Los dados están echados: Esteban Villegas o Héctor Flores

Sin Censura.-

Por: Víctor R. Hernández

De acuerdo con datos recabados de los mismos protagonistas, finalmente el pasado viernes por la tarde-noche, el panismo tradicional dio un fuerte golpe en la mesa y puso orden al proceso interno de selección de su candidato a gobernador. Al cuarto para la hora se pusieron, finalmente, de acuerdo y eligieron a Héctor Flores Ávalos como su precandidato a la gubernatura del estado, dejando de lado a los neopanistas del sexenio.
La histórica elección interna puso a prueba el liderazgo y estabilidad que representa la figura del gobernador José Aispuro Torres, quien desde hacía varios meses había decidido proponer a Flores Ávalos y a Javier Castellón como sus cartas para el juego de la sucesión.
Pero antes de tomar esta decisión de impulsar a estos dos personajes, el mandatario estatal había dado rienda suelta a lo que fue leído como una fiesta infantil, en donde todo el que quisiera, levantaba la mano para anunciar sus aspiraciones a competir por la gubernatura. Así, los medios de comunicación llegaron a considerar a ocho aspirantes: Gina Campuzano, Rodolfo Dorador, Adrian Alanís, Jaime Rivas, Carlos Maturino, Alfredo Herrera Deras, Héctor Flores y Jorge Salum. La poca seriedad con que se tomó el proceso, evidenciaba la ausencia de un liderazgo para conducir la selección del candidato. En este juego se perdieron cuando menos dos valiosos meses.
La clase política panista comenzó a reaccionar cuando quedaban si a caso tres semanas para la elección del candidato a gobernador por la Alianza integrada por el PAN,PRI y PRD.
La primera señal de que el panismo se enfilaba a una irremediable crisis fueron las declaraciones contundentes de Rodolfo Dorador el nueve de diciembre. Exigió la renuncia de Verónica Perez Herrera a la dirigencia estatal del PAN. Se encuentra cómodamente cobrando dos sueldos; como dirigente estatal y como diputada y eso es poco ético, reiteró Dorador Pérez Gavilán.
El viernes 10, llegó la respuesta de Perez Herrera; deja la diputación y se dedica las 24 horas a atender el proceso sucesorio, pero la inconformidad ya estaba en marcha.
El sábado 11 de diciembre cobijados por un puñado de militantes, ex dirigentes del Partido Acción Nacional, como Francisco Esparza Hernández, Salvador Salum y Víctor Hugo Castañeda Soto, advirtieron a la dirigencia estatal que serán vigilantes para que no haya con el PRI, negociaciones por debajo de la mesa. Adelantaron que estarían vigilantes para que el candidato a la gubernatura de Durango, salga de las filas de Acción Nacional
Aceptamos y reconocemos la necesidad de la alianza y, finalmente, quien sea el candidato, pues estaremos trabajando y esforzándonos para que Morena y sus aliados no se adueñen de Durango porque no sabemos si algún día los podamos sacar, o al menos muy pronto, externó ese sábado, un poco más moderado, Francisco Esparza.
Pero la advertencia y el desafío llegó de la persona de Víctor Hugo Castañeda.

Te pedimos una mesa de trabajo a partir de la próxima semana, para que nos expliques cómo van las negociaciones para candidato a gobernador, nada por abajito de la mesa, aquí, todos, todos queremos estar bien informados.
Eso sí, te lo decimos con toda franqueza, hay gente de otro partido político que por aquí no pasa. Por aquí no va a pasar. Ya lo dijimos, es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja que pase esa persona que sabes a la que me refiero.
A eso venimos, Vero, a mostrarte nuestro respeto y nuestro cariño, a cambio de que tengamos el tuyo, porque debe ser bilateral, si tenemos tu cariño, tendrás el nuestro, si no, tendrás tambores de guerra.
Rómulo Campuzano, por su parte, aceptó que “la forma en la que podemos triunfar y derrotar al partido del presidente, a Morena y sus aliados, es solamente si vamos aliados PAN-PRI-PRD, pero la mejor propuesta está ente Héctor Flores y Jorge Salum del Palacio.
Cuestionado sobre la posibilidad de que sea Esteban Villegas Villarreal el abanderado reconoció: “si por alguna circunstancia fuera esa la posibilidad, tendremos que apoyarlo, porque solos no podemos ganar a Morena y sus aliados y es que está más que claro, los números ahí están; solos no vamos a ganar la gubernatura.
Ocho días después, el sábado 18 de diciembre los panistas protagonizaban con sorpresa, que ya se habían puesto de acuerdo. Comprendieron que no llegarían a nada si continuaban divididos en grupos ante el único candidato que sostenía el PRI. El sábado pues, “decidieron” (aunque ahí se vió clarita la mano del gobernador) alinearse y acordaron llegar a la mesa con los priistas, con un solo candidato: Héctor Flores Ávalos.
A partir de hoy, comienza una nueva historia: Esteban Villegas o Héctor Flores.
Los dados están echados.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario