La nueva acrobacia de José Ramón Enríquez

Jun. 09. 2020

Por: Víctor R. Hernández

En medio del escenario de complot en su contra, que denunció ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador, y que ha propiciado la burla de una importante parte de la población mexicana, así como dentro de un marco de muerte e infectados por el covid-19, en su etapa más álgida, en medio de todo esto, el ex alcalde de la ciudad, José Ramón Enríquez Herrera, hace una nueva acrobacia y brinca hacia la bancada de Morena, en el senado de la República.
Ayer por la tarde-noche, el diario reforma dio a conocer que en forma sorpresiva el senador José Ramón Enríquez dejó la bancada de Movimiento Ciudadano para incorporarse a la de Morena.
El duranguense, ex Alcalde de la capital, notificó su decisión a la presidenta del Senado, Mónica Fernández, a través de un oficio.
«Para los efectos procedentes, me permito informarle que es mi voluntad integrarme al Grupo Parlamentario de Morena a partir del 10 de junio de 2020».
Morena, que tras la salida de la senadora Lilly Téllez hacia el Partido Acción Nacional se había quedado con 59 integrantes, ahora tendrá 60.
Si se formaliza la llegada de las cuatro senadoras del PES –bancada que fue disuelta la semana pasada–, Morena tendría ya los votos necesarios para alcanzar por sí misma la mayoría simple y esto le permitirá convocar a un período extraordinario de sesiones.
Cuando el senador buscó su reelección como alcalde, se inscribió a la interna de Morena, pero perdió y regresó a su escaño como miembro de MC, que ahora se queda con ocho elementos.
Una fuente consultada aseguró que el movimiento es resultado de las dos cartas que el senador Dante Delgado, ex líder nacional del partido naranja, ha dirigido al Presidente Andrés Manuel López Obrador este año.

«Es la primera reacción en contra de la actitud de Dante, a sus dos cartas», explicó.
José Ramón Enríquez era muy cercano a Dante Delgado; José Ramón presumía que Dante era como su segundo padre. En la Cámara alta se especula la posibilidad de que sea postulado como candidato a Gobernador por Morena en 2022, ya que tendría en Ricardo Monreal, con quien lleva una amistad de hace muchos años, su principal aliado para tal propósito.
Sin embargo, además de su cuestionada administración como alcalde de la ciudad, tendría varios actores en su contra para la candidatura a 2022. Su principal oponente sería el Partido del Trabajo, quien lo ha acusado de ser un político ladrón y sin escrúpulos.
En febrero de 2019, el legislador Rigoberto Quiñones Samaniego anunció que el Partido del Trabajo (PT) en Durango no irá con Movimiento Regeneración Nacional (Morena) para la renovación de la capital del estado, informó el diputado Rigoberto Quiñones Samaniego, la razón de esto es porque José Ramón Enríquez Herrera, se registró como candidato para reelegirse, lo cual reflejó su triple moral y de acuerdo a la ciudadanía, no ha hecho nada por Durango.
En esa ocasión, febrero de 2019, en medio de una profunda crisis morenista, José Ramón presentó su solicitud para ser candidato de Morena para un segundo período a la alcaldía de Durango. Se le aceptó la solicitud, pero días después le fue rechazada y tuvo que contender por las siglas de Movimiento Ciudadano.
“No vamos a apoyar a un personaje que ha tenido triple moral, en este sentido porque José Ramón Enríquez Herrera fue priista en el sexenio de Ismael Hernández Deras, como secretario de Salud, posteriormente candidato de Movimiento Ciudadano, después del PRD, fue este candidato alcalde en 2016 por el PAN y luego busca postularse por Morena”, aseguró Rigoberto Quiñones.
Agregó que, los cambios de partido únicamente sirvieron como trampolín para que pueda continuar con su ambición de tener el poder, por lo que no coincide con los principios del presidente Andrés Manuel López Obrador y de su cuarta transformación, de hecho, lo llamó traidor, ya que recordó que, Enríquez Herrera apoyó al entonces candidato a presidente de la república, Ricardo Anaya Cortés.
“La Comisión Estatal ha tomado la decisión de no apoyar al doctor Enríquez y derivado de esta situación, en caso que el partido Morena decidiera abrirle las puertas al doctor y ser el abanderado a la presidencia municipal por Morena, este partido no lo va a solapar”, aseguró Quiñones Samaniego.
Naturalmente que la nueva acrobacia de Enríquez Herrera dejará en vilo a Movimiento Ciudadano en el municipio de la capital, en donde es la segunda fuerza política.
Sin embargo, José Ramón no da paso sin huarache y este desgaste político, seguro que ya lo tiene presupuestado y buscará recuperarlo con otro beneficio o favor de Morena a su persona. Al tiempo.