J. Salum: “No se llama revancha, no se llama odio, se llama justicia”

Texto: Daniel Estrada Ortiz

En el caso de las luminarias, seguirá las investigaciones

“No es revancha ni odio, es justicia”

 Entre algunos de los logros de su gestión, Salum mencionó  que Aguas del Municipio (AMD) fue recibida con una deuda de 143 millones de pesos, la cual ha sido reducida a la mitad, mientras que la deuda con proveedores ha disminuido en un poco más del 25 por ciento.

Las regidoras Cynthia Monserrat Hernández Quiñones, de Morena y Marisol Carrillo Quiroga, de Movimiento Ciudadano, prácticamente exigieron que se dejara atrás dicho capítulo y se diera prioridad a la atención de las necesidades actuales.

En su primer Informe de Gobierno, el alcalde Jorge Salum del Palacio dejó claro que no quitará el dedo del renglón en torno a las denuncias e investigaciones que se llevan a cabo por presuntos actos de corrupción que involucran a la pasada administración.

Lo anterior, con todo y que durante su intervención, las regidoras Cynthia Monserrat Hernández Quiñones, de Morena y Marisol Carrillo Quiroga, de Movimiento Ciudadano, prácticamente exigieron que se dejara atrás dicho capítulo y se diera prioridad a la atención de las necesidades actuales.

“No se llama revancha, no se llama odio, se llama justicia”, señaló el Presidente Municipal  al referirse a la revisión exhaustiva de cada una de las áreas y la presentación de denuncias cuando las evidencias han hecho presumir la existencia de algún acto de corrupción.

De esta manera se expresó Jorge Salum, al presentarse a rendir cuentas en un espacio deportivo en el fraccionamiento Villas del Guadiana 6, que fue acondicionado para llevar a cabo la Sesión Solemne, con toda una serie de medidas de prevención para evitar los contagios por COVID-19.

Las secuelas del episodio de salud que sufrió el alcalde a mediados de junio pasado, se dejaron ver, a pesar del esfuerzo que hizo por demostrar fortaleza. Por algunos momentos la voz lo traicionó e incluso se vio algo agitado durante los primeros minutos de exposición.

Aun así, evitó utilizar bastón durante la sesión, valiéndose del hombro de la síndico  Luz María Garibay Avitia, para levantarse a entregarle precisamente a ella, el documento que contiene el informe y luego ubicarse en el espacio asignado para la exposición.

El alcalde Jorge Salum hizo una exposición de las obras y acciones que se han realizado durante su primer año de gestión, sin dejar de mencionar la situación extraordinaria a la que los duranguenses han tenido que enfrentar, como consecuencia de la pandemia.

“Se pudo haber hecho más; estamos en el mejor momento, con una plataforma que nos permite tener hoy un Municipio más sano  y un Gabinete más comprometido y experimentado, al cual le reconozco y agradezco su acompañamiento en este primer año de gobierno.

Admitió que en alguno o en todos los miembros de su equipo de trabajo pudo haber fallas, pero siempre habrá la disposición para reconocerlas y corregirlas.

No dejó de reconocer al personal administrativo y operativo, que puede ser visto en la calle tapando baches, podando el pasto o recogiendo la basura.

Dijo ser consciente de que, para muchos duranguenses, el cambio no se ha producido con suficiente rapidez, e incluso están cansados de dimes y diretes y pleitos de políticos.

No se siente mejor con los exfuncionarios que dedican su tiempo a atacar a quienes los remplazó, o al servidor público que se va sin fundamentos en contra de quien se fue.

“Están hartos de perfiles falsos en redes sociales que denostan a cualquiera por cualquier cosa, de políticos que prometen en campaña, para no cumplir. Solo vienen en campaña y no cumplen, es lo que más dice la gente”, expuso.

Comentó que para que el cambio llegue es necesario decir basta a las divisiones y concentrarse en los ciudadanos que más ayuda necesitan, pues no se trata de que le vaya bien al gobierno en turno, sino a todos los duranguenses.

Salum del palacio parafraseo a Manuel Clouthier “Maquío”, a quien se refirió como uno de sus héroes, para mencionar: dejemos de lamentarnos por el Durango que pudo ser y trabajemos unidos por el Durango que todavía puede y merece ser.

Admitió que en la diversidad de opiniones se pueden encontrar coincidencias, luego de manifestar que escuchó con mucha atención la postura de los regidores, a quienes agradeció sus aportaciones no de ahora, sino de siempre.

Sin embargo, el alcalde señaló que ha tratado de separar lo que tiene intención política, aunque en el fondo puede haber verdades que deben ser atendidas.

Declaró que quiere entregar al su sucesor un municipio sano, libre de deudas con proveedores y sin contratos amañados, y que si así no lo hiciere, que el próximo gobierno haga lo que él está haciendo hoy, es decir, promoviendo las investigaciones pertinentes para que sea la justicia la que determine si alguien tiene culpa o no.

Entre algunos de los logros de su gestión, Salum mencionó  que Aguas del Municipio (AMD) fue recibida con una deuda de 143 millones de pesos, la cual ha sido reducida a la mitad, mientras que la deuda con proveedores ha disminuido en un poco más del 25 por ciento.

Defendió la construcción de la ciclovía como un proyecto que a pesar de que ha sido muy criticado, tendrá un seguimiento que permitirá un mejor aprovechamiento de vehículos no contaminantes.

En obras de infraestructura hidráulica hay más de 100 millones de pesos en trabajos que “no se ven pero que se sienten en lo más profundo de muchos hogares duranguenses”.

En cuanto a la prevención del Coronavirus, habló de la cancelación de todos los eventos masivos, la instalación de 10 filtros sanitarios y 11 lavamanos portátiles en distintos puntos de la ciudad.

Además han sido entregados más de 80 mil cubrebocas y cerca de 10 mil guantes, ampliando y mejorando el marco normativo, además de insistir, una y otra vez a los ciudadanos, a atender las medidas sanitarias.  

En materia de medio ambiente, indicó que se sembraron más de 14 mil árboles y se logró el derribo o reubicación de 14 ladrilleras.

En materia de seguridad resaltó la contratación de 220 nuevos elementos de la Policía Municipal, la creación de 21 nuevos comités vecinales de vigilancia y el equipamiento y capacitación a personal preventivo y de protección civil, así como el arrendamiento de 100 patrullas.

Regidores se van con todo

Como era de esperarse, en su intervención, los regidores y regidoras de oposición se fueron con todo contra el Alcalde, siendo la más mesurada la priista Daniela Soto Hernández, que si bien fue crítica, también reconoció que hay voluntad de trabajo, honestidad y buena fe, además de apertura al diálogo y construcción de acuerdos.

También reconoció el esfuerzo que se hizo por el arrendamiento de 100 patrullas y la disminución en delitos de alto impacto en la ciudad, así como la disminución en accidentes automovilísticos, derivada de los retenes antialcohol.

Pero también señaló que la administración se ha visto severamente rebasada, con una ciudad que no está mejor iluminada, pero sí en medio de un pleito de dos gobiernos (el anterior y el nuevo) emanados de las mismas filas partidistas, peleando por un contrato que ellos mismos aprobaron.

El pleito por el “puente encantado” continúa, no hay ni un solo metro cuadrado de pavimento nuevo y una ciclovía que, como el actual gobierno, ya está borrada.

La única regidora por Morena, Cynthia Monserrat Hernández, expuso que este gobierno municipal no ha estado a la altura de las circunstancias, fallando a Durango en su primer año.

No hay empleo, no hay más servicios públicos, la seguridad no ha mejorado en las calles y la crisis derivada de la pandemia no ha tenido un manejo correcto.

“Es evidente que no hay proyecto, no hay equipo, no hay voluntad para mejorar y en ocasiones sentimos que tampoco hay un líder”, comentó.

Mencionó que en vez de avanzar hacia el futuro, el actual gobierno se ha empeñado en confrontarse con el pasado, ya que desde el primer día de gestión la agenda fue marcada por una pugna con la anterior administración.

Acusaciones van y vienen, notas periodísticas y campañas en redes sociales, cuando la única realidad es que todo el tiempo perdido ha quedado en anuncios mediáticos que son antepuestos frente a la falta de resultados.

Por su parte, el petista Primitivo Ríos Vázquez, dijo que el primer año de gobierno de Salum se ha caracterizado por permitir la corrupción, la impunidad y el despilfarro del presupuesto público.

El gabinete se conformó por familiares, amigos y grupos de interés que no velan por los intereses populares y se han dedicado a hacer negocios utilizando los recursos públicos.

Anotó que la nómina abultada de la administración, no ha permitido que se atiendan las principales necesidades del municipio, además de que hay nula asistencia social.

“Fuimos los regidores del Partido del Trabajo, los que denunciamos la corrupción existente en la anterior administración encabezada por José Ramón Enríquez y aunque quisieron encubrirlo, la realidad nos ha dado la razón”, expuso.

Exigió que él o los responsables de daño al erario por 400 millones de pesos reciban el castigo que corresponde, pero sobre todo, que el dinero sea regresado y que el fraude relacionado con la adquisición de nuevas luminarias llegue hasta las últimas consecuencias.

El edil del Partido del Trabajo concluyó su participación solicitando un minuto de silencio por las víctimas de la pandemia, petición a la que el alcalde accedió y pidió a los presentes ponerse de pies para proceder al homenaje.

Marisol Carrillo Quiroga, de Movimiento Ciudadano, de entrada criticó el hecho de que se haya convocado a una sesión presencial para la rendición de cuentas del presidente, en plena pandemia y después de haber realizado 22 sesiones virtuales.

Advirtió que vienen dos años electorales consecutivos, por lo que los regidores de su partido serán vigilantes de que no se desvíen recursos  para el partido del que emana el Presidente Municipal.

Criticó obras como la ciclovía de la calle Laureano Roncal, la fachada del mercado Gómez Palacio, la presunta autoentrega de créditos por parte de servidores públicos, la venta indebida de luminarias que ni si quiera fueron pagadas.

Señaló que son falsas las denuncias presentadas en contra de exfuncionarios y defendió específicamente al doctor (Enríquez), de quien dijo, sigue activo cerca de la gente y caminando libre por las calles, porque no tiene nada de qué avergonzarse, ni de que huir.

“Durango no necesita odios, ni venganzas políticas; parece que no ganaron una elección, pero espero que el próximo año pueda trabajarse en unidad, porque la gente está harta de la telenovela en contra de la anterior gestión”, anotó.

Londres Botello Castro, fue el encargado de emitir un mensaje por parte de la representación del PAN, en el Cabildo, quien enumeró una serie de acciones que se han llevado a cabo desde que inició la nueva gestión.

Destacó que el actual gobierno se ha empeñado por la ejecución de obras que son realmente útiles a los ciudadanos y no en las de relumbrón, que más allá de llamar la atención, no dejan beneficios reales.

En este contexto se dio el primer informe del alcalde Jorge Salum, quien estuvo acompañado por los titulares de los tres poderes, directores y miembros del Cabildo, en un acto que se llevó cerca de tres horas.