Del factor Tláhuac al factor Margarita

Sin Censura.-

Víctor R. Hernández

A partir del miércoles 5 de Mayo, la tragedia de la línea 12 del metro se convirtió en materia prima para un sinfín de reflexiones y análisis sobre la forma en que la izquierda ha venido gobernando desde hace más de 25 años, la Ciudad de México.

La capital del país pronto se convirtió en el escaparate ideal para, de ahí, convertirse en candidato presidencial. Quien mejor ha aprovechado esta realidad ha sido el PRD y Morena, con López Obrador.

Por ello, una de las reflexiones que ha sido más aguda con respecto a la tragedia de la linea 12, ha sido el columnista de El Universal, Raúl Rodríguez Cortés, en su entrega del pasado 5 de mayo, titulada “La tragedia del metro es un golpe al corazón de AMLO”.

“Cierto, es muy pronto para especular sobre las causas y los responsables del accidente ocurrido el lunes por la noche en la Línea 12 del Metro. Ya habrán de determinarlo los peritajes de la Fiscalía de la CDMX y del externo contratado con la empresa noruega DNV que ojalá, como lo prometieron las autoridades capitalinas, no encubra a nadie por poderoso que sea y realmente esclarezca el fondo de la tragedia. 

“Lo prácticamente inobjetable desde ya es que el colapso de ese tramo elevado del Metro y el consecuente desplome de dos vagones de uno de sus convoyes entre las estaciones Tezonco y Olivos, con saldo hasta ayer de al menos 24 muertos y 79 heridos, es un golpe directo al corazón de AMLO porque impacta en los hasta ahora principales personajes de su proyecto de continuidad política. 

“Esta tragedia en el eje neurálgico de la movilidad capitalina ha golpeado severa y directamente a Claudia Sheinbaum (su hechura, la favorita, su ariete) y a Marcelo Ebrard (apagafuegos en todos los frentes de estos dos años de gobierno). A la jefa de gobierno de la CDMX porque es la responsable del mantenimiento y operación del Metro y al secretario de Relaciones Exteriores porque lo es del proyecto y construcción de la Línea 12”. A la reflexión de Rodríguez Cortés le agregaría el nombre de Mario Delgado. 

El hoy dirigente de Morena tiene que explicar por qué el sobreprecio de los vagones contratados a la empresa española CAF.

Con oficio fechado el 17 de diciembre de 2009, Mario Delgado Carrillo, entonces titular de la Secretaría de Finanzas de la Ciudad de México, autorizó más de 1, 588 millones de dólares para el arrendamiento de 30 trenes que darían servicio a la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México. Sin embargo, el contrato de la empresa española CAF, dos meses antes, especificaba en el desglose de precios, que el costo total sería de 420 millones de dólares. De acuerdo con la información entregada a Los Ángeles Press, el hoy dirigente de Morena, Mario Delgado, intervino en aquella gestión y pidió que CAF rentara en dólares -y no pesos- el lote de los 30 trenes, y operó el contrato junto con Jesús Orta Martínez, exsecretario de Seguridad de CDMX, quien se encuentra prófugo de las autoridades federales por desvío de 2 mil 500 millones de pesos, y fue también responsable del sobreprecio en la renta de 1855 patrullas de la Ciudad de México.

Conforme pase el tiempo y no haya responsables, la loza que hoy pesa sobre Morena y el presidente López Obrador se irá haciendo más y más pesada hasta el día de las elecciones.

Y en Durango no será diferente. Si en la capital del país Morena tuvo que suspender en algunos municipios las campañas y el trabajo de los servidores de la nación ante los creciente reclamos ciudadanos por la tragedia, en Durango, la semana pasada, fuimos motivo de escarnio por la culpa de la senadora Margarita Valdez y su incontinencia para opinar de cualquier tema sin tener elementos básicos para hacerlo.

Sus declaraciones sobre la causa del desastre se convirtieron en tema nacional en los espacios noticias y los medios impresos, y fue trending topics en las redes sociales. 

Una verdadera vergüenza. Y ni quien se atreviera a defenderla. Lo más que le alcanzaron a gestionar fue una entrevista de semblanza en el diario Milenio, que a decir verdad, le hicieron un enorme favor, porque la entrevista no deja de ser eso, un enorme favor, porque no justifica ese trabajo periodístico.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario