus seguidores que se alejaron de sus filas, hoy en día tenemos un partido político, atomizado por las luchas intestinas de sus militantes, que se disputan los espacios de poder.

Con esa realidad se llega a la contienda para elegir nuevo presidente nacional, y uno de los aspirantes a la dirigencia Nacional Ernesto Cordero, que el día de ayer en su gira de campaña por Mérida, en su discurso pronuncio algunas cosas que vale la pena destacar, “quiero ser un presidente del Pan que no cierre los ojos ante los malos manejos” y  “yo quiero ser presidente del PRI… para ordenar ese legado de millones, de miles de mexicanos que desde 1939 han construido un país” que queda de ese partido de lucha, demócrata en manos de neo-panistas que buscan dirigirlo, ausentes de principios, de sentido de pertenencia y de doctrina partidista, pobre del PAN. Y la Brega de eternidad, en el olvido…

 

Los pleitos en el PAN deben terminar

DSC09100

Consciente de las graves diferencias internas, Juan Quiñones se destapa para la dirigencias estatal.

Wendy Bautista Morales.

@wendybautistamo

El Partido Acción Nacional ha iniciado formalmente su travesía hacia la renovación de la dirigencia nacional, con el registro de Gustavo Madero y Ernesto Cordero, quienes se disputarán a los 22 mil militantes cuerpo a cuerpo para lograr imponerse como los hombres de poder, capaces de definir a los próximos candidatos en el proceso federal.

La lucha intestina se prevé muy fuerte, casi inédita, pues la pelea será entre Calderonistas con Cordero y Maderistas con Madero, quienes no se tocarán el corazón para darse con todo, lo que sin duda repercutirá en los Estados.

En el caso de Durango, los grupos están definidos, y aunque sólo existen 6 mil 300 militantes que no definen la elección nacional, lo cierto es que esta pelea se ha trasladado a la entidad. En el primer frente está José Aispuro Torres con Cordero, y en el segundo está el grupo de Rodolfo Dorador y Víctor Hugo Castañeda con Gustavo Madero.

La proyección en los votos es que participe un 70 por ciento del padrón en el Estado de esos 6 mil 300 militantes activos, cuyos municipios que definirán la elección serán Durango, Gómez Palacio, Lerdo y Santiago Papasquiaro. Es decir, se espera una votación de  4 mil 300 votos aproximadamente, y quien logre 2 mil 300 votos tendrá asegurado el triunfo en el Estado.

En conferencia de prensa el lunes pasado, Rodolfo Dorador y Juan Quiñones se presentaron ante los medios de comunicación como el coordinador y vocero de la campaña respectivamente, ahí ambos aclararon que no había diferencias, y que trabajarían juntos por sacar adelante la candidatura de Gustavo Madero. En el mismo espacio, el diputado federal, dijo que en su momento respaldaría las aspiraciones de Juan Quiñones a la dirigencia estatal del PAN.

Asimismo, por el otro lado, la corriente diferente a la dirigencia estatal, representada en José Antonio Ochoa, se presentó como el coordinador formal de la campaña de Ernesto Cordero en Durango, quien es apoyado en La Laguna por la familia de los Castro Lozano, Rosario y Juan de Dios, quienes recibieron al candidato la semana pasada.

Como se aprecia, las simpatías están divididas, cada corriente hará lo imposible por llevar más votos a su candidato, y ambos grupos confían en que tendrán la mayoría, pues de ello dependerá que prospere la candidatura a la jefatura estatal de Juan Quiñones y de José Antonio Ochoa, cada uno tendrá que poner su mayor esfuerzo para definir con mayor fuerza sus aspiraciones estatales.

En este contexto, la pregunta es cuál es el papel que juega el senador José Aispuro Torres; la respuesta de Juan Quiñones Ruíz, es que por ahora su interés personal está con Ernesto Cordero, pero eso no significa que haya un distanciamiento o ruptura con los liderazgos de la dirigencia estatal, pues aseguró que sigue con ellos y seguirá con ellos.

El diputado local, consideró que si Juan Manuel Oliva hubiera sido el candidato, en lugar de Cordero,  Aispuro habría apoyado a Madero.

El senador por el PAN concentra su capital político más fuerte  fuera del PAN que dentro de la militancia, parte de su liderazgo lo conserva porque “no ha entrado a la onda grupera”, y eso le da la factibilidad de dialogar con todos los grupos dentro del PAN, el senador no ha polarizado y eso le da más ventajas para acordar sin desgaste, y  en este proceso no romperá con los  candidatos locales.

Expresó, que independientemente de quien gane en la elección nacional, en Durango deberán aprovechar ese proceso para salir fortalecidos, sin rupturas que afecten el proceso estatal.

En una parte de la plática, Juan Quiñones, aseguró que la elección nacional es una oportunidad para terminar los pleitos en el PAN en este 2014,  las diferencias siempre van a existir, pero esas  formas de pensar deben  repercutir de manera positiva, que todos aporten ideas nuevas, y que la ventaja de la democracia que practican les dé la posibilidad de reelegir a los mejores candidatos.

Esta acción debe replicarse en el entorno estatal, los panistas deben estar conscientes de limar las asperezas lo más que se pueda, porque de ahí dependerá su cara electoral en el 2015, deben cerrar filas entorno a los liderazgos más capaces, que emanen de un proceso de diálogo constante y conciliación, donde las corrientes logren ponerse de acuerdo en función a intereses comunes, no de grupo o personales.

En su caso, dijo no sentirse iluminado, ni elegido, pero tal vez si  sea el menos malo para poder generar una cohesión entre corrientes con rumbo a la elección de la dirigencia estatal del PAN, “considero que si mi  persona sirve para no acabar, pero si disminuir con las grandes diferencias basado en el diálogo, la toma de decisiones con todos los actores, si participaría en la contienda”.

Consideró que su trayectoria en el PAN, le ha dado la oportunidad de interactuar con los diversos liderazgos, y hasta hoy no es un factor que polarice, pues se puede sentar a platicar con Andrés Galván, o Juan Carlos Gutiérrez, y que del dialogo puedan surgir acuerdos entorno a mejorar las graves diferencias que tiene el Partido Acción Nacional en Durango y que hay que subsanar.

“Estamos obligados en este momento a buscar el respeto de estatutos y reglamentos, en cuanto eso pase internamente, respetándonos unos a otros, practicando los lineamientos del PAN, entonces las cosas empezarán a cambiar”, dijo ya en una posición de precandidato.

Se debe considerar que son muy pocos panistas locales que transitan en el medio nacional, entonces la tarea está en el Estado, en la capital, el reto es de tipo local, y es en Durango donde hay que cerrar filas.

Un aspecto muy importante para evitar la confrontación, es que él y Dorador ya le pidieron formalmente al  dirigente estatal  Víctor Hugo Castañeda Soto, que todo el personal que está en la nómina del comité directivo estatal, no haga proselitismo por alguno de los candidatos, ni por Madero, ni por Cordero, y por su parte,  ellos, los que apoyan a Madero, no van a incluir en el comité de campaña a nadie que esté en esas condiciones, es decir que cobre en la nómina del PAN.

“En cuanto a Víctor Hugo Castañeda Soto que simpatiza con Madero, deberá decidir si renuncia a la dirigencia estatal una vez que se incorpore a la campaña; aún es tiempo”. Expresó el diputado Juan Quiñones.

 

FRASES.

Trabajamos porque no exista un rompimiento entre los liderazgos.

Debemos tender los puentes necesarios de dialogo para buscar a los mejores candidatos hombres y mujeres en 2015 y 2016 e impulsar al candidato a gobernador con candidatos ganadores.

 

 

PAN: hacia una elección estatal simulada

Ricardo-del-Rivero

A nivel nacional, la confrontación sube de tono

Texto: Wendy Bautista Morales

“De Rodolfo Dorador, Ricardo del Rivero y yo, saldrá el próximo presidente estatal del PAN”, en estos términos se expresó el diputado Juan Quiñones Ruiz, quien avizoró el escenario de la próxima elección de la dirigencia estatal en el mes de julio.

El padrón de militantes del PAN es de 6,200 aproximadamente, de los cuales en cada elección local participan el 60%, es decir en esta ocasión serán unos 4 mil militantes, de los cuales quien sea el dirigente estatal requerirá de más de 2 mil votos, que ya buscan desde ahora en abierta precampaña.

Mientras a nivel nacional, el PAN enfrenta una batalla campal, en medio de enfrentamientos verbales, filtración de grabaciones, acusaciones de moches de alcaldes a diputados federales, denuncias ante la PGR y una abierta división con tres candidatos visibles, Gustavo Madero, Ernesto Cordero y Juan Manuel Oliva, en Durango, se han empezado a ver los precandidatos, a la dirigencia estatal, quienes retomarán fuerza en la medida en que se defina el dirigente nacional.

En este escenario, están ya definidos los grupos en torno a la dirigencia nacional, Gustavo Madero es apoyado por el dirigente estatal  Víctor Hugo Castañeda,  por el diputado federal Rodolfo Dorador y por  los dos legisladores locales, Juan Quiñones y Ricardo del Rivero, este último precandidato a la dirigencia estatal del PAN, aunque la primer semana de enero, Dorador le fue a hacer la competencia al mismo Congreso del Estado. El diputado federal llegó sorpresivamente durante la sesión,  y destapó según él a Ricardo del Rivero, para presidente estatal, pero no se descartó él de participar, dejando ver cuáles son sus verdaderas intenciones.

Con el senador Ernesto Cordero está de lleno en abierto apoyo José Aispuro Torres, a quien Cordero le confió la vicepresidencia de la mesa directiva en el senador, cuando el ex secretario de hacienda fue el coordinador de los senadores por el PAN, hasta que Gustavo Madero lo cesó en un abierto ajuste de cuentas, entre Calderonistas y Maderistas. Esta fue la ruptura pública que desencadenó las venganzas entre ambos grupos.

En Durango durante la elección del 2012, José Aispuro Torres fue candidato al senado por el PAN, en gran parte por injerencia de Gustavo Madero en la dirigencia nacional, quien lo apoyó hasta el final,  pues corría el riesgo de no serlo, pues el dirigente estatal Víctor Hugo Castañeda no lo apoyó, sino a Patricia Jiménez.

Las cosas se complicaron para Aispuro cuando se filtró una conversación telefónica en la que el ex priista, pedía a alcaldes panistas no apoyar a Josefina Vázquez Mota como candidata presidencial. Una vez realizada la elección, Aispuro fue senador plurinominal y fue ahí donde su experiencia legislativa y política lo acercó de lleno con Cordero, quien lo nombró vicecoordinador de la bancada panista que le valió la dirigencia de la mesa directiva, fortaleciendo la relación política.

En agradecimiento, José Aispuro le ha retribuido al senador Cordero, con una serie de distinciones, la más importante, hacer campaña en el interior del Estado, con las bases en los municipios, con miras a la elección nacional, pues hoy los militantes son quienes van a decidir quién serán su dirigente, campaña que sin duda habrá de profundizarse conforme se acerque la fecha de la elección.

A finales de noviembre, José Aispuro presentó su primer informe de actividades en el senado, y su invitado de honor fue Ernesto Cordero, quien se desvivió en elogios hacia Aispuro, confirmando su fuerte alianza política en Durango.

Juan Manuel Oliva, quien ha venido trabajando en los Estados para disputarle a Madero y Cordero la dirigencia nacional, en Durango es apoyado por un segmento de panistas que no están con ninguno de los otros dos candidatos, ellos son los identificados con Jorge Salum del Palacio, los llamados gallos, por ejemplo la regidora Gina Campuzano, José Antonio Ochoa, Bonifacio Herrera, entre otros. Este aspirante a la dirigencia nacional estará en Durango el 26 de enero, para reunirse con panistas, pero no en torno a la organización de un evento de la dirigencia estatal, sino del grupo que lo impulsa.

Juan Manuel Oliva, ex gobernador de Guanajuato, es un personaje que se hizo polémico en Durango durante 2013, cuando le aconsejó a Víctor Hugo Castañeda abandonar abruptamente  en una reunión convocada por el gobernador Jorge Herrera Caldera, con las dirigencias estatales de los partidos del Pacto por México. En un abierto hecho de descortesía política y desafío al mandatario estatal, y en una actitud protagónica Juan Manuel Oliva y Víctor Hugo Castañeda se salieron del Centro de Convenciones Bicentenario, cuando el dirigente panista fue el primero en dirigir su discurso ante los presentes.

Para la elección a la dirigencia nacional, Durango cuenta con 6,200 militantes en todo el Estado, y los candidatos visibles hasta ahora han profundizado campaña, pero apoyados en los liderazgos estatales, que a la vez son quienes aspiran a dirigir la presidencia estatal del PAN. Ricardo del Rivero Martínez, diputado local, ha estado haciendo dice él, trabajo en los municipios como gestor del congreso local, sin embargo su trabajo se ha abocado a apoyar la aspiración de Gustavo Madero, de hablar con los militantes de ser la mejor opción.

Lo mismo ha venido haciendo José Antonio Ochoa, otro abierto aspirante a la dirigencia estatal del PAN, pero él en su recorrido en el Estado, que ya concluyó por todos los municipios, su trabajo se ha enfocado a apoyar a Juan Manuel Oliva, y de paso abrirse paso hacia la dirigencia estatal ahora como precandidato. La dirigencia estatal, apoyan en los municipios a Gustavo Madero, quien ha visitado  Durango en varias ocasiones, y se ha reunido con militantes en franca campaña durante todo el 2013. El senador José Aispuro hace lo propio en los municipios, en torno a Ernesto Cordero.

Al concluir el 2013 había otras expectativas en cuanto a los posibles candidatos a la dirigencia estatal del PAN, pero iniciado el 2014, las cosas se van definiendo mejor, por parte del grupo en el Comité Directivo Estatal, cada vez se ve más cerca que Rodolfo Dorador ha llegado con todo para ser el candidato, y no Ricardo del Rivero.

El diputado federal, desde septiembre del 2013 cambió su residencia de la ciudad de México a Durango, decidido a preparar el camino para candidatearse de nuevo por un cargo, que parece es la dirigencia estatal del PAN, sin embargo, esta actitud no ha sido bien vista por del Rivero ni por el propio Juan Quiñones, a quienes sorprendió la mañana del 8 de enero en el Congreso del Estado, para no descartarse él como posible candidato a la dirigencia estatal, y a partir de ahí estar muy activo en  los medios de comunicación, socializando la aprobación de las reformas estructurales.

Aunque, Dorador expresó que Ricardo del Rivero sería un excelente candidato, la realidad es que como todo político, dejó ver cuáles fueron sus verdaderas intenciones, darle el espaldarazo, pero dejar bien claro que él iría primero que cualquier otro. Este motivó a que Juan Quiñones Ruiz, expresara que el próximo presidente saldrá de entre del Rivero, Dorador o él, enviando dos mensajes, el primero que no habrá división en su corriente, y segundo que están decididos a imponer, sin negociar con otras corrientes la posibilidad de un candidato de unidad, lo que avizora una contienda de abierta división.