El nasciturus, un ser humano Igualito a nosotros, pero indefenso

Sin Censura.-

Por: Víctor R. Hernández

Está que comienza, indudablemente que será una de las semanas más intensas en los ámbitos político, legislativo y religioso.
En lo político, hoy se espera la visita del dirigente nacional del PRI, alejandro Moreno, cuyo propósito será doble:
— En lo político, uno de los objetivos del encuentro de hoy, si es que no ha habido cambios, será clarificar las reglas mediante las que habrán elegir al candidato de la alianza a gobernador.
— En lo legislativo, fortalecer la alianza entre panistas y priistas en el congreso local y la legislatura federal, ante la iniciativa de reforma energética que enviará en los próximos días el presidente López Obrador. El trabajo legislativo de las semanas por venir, dejará en claro de que tamaño y fortaleza es esta alianza, de cara a 2022,2023 y 2024.
— En lo religioso, este domingo tres de octubre, los obispos mexicanos están convocando a una marcha nacional en favor de la mujer y el no nacido. Naturalmente que todos los católicos y cristianos estamos de acuerdo en qué hay que rescatar y fortalecer la dignidad de la mujer. En lo que algunos tienen telarañas, a estas alturas de los adelantos científicos y tecnológicos, es en los derechos que tiene el no nacido, el nasciturus.
de acuerdo con el especialista en derecho comparad, Adán Prieto Ventura, un ser vivo puede ser individual, pero visible, por ejemplo, las bacterias y los microorganismos. El que en una determinada época de su evolución biológica un ser vivo puede ser divisible no invalida su carácter de individuo único en los momentos anteriores. El ser humano, hasta aproximadamente el día 12-14de su evolución es individual, pero divisible, y a partir de la nidación es ya único e indivisible.
Este microcosmos que se está formando contiene un patrimonio genético propio e individual. El germen de la vida que desarrolla, seamos realistas, necesita de un ambiente específico, y éste, sólo lo proporciona el útero materno y esa célula de vida propia y autónoma, un ser con su propio sistema inmunológico, subsiste en un vientre pero ello no implica que sea parte de la madre.
En cuanto a la viabilidad, es decir la probabilidad de que el hijo siga viviendo en el exterior tras un embarazo cesado, prematuramente, es mayor a medida que la gravidez está más avanzada y existen factores externos propicios como: atenciones médicas, tipo de parto, medios y técnicas, etcétera. Con esto queda claro que la viabilidad del niño no nacido, nasciturus, se afirma que es un ser humano aunque dependa de la madre en este estadio de su vida.

El naciturus en su vida intrauterina se va desarrollando. El hijo no nacido sufre cambios cuantitativos en su cuerpo (en sus distintos órganos y funciones) Lo explicamos:
1.- a las dos semanas se inicia el desarrollo del sistema nervioso.
2.- a las tres semanas de vida empieza a diferenciarse el cerebro, aparecen esbozos de lo que serán las piernas y los brazos y el corazón inicia sus latidos.
3.- A las cuatro semanas empiezan a formarse los ojos.
4.- A las seis semanas la cabeza tiene su forma definitiva, el cerebro sigue desarrollándose y comienzan a definirse las extremidades (manos y pies) y aparecen las huellas dactilares.
5.- A las ocho semanas, el estómago comienza la secreción gástrica. También aparecen las uñas.
6.- A las nueve semanas se perfecciona el funcionamiento del sistema nervioso, esto es, reacciona a los estímulos.
7.- A las 11 semanas ya se chupa el dedo, lo que hoy podemos observar en una ecografía.
8.- Así, sucesivamente ocurren manifestaciones propias de la vida que se desarrolla; a partir de la semana 12, la mayoría de los órganos están completamente formados y han comenzado a funcionar, es decir, la vida es un proceso único, que empieza en la fecundación y no se detiene hasta la muerte.
El Derecho se ha desentendido de la protección del hijo no nacido, del nasciturus, es decir, que ese y todos los niños que no han nacido, ¿no son personas?

Entradas relacionadas

Deja tu comentario