Hoy, lo que importa es la salud y la vida de las familias: M. Pozo

Texto: Daniel Estrada O.

La etapa de aprendizaje terminó; todos saben las reglas, por lo que comenzarán clausuras y sanciones severas

Ya no habrá exhortos; vienen las multas, clausuras y cierres definitivos

Una de las medidas que más llaman la atención en el sector de alimentos preparados, es que a partir de esta nueva normalidad, se debe dar preferencia al pago y cobro con tarjeta de crédito o débito, para reducir en lo posible el manejo de billetes y monedas.

La Dirección de Inspección Municipal, durante la primera semana de la nueva normalidad,  aplicó entre tres y cuatro sanciones diarias a establecimientos comerciales por incumplir con los protocolos

Se acabaron los exhortos y las recomendaciones, llegó el momento de aplicar multas, clausuras y hasta cierres definitivos para las empresas y negocios que no atiendan los protocolos para prevenir los contagios del COVID-19.

La etapa de aprendizaje concluyó el pasado 31 de mayo, según indicó Mario Pozo Riestra, titular del Juzgado Cívico, quien manifestó que los empresarios y comerciantes ya deben conocer bien los requisitos que hay que cubrir para la realización de actividades económicas.

“Vamos a empezar con la aplicación de sanciones pecuniarias, clausuras y cierres definitivos, debido a las condiciones en las que nos encontramos en la actualidad, con el crecimiento acelerado de contagios”, expuso.

Hay rubros, como el de los restaurantes, que exigen un mayor cuidado en el manejo de los productos, los cuales involucran a trabajadores, proveedores y empleados.

Una de las medidas que llaman la atención en el sector de alimentos preparados, es que a partir de esta nueva normalidad, se debe dar preferencia al pago y cobro con tarjeta de crédito o débito, para reducir en lo posible el manejo de billetes y monedas.

Se ha solicitado a los negocios hacer ajustes de horarios, con un cierre más temprano y con la posibilidad de que se deje de abrir dos o hasta tres días a la semana.

Esto, con el objetivo de mantener la dinámica de reducir la movilidad en el municipio de Durango, sobre todo en la ciudad, en donde ha sido muy complicado hacer que la gente permanezca en casa.

Prioridades

“Como autoridad debemos fomentar la actividad económica; nos preocupa y nos interesa, pero hoy el interés superior es el de la salud y la vida”, comentó.

Hay antecedentes de medidas enérgicas que se han tenido que tomar por el incumplimiento de acuerdos por parte de establecimientos comerciales, como es el caso de la tienda Ley, de bulevar dela Juventud, y Coppel, de la avenida 5 de Febrero.

A los dos establecimientos comerciales se les aplicó una multa económica, además de que se procedió a la clausura, ya que no hicieron caso a los apercibimientos.

En el primero de los casos la sanción económica fue de alrededor de ocho mil 700 pesos, mientras que a la segunda se le sancionó con unos 17 mil 400 pesos.

Otra empresa clausurada, se dedica al giro del reciclaje, la cual estaba operando, a pesar de no ser esencial, y fue gracias a la denuncia de los vecinos, que además se quejaron de la contaminación ambiental que genera, que se pudo proceder a su clausura.

A mediados de la semana pasada, en labores de supervisión por la Zona Centro de la ciudad, se encontró un negocio cuyos propietarios asumían una postura irresponsable hacia la ciudadanía.

En el establecimiento no se contaba con ninguna medida preventiva, ya que los dueños argumentaban que no creían en el coronavirus, por lo que se tuvo la necesidad de clausurar el local de ropa, ubicado sobre la avenida 5 de Febrero, entre Progreso y Patoni.

El funcionario municipal manifestó que en lo personal, cada quien puede creer lo que prefiera, pero no se puede exponer a terceras personas por tal razón.

Cuando se está frente a una pandemia cuyo número de contagios se incrementa cada día, resulta necesario implementar medidas que ayuden a reducir los riesgos.

Ya no solamente es el uso de cubrebocas y gel antibacterial, ahora hay que utilizar los tapetes sanitizantes, los acrílicos en áreas de atención y cobro, acudir a los establecimientos solos, de preferencia que no sean mujeres embarazadas, ni menores.

Para cuidar que se cumplan estas y otras medidas, la Dirección de Inspección Municipal tiene una plantilla de 80 inspectores, mismos que son reforzados por los 20 notificadores del Juzgado Cívico.

Debido a la carga de trabajo que se viene, podrían sumarse a las tareas de inspección, personal de otras dependencias municipales y estatales, con condiciones para desempeñar estas funciones.

Los tianguis

Pozo Riestra se refirió a los tianguis, al señalar que estarán en posibilidad de operar al 50 por ciento, con la prioridad para quienes se desempeñan en estos de forma periódica y no para los que lo hacen de manera esporádica.

“Hay un acuerdo con los líderes, para no dar permiso de instalarse a las personas que solamente practican esta actividad económica ocasionalmente”.

Además, también se tienen contempladas medidas estrictas para la práctica de esta actividad, lo que incluye la implementación de tinacos y lavamanos móviles, para promover la higiene adecuada.

Este tipo de implementos también se instalaron en el mercado Gómez Palacio, en donde diversos negocios ya regresaron a trabajar. Uno se instaló en el acceso de la calle Pasteur y otro en el de la calle Patoni.

Lo mismo se hizo en el Ex Cuartel Juárez, en donde fue colocado un lavamanos y un tinaco en el acceso principal, y se pretende instalar otro.

Se conservan los dos que fueron ubicados en la Plaza de Armas, sobre el corredor Constitución, al ser una zona muy concurrida, debido a la actividad bancaria del área.

Otro que se mantiene es el de la Plazuela Baca Ortiz, en donde diversos comerciantes también retomaron la actividad, incluyendo el giro de alimentos preparados, por lo que es indispensable que se cuente con esta alternativa para promover el lavado de manos.

En los hospitales Materno Infantil y de Regional de Zona del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) también se mantienen estos implementos.

Vigilancia continua

Por su parte, José Daniel Solís Morales, director de Inspección Municipal, manifestó que durante la primera semana de la nueva normalidad, se aplicaron entre tres y cuatro sanciones diarias a establecimientos comerciales que incumplen con los protocolos de protección.

 

“Enfrentamos una situación sin precedentes; debemos reforzar y aplicar un operativo constante de información a la ciudadanía, ya que son muchas las medidas nuevas que ahora tienen que atender”, expuso el funcionario municipal.

Todos los días se hacen recorridos por el primer cuadro de la ciudad, los centros y plazas comerciales y mercados, para verificar que los negocios que todavía no están en posibilidades de reanudar operaciones, se mantengan cerrados.

Hay sanciones para los que no pueden trabajar todavía, para los reincidentes y para quienes no cumplen en su totalidad los protocolos establecidos para poder realizar alguna actividad económica.

Son muchas las empresas que se han visto afectadas por la contingencia, pero  un buen número podrán reactivarse hasta que el semáforo en Durango se encuentre en color verde. Hay que tener en cuenta que actualmente está en rojo.

Entre estos se encuentran los gimnasios, las albercas y los bares, por mencionar algunos de los que mayor demanda tienen, pero están obligados a ser pacientes.