Coparmex: legisladoras de Morena pagarán con repudio su traición

Texto: Daniel Estrada O.

Aprobaron ley eléctrica que perjudica a usuarios e industria de Durango 

Reforma eléctrica, destinada a ser impugnada en cuanto se publique  

El Centro Empresarial Durango recriminó a las cuatro diputadas federales de extracción morenista, por aprobar la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, atendiendo una perspectiva ideológica y no técnica y social. 

Gustavo Kientzle Baille, titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), señaló que hay tres proyectos relacionados con el tema de energías renovables, que corren el riesgo de ser cancelados, por causa de la reforma. 

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Durango recriminó las diputadas federales que representan a los cuatro distritos de esta entidad, por aprobar la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, a pesar de los argumentos que se les presentaron con relación al impacto al medio ambiente, a la industria y las familias, que esto representa. 

A pesar de la controversia que ha generado, la iniciativa preferente de reformas a la Ley de la Industria Eléctrica propuesta por el Presidente Andrés Manuel López Obrador fue aprobada por la Cámara de Diputados la madrugada del pasado miércoles 24 de febrero. 

La aprobación se dio con 289 votos a favor, 152 en contra y una abstención, e inmediatamente, el dictamen se turnó al Senado de la República para su discusión y votación en un plazo no mayor a los 30 días. 

Las diputadas duranguenses son parte de los 289 votos a favor de la reforma propuesta por el Presidente de la República, lo cual les ha sido aplaudido por simpatizantes y seguidores del actuar Gobierno Federal y reprochado por quienes ven un retroceso en el cambio que se promueve. 

El Centro Empresarial Durango (Coparmex), presidido por Oscar Moreno Littleton, lamentó que las diputadas por Morena: Martha Olivia García Vidaña, María de Lourdes Montes Hernández, Maribel Aguilera Cháirez e Hilda Patricia Ortega Nájera, de los distritos 01, 02, 03, y 04, en ese orden, hayan votado a favor de la reforma desatendiendo las razones técnicas y económicas expuestas por los especialistas durante los dos días de parlamento abierto. 

El diputado Ismael Alfredo Hernández Deras, emanado de las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), fue el único duranguense que votó en contra.   

A través de dicho ejercicio, claramente se señaló el despropósito que representa esta reforma con la que se pierde competitividad y se compromete el futuro del país, acusa la Coparmex Durango. 

Se trata de una reforma que no privilegia a las familias y a los usuarios, además de que se aprobación va en contra de la salud y la economía de los mexicanos. 

Para el Centro Empresarial Durango, resulta irresponsable que las diputadas por Durango hayan dado la espalda al derecho, al medio ambiente y a la salud, por causa de los daños que ocasionarán las centrales eléctricas que utilizan como combustible el carbón, combustóleo y diésel. 

Por obvias razones, estas centrales emitirán una mayor cantidad de partículas de dióxido de azufre al medio ambiente, lo cual resulta dañino para todos los seres vivos, no solamente para los humanos. 

Diversos organismos advirtieron sobre la vulneración de los compromisos adquiridos por México en torno al tratado comercial con Estados Unidos y Canadá, pero no fuimos escuchados, indica un documento emitido por la Coparmex Durango. 

También fueron ignorados tratados comerciales signados con otros países, además de no tomar en cuenta la certeza jurídica de importantes inversiones. 

A lo anterior se suman los visos de inconstitucionalidad, al no respetar la libre competencia, convertirán a esta potencial reforma en una legislación que seguramente se impugnará desde el primer día de su publicación. 

Ahora, Coparmex Durango, se dirige al Senado de la República, para que dentro de sus facultades, procedan a enmendar la minuta recibida de la Cámara de Diputados. 

Piden sensibilidad ante las graves consecuencias y efectos regresivos que podría traer consigo la  reforma, ya que se teme que una vez que entre en vigor, se presente un incremento a las tarifas de la luz, en afectación de las familias y empresas. 

Ésta no debe ser una decisión que se tome desde la perspectiva ideológica sino técnica y social, ya que ante la crisis económica que enfrenta el país, se necesita de más inversión que propicie crecimiento y genere empleo. 

Se debe mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y no comprometerla, implementando una visión a largo y no a corto plazo. 

Es insensato comprometer las finanzas públicas futuras al contaminar el ambiente y comprometer la salud de los mexicanos, pronuncia la Coparmex en un tono más severo. 

Con esta reforma, el actual Gobierno Federal hace manifiesta su falta de compromiso con la Agenda 2030, en específico con el Objetivo de Desarrollo Sostenible número siete energía asequible y no contaminante. 

De la misma manera, se desestima el compromiso global de salvar el planeta, ante una inminente crisis energética y ambiental, en un futuro ya muy cercano. 

Exhortamos a las y los senadores duranguenses a votar en contra de la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica,  sentenció la Coparmex.  

Es de mencionar que los actuales senadores por Durango son: Miguel Ángel Lucero Olivas, por el Partido del Trabajo (PT),  Lilia Margarita Valdez Martínez y José Ramón Enríquez Herrera, ambos por Morena. 

Proyectos en riesgo  

Gustavo Kientzle Baille, titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), señaló que hay tres proyectos relacionados con el tema de energías renovables, que corren el riesgo de ser cancelados, por causa de la reforma eléctrica. 

Se trata de proyectos en torno a los cuales ya había pláticas con las empresas, algunos de 100 y otros de hasta 300 megas, de muy buen tamaño. 

Hay que esperar todo lo que viene, pues lo máseguro es que el asunto termine en las cortes internacionales, debido a que México tiene convenios internacionales que se verían afectados con la modificación. 

Declaró que en algunos de los convenios hay capítulos que están totalmente destinados al tema de la generación de energías.  

Manifestó que el país está involucrado en un plan que contempla que en 2040 se tiene que contar con un porcentaje de generación de energía renovable. 

Sin embargo, el funcionario estatal indicó que los proyectos ya establecidos y en proceso de desarrollo no serán cancelados, sino que podrán continuar con su operación. 

Expuso que hay cuatro proyectos de energías renovables en proceso de desarrollo, además de un quinto proyecto que contempla el uso de gas natural, en la Comarca Lagunera, los cuales seguirán adelante. 

En la actualidad hay siete parques solares en el estado de Durango, los cuales se han establecido en la entidad, para sacar provecho de la intensidad de la radiación local. 

Opinó que la reforma no contempla el bloqueo al acceso de las empresas, sino que más bien se está modificando su acceso a las subastas nacionales. 

No descartó que se presenten aumentos en las tarifas de la energía eléctrica, a causa de la utilización de los combustibles fósiles, pues mientras más se adquieran estos insumos, su precio será mayor. 

Ya el gobernador José Rosas Aispuro Torres, había mencionado que la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, pone en riesgo proyectos por hasta tres mil millones de dólares para Durango.