G. Kientzle: en 2020 la inversión Extranjera creció 200 por ciento

Texto: Daniel Estrada  

Con todo y pandemia, la entidad se ubicó en el lugar 25  

Con todo y Covid-19, la Inversión Extranjera Directa (IED) que tuvo Durango en 2020, no solamente fue 200 por ciento superior a la de 2019, sino la más importante registrada por la Secretaría de Economía en los últimos 21 años. 

La IED para el estado en 2020 fue de 543.9 millones de dólares, 363.5 millones de dólares más que el año anterior, cuando la inversión fue de 180.4 millones de dólares. 

Esto equivale a un 201 por ciento de incremento, de un año a otro, lo que llama la atención debido a la complicada situación que se vive en el país a partir de que se declaró la pandemia. 

Ni siquiera alcanzó a cerrar el primer trimestre del año pasado, cuando se presentó la emergencia sanitaria por Covid-19, la cual ha sido de gran impacto no solamente para la inversión extranjera, sino para la inversión local. 

El ejemplo más claro de que el incremento de la IED para Durango fue extraordinario es que a nivel país se registró un decremento en este rubro. 

La Inversión Extranjera Directa para México en 2020, fue de 29 mil 079.4 millones de dólares, es decir, cinco mil 017.5 millones de dólares menos que en 2019. 

Y es que en 2019, el país había alcanzado una IED de 34 mil 096.9 millones de dólares, la más alta de los últimos cuatro años. 

Si bien, la inversión extranjera para Durango alcanzada el año pasado, equivale al 1.9 por ciento, con relación a la inversión total que realizaron empresas de capital foráneo en México, para el estado representa un repunte de consideración. 

En lo inmediato, específicamente en 2017, esta entidad federativa se ubicó en último lugar en IED, con un total de 101 millones de dólares, aunque el peor registro data de 2004, cuando se tuvo la cifra de -82.4 millones de dólares, es decir, hubo retiro de inversión. 

La inversión de empresas de capital extranjero en Durango ha tenido altibajos, pero si se toma como referencia los últimos 21 años que contabiliza la Secretaría de Economía, la entidad se ubica en el lugar número 25. 

En 2020, las entidades federativas con la mayor IED son la Ciudad de México con seis mil 947.1 millones de dólares, lo que equivale al 23.9 por ciento de la inversión total para el país. 

Le sigue el estado de Nuevo León, en donde la inversión extranjera correspondiente al año pasado alcanzó los seis mil 947.1 millones de dólares, lo que equivale al 23.9 por ciento. 

En tercer lugar se ubica el Estado de México, con una inversión foránea de dos mil 402.5 millones de dólares, es decir, el 8.3 por ciento del total para el país. 

En total contraste se encuentra el vecino estado de Zacatecas, en donde se tiene un reporte de      -405.6 (-1.4 por ciento), el único con indicador negativo en 2020. 

La Secretaría de Economía define la Inversión Extranjera Directa (IED) como aquella que tiene como propósito crear un vínculo duradero con fines económicos y empresariales de largo plazo, por parte de capital extranjero en el país receptor. 

Contra todo pronóstico  

Gustavo Kientzle Baille, titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), destaca este informe y refiere que al menos en porcentaje, Durango se ubica entre las entidades con mayor crecimiento de la IED en 2020. 

El indicador resulta por demás relevante, al considerar todas las dificultades económicas que se registraron el año pasado, considerado como totalmente atípico, debido a la presencia del Covid-19 en el ámbito mundial. 

Muchos proyectos se postergaron o se suspendieron, no solamente en México, sino en muchos países, pues los inversionistas han preferido no arriesgar. 

Sin embargo, a pesar del panorama mundial adverso, a Durango no le fue mal y por lo contrario, logró la mayor cifra de inversión extranjera. 

El titular de la Sedeco señaló que son tres las ramas en las que se tuvo la mayor IED para la entidad en 2020: la automotriz, la metal-mecánica y la minería. 

Aunque se vino la pandemia, el estado tuvo uno de los mayores porcentajes de crecimiento de la inversión extranjera del país, expuso el funcionario estatal. 

Indicó que se pretende que en este 2021 el crecimiento de la IED tenga continuidad en las tres ramas de referencia, pero que también alcance a otros sectores. Se tiene una buena expectativa. 

Estimó que la inversión extranjera del año pasado generó por lo menos cinco mil empleos para Durango, lo que ayudó a la recuperación de fuentes de trabajo perdidas por causa de la contingencia sanitaria. 

Cobertura general  

La Secretaría de Economía dio a conocer que los 29 mil 079.4 millones de dólares de IED para 2020 fueron reportados por tres mil 334 sociedades con participación de capital extranjero, dos mil 725 contratos de fideicomiso y 24 personas morales extranjeras. 

Los flujos registrados de IED en el país se canalizaron a la industria manufacturera en 11 mil 815.6 millones de dólares (40.6%); servicios financieros y de seguros seis mil 748.9 millones de dólares (23.2%); transportes, correos y almacenamiento dos mil 853.3 millones de dólares (9.8%). 

Para el comercio fueron dos mil 231.5 millones de dólares (7.7%); para la minería mil 341.7 millones de dólares (4.6%); medios masivos mil 244.0 millones de dólares (4.3%); y los sectores 

restantes captaron dos mil 844.4 millones de dólares (9.8%).De la misma manera se informó que la inversión extranjera para México provino de Estados Unidos con 11 mil 355.8 millones de dólares (39.1%); Canadá con cuatro mil 224.3 millones de dólares (14.5%); y España con tres mil 998.7 millones de dólares (13.7%). 

En el caso de Japón, la inversión fue de mil 218.6 millones de dólares (4.2%); y la de Alemania fue de mil 024.1 millones de dólares (3.5%), mientras que otros países aportaron siete mil 257.9 millones de dólares, equivalentes al 25.0 por ciento restante. 

Este tipo de inversión permite incrementar la generación de fuentes de trabajo, incrementar el desarrollo y la captación de divisas, estimular la competencia, incentivar la transferencia de nuevas tecnologías, así como impulsar las exportaciones. 

Para que una actividad se considere Inversión Extranjera Directa, tiene que ser identificada como participación de inversionistas extranjeros en el capital social de empresas mexicanas. 

También puede ser la participación de inversionistas extranjeros en las actividades y actos contemplados por la Ley. 

Los beneficios de esta variante de la economía impulsan el comercio internacional, permitiendo el financiamiento de empresas, mejorando las oportunidades de empleo. 

También se eleva la capacidad, a través una mayor tecnología y un mayor grado de productividad de todos los factores de competencia.  

En determinado momento, estos beneficios se ven reflejados para el consumidor doméstico en la obtención de más variedad productos a mejores precios.