Jorge Salum no se engancha con Morena por caso de luminarias; investigación continuará

Texto: Daniel Estrada O.

Insisten en separación del cargo de funcionarios municipales

El alcalde Jorge Salum del Palacio consideró que el asunto de las luminarias se politizó en el Congreso del Estado, por lo que ha descartado la posibilidad de que miembros de su gabinete, que formaron parte de la anterior administración, den un paso lateral para ser investigados.

 Para los diputados de Morena, no es correcto que el actual Gobierno Municipal de extracción panista busque se investigue y se actúe de manera parcial, sin tocar a su gente que pudiera estar involucrada en el cuestionado contrato.

El contrato de las luminarias sigue dando de qué hablar. Se trata de un tema que el alcalde Jorge Salum del Palacio detonó a mediados de julio y de pronto parece que se le sale de las manos, pues ahora le piden que sus funcionarios, que en la pasada gestión estuvieron involucrados de alguna manera con la negociación, se hagan a un lado para evitar entorpecer cualquier investigación al respecto.

Salum del Palacio ha declarado que el retiro de sus funciones de los funcionarios que forman parte de su gabinete y que durante la pasada administración tuvieron algún vínculo con el contrato, no es opción.

Sin embargo, una vez que los diputados de Morena le entraron al tema, no lo han soltado, de tal manera que hasta promovieron un exhorto para que la Fiscalía Anticorrupción investigue y sancione los presuntos actos de corrupción que pudieron haberse suscitado en torno al contrato de las luminarias.

Esto involucra a los integrantes del Comité de Adquisiciones de Bienes y Servicios y Adjudicación de Obra Pública y demás funcionarios de la administración municipal 2016-2019 que de alguna manera tuvieron que ver con el contrato de las luminarias de tecnología LED.

Pero eso no es todo, ya que la Comisión Permanente también exhortó al alcalde Jorge Salum para que pida la separación del cargo de manera temporal a los funcionarios municipales que participaron en la formulación, aprobación y firma del contrato, mientras se desarrolla una investigación al respecto.

La medida sería aplicada hasta que se deslinden responsabilidades, ya que como lo han manifestado los diputados Sandra Amaya Rosales e Iván Gurrola Vega, lo que se tiene que hacer es llegar al fondo del asunto y no solamente hasta donde le conviene al actual gobierno municipal. 

También se pidió a la Secretaría de Contraloría del Estado (Secoed) que inhabilite de manera temporal a los servidores que en su momento aprobaron la licitación y asignación del contrato.

De la misma manera, a la Entidad de Auditoría Superior del Estado (EASE) se le conminó a colaborar en las pesquisas e informar de los resultados al Poder Legislativo.

En este contexto, el diputado José Antonio Ochoa Rodríguez, solicitó que se modificara el punto de acuerdo para que se exhortara al senador José Ramón Enríquez Herrera a abandonar su cargo, mientras las pesquisas están en curso.

Hay que mencionar que José Ramón Enríquez era presidente municipal de Durango cuando se realizaron los procedimientos para la renovación de las luminarias de la ciudad, sin embargo, dicha petición no fue aceptada por la Comisión Permanente.

A final de cuentas, con cuatro votos a favor y una abstención, se avaló exhortar a la Fiscalía Anticorrupción para que se investigue la licitación y contratación de la Asociación Público Privada que se encargó de la renovación del servicio de alumbrado público.

Hay que recordar que la semana anterior la diputada María Elena González, del Partido Acción Nacional (PAN) presentó un punto de acuerdo para que se promoviera una investigación en torno al contrato de las luminarias.

En esa ocasión la propuesta fue rechazada debido a que la legisladora no admitió una modificación propuesta por el diputado Iván Gurrola, quien pidió que la investigación alcanzara a los funcionarios panistas en activo que tuvieron que ver con la pasada gestión y el contrato de las luminarias.

Es de mencionar que el exhorto para que se investigue la licitación y contratación de la Asociación Público Privada para el servicio de alumbrado público fue avalado con cuatro votos a favor y una abstención.

Salum dice que no cederá

Cuestionado sobre el asunto, el alcalde Jorge Salum, descartó que su gobierno se vaya a involucrar en la agenda política a la que diputados de Morena lo subieron, ya que su administración ha buscado ir desde el principio por una ruta legal, que permita deslindar responsabilidades.

Dijo que el Ayuntamiento ha buscado llevar el tema a través de un camino legal, mediante el cual el Cabildo ya autorizó la recisión del contrato, pues es evidente el sobreprecio que este representa.

Lo único que hicieron los funcionarios y ediles que durante la administración pasada tuvieron algo que ver con el contrato, lo único que hicieron fue autorizar el procedimiento al alcalde en turno, más no los términos en los que se definió.

Por esta razón, el presidente municipal considera que sus funcionarios no tienen por qué ser retirados de su encomienda, pues no hay en ellos responsabilidad alguna qué perseguir y reiteró que no se involucrará en el escenario político que buscan los diputados de Morena.

Minka Hernández Campuzano, secretaria particular del Ayuntamiento, quien fue regidora durante la pasada gestión, opinó que la responsabilidad del contrato recae sobre las áreas administrativas de la administración 2016-2019.

Existe un área identificada como de Contratos y Licitaciones en la Dirección de Administración y Finanzas, en donde se debió haber desarrollado el trámite para la contratación de la empresa que se encargó de la renovación de las luminarias.

Dijo que los regidores no tienen la facultad, ni la responsabilidad de ejercer un recurso público, tampoco para revisar un contrato. Además, declaró que ella no fue parte del Comité de Adquisiciones, como se ha señalado.

La ex regidora ha sido una de las más criticadas, aunque no es la única panista que estaba en la pasada administración y que forma parte de la actual, ya que Claudia Hernández fue regidora y secretaria del Ayuntamiento en ese periodo, mientras que Luz María Garibay repitió como Síndico Municipal.

Pero quien también se ha visto involucrado en el embrollo es Alfredo Herrera Duenweg, actual titular de la Secretaría de Recursos Naturales y Medio Ambiente (SRNyMA), quien como alcalde suplente firmó el documento con el que se dio visto bueno al contrato.

En su defensa, el funcionario estatal ha manifestado su respaldo a la petición de que se busque la reestructuración del contrato y que se investigue si algo se hizo mal, pues por su parte, solamente se encargó de facilitar un trámite que ya estaba en proceso.

Y mientras el alcalde de Durango y los diputados panistas, alegan que no hay una razón contundente que justifique que los funcionarios presuntamente involucrados se separen de su cargo, los legisladores por Morena refieren que no se puede aplicar la ley a medias.

Sandra Amaya e Iván Gurrola, han criticado el hecho de que los panistas pidan que se investigue un presunto acto de corrupción, pero no quieren que las indagatorias alcancen a los suyos.

Fue el pasado 16 de julio del año en curso, hace poco más de un mes, cuando Salum del Palacio, dio a conocer que el contrato de la renovación de las luminarias terminaría costando a Durango, alrededor de 800 millones de pesos más de lo que se estima como un precio justo.

Lo anterior, a pesar de que la pasada Administración pregonó que el ahorro que se tendría por concepto de consumo de energía eléctrica por el uso de luminarias LED, permitiría costear el pago total del contrato.

A partir de dicha denuncia y del anunció de la intención de renegociar con la empresa los términos del contrato, se han suscitado toda una serie de declaraciones y posturas que cuestionan la complicidad de allegados a Salum en esa negociación supuestamente irregular.

El propio senador José Ramón Enríquez, se ha lavado las manos y ha manifestado su visto bueno a la intención que tiene el Municipio de renegociar el contrato, al considerar que, si es algo que ayuda a Durango, hay que hacerlo.