Al gobernador Aispuro y al PRI Se les viene el mundo encima

Sin Censura.

Por: Víctor R. Hernández

Tras el madruguete operado por el grupo parlamentario de Morena en la actual legislatura, para modificar la ley orgánica del Congreso del estado, que les garantiza administrar los dineros y la Junta de Gobierno y Coordinación Política, la recomposición de los grupos de interés en los diferentes frentes partidistas, de cara a las elecciones de 2022, ya es una realidad.

1.- Morena.

La tensión que ocasionó el movimiento cantado por la fracción que comanda en el Congreso Ivan Gurrola, unificó en un grupo compacto no sólo a los legisladores que se han visto acosados por los medios de comunicación afines al panismo y priismo, amalgamó a la misma militancia que hoy observa como desde una posición, si, importante, pero compartida con otras fuerzas políticas, se ha logrado arrebatar un espacio estratégica, de cara a las campañas de 2022.

1.1.- Pero no solo han logrado aglutinarse en torno a esta posición legislativa, los morenistas radicales, hoy comienzan a ver con otros ojos, si no de amor, si amigables a Manuel Espino, tras el “arrimón” que les propinó el sábado a los prianistas, con sus elementos policíacos.

Cierto, Espino Barrientos hoy, es más odiado por el panismo y priismo, pero eso no le importa. Lo que le preocupaba era el ser aceptado por la militancia morenista y esto le allana el camino rumbo a sus aspiraciones de ser el candidato de ese instituto político al gobierno del estado.

Gracias al movimiento legislativo operado desde la JUCOPO de Iván Gurrola, las izquierdas hoy, se encuentran más unidas que nunca.

2.- El PAN.

Si se recuerda, antes de este escándalo propiciado por Morena en el Congreso, panistas y priistas reportaban semanas de disputas públicas por quién  debería poner, en la supuesta alianza, el candidato a gobernador.

Todo apuntaba que el PRI se terminaría imponiendo, no sólo porque en ese partido hay claridad de que es Esteban Villegas el mejor posicionado, también porque utilizarían la JUCOPO como instrumento de presión política para “convencer” al gobernador de que le garantizaban una salida limpia y sin sobresaltos.

Al ya no contar con esta posición y, hoy solo tener los números fríos del pasado seis de junio, Aispuro Torres se quita una presión para llegar a la mesa de negociaciones de diciembre con cuando menos una carta fuerte, de acuerdo con todas las encuestas: Jorge Salum del Palacio.

3.- El PRI.

En el cuartel tricolor, la situación es de incertidumbre. Saben que hasta el viernes de la semana pasada, todo estaba saliendo a pedir de boca.

3.1 Arturo Yáñez Cuellar llegaba sin problemas a la dirigencia estatal, por su estrecha amistad con Alejandro Moreno.

3.2.- Ricardo López  Pescador era señalado como el personaje ideal para coordinar al grupo parlamentario y mayoritario, en la próxima legislatura a estrenarse el 31 de agosto.

L3.3.- Esteban Villegas era ubicado por casi todas las encuestas, como el militante sin competencia para ser el candidato del tricolor a la gubernatura en 2022.

Pero todo se vino a bajo, en un dos por tres. El movimiento de Morena los volvió a la cruda realidad.

Ahora sólo les queda el camino rudo, de no presentarse, como lo han adelantado, a la toma de protesta el 31 de agosto y forzar una crisis constitucional, al obstaculizar, con ello, que no se instale la nueva representación del poder legislativo.

4.- El gobernador Aispuro.

Pero quien hoy está mas presionado que los priistas es el mismísimo gobernador Aispuro Torres, quien por un lado está obligado a publicar en el diario oficial del estado, la modificación a la ley orgánica del congreso, que permitirá a Morena, administrar un año más el poder legislativo. Si no se publica a tiempo, observaremos la cara violenta y todo lo que esto significa, del morenismo salvaje, callejero, pues sería el mismísimo gobernador, quien les sacaría de la bolsa lo que le arrebataron al PAN y PRI.

4.1.- Si decide publicar la reforma de marras, pondrá a prueba la paciencia y rabia del priismo, quien asegura que no tomara protesta y con ello no se instalaría la nueva legislatura, y por lo tanto, el gobernador no podría presentar su 5o Informe de Gobierno. Vaya situación!!

4.2.- Indiscutiblemente que la acción radical de los priistas, por cierto, plenamente justificada, llevaría al rompimiento con el panismo, quien si se presentaría a la instalación del nuevo Congreso, pero arriesgaría la alianza con el priismo, en las elecciones de 2022.

4.3.- Este escenario de rompimiento nos llevaría a la famosa elección de tres candidatos para el próximo año, en donde Morena llevaría una clara ventaja de ganar la gubernatura.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario