Morena se monta en su macho; el 4o Informe será en el Congreso

Texto: Daniel Estrada

Aispuro: por cuestiones sanitarias debería ser en un espacio abierto; Sandra: tenemos todas las medidas para que aquí se realice

Cuarto informe de Aispuro, ya en plena pugna por la sucesión . El gobernador José Rosas Aispuro Torres tendrá su rendición de cuentas el próximo 1 de septiembre, por lo que una vez concluido este ejercicio, le restarán dos oportunidades más para exponer sus logros ante el Legislativo, antes de terminar su encomienda.

 Hay quienes identifican como los puntos frágiles del actual gobierno estatal a la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas (Secope) y a la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco); una por la falta de trabajo y otra por el escándalo de los créditos.

La presentación del cuarto informe del Gobernador del Estado está a la vuelta de la esquina y con ello un creciente interés por las elecciones de 2022. Por lo pronto, José Rosas Aispuro Torres volverá a estar de nueva cuenta frente al Legislativo, para rendir cuentas y hasta intercambiar con los diputados.

La Constitución Política del Estado de Durango establece en su artículo 98, que es una obligación del Gobernador Asistir al Congreso del Estado el 1 de septiembre a rendir el informe anual que guarda la Administración Pública Estatal, así como el avance y cumplimiento del Plan Estatal de Desarrollo.

De la misma manera, en el artículo 164 se establece que el Gobernador del Estado asistirá a la sede del Poder Legislativo a rendir un informe de la gestión gubernamental a su cargo y de las actividades realizadas durante el año inmediato anterior.

En dicha sesión escuchará los posicionamientos de las formas de organización partidista y también podrá responder los cuestionamientos que se le formulen. 

Como en cada oportunidad que tiene, el mandatario estatal mencionó que él es el único gobernador del país que está obligado a acudir al Congreso del Estado a rendir cuentas, escuchar el  posicionamiento de cada grupo parlamentario e incluso debatir con los diputados.

Dijo  que así lo ha hecho durante los tres años anteriores, sin ningún problema, aunque para esta ocasión pedía a los legisladores ver la posibilidad de que el ejercicio se llevara a cabo en otro lugar, debido a la contingencia sanitaria por la que se atraviesa.

“Creo que el Congreso no es el mejor espacio, porque es un lugar cerrado y lo más prudente sería declarar otro lugar como recinto oficial, para que se pueda llevar a cabo esta sesión “, comentó.

Anticipó que si los diputados determinan que tiene que asistir al edificio sede del Poder Legislativo para el cumplimiento de la ley, se presentará sin ningún acompañante, como una medida de prevención contra el virus.

Hay que recordar que al informe de Gobierno suele acudir una buena cantidad de invitados del Gobernador, comenzando por los titulares de las secretarías, el equipo de asesores, el representante del Poder Judicial, alcaldes, exgobernadores y hasta amigos.

No obstante, Aispuro ya declaró que se presentará solo al ejercicio, como una forma de evitar ser el propiciador de una aglomeración.

La propuesta parecía congruente, teniendo en cuenta que buena parte de las sesiones de la Comisión Permanente del Congreso del Estado se han realizado de forma virtual y que lo más recomendable para la celebración de reuniones es a la intemperie, aunque es todavía más seguro en línea.

Sin cambios

Sobre dicha petición, la diputada Sandra Amaya Rosales, representante de la bancada del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), comentó que han mantenido el diálogo con los demás partidos políticos representados en el Congreso y lo ideal es que el informe sea en la sede oficial.

“Nosotros tenemos las medidas sanitarias completamente bien establecidas y hemos tenido menos casos de COVID-19. Creemos es que es importante que la rendición de cuentas sea en el edificio del Congreso”, expuso.

Mencionó que para que el informe del Gobernador se lleve a cabo en otro lado, se tendrían que hacer modificaciones a la ley y ya queda poco tiempo para hacerlo.

“No creemos que sea necesario hacer esos ajustes, pues aquí tenemos las medidas necesarias y contamos con informe de Protección Civil y Salud, para que la actividad se pueda desarrollar en el recinto oficial”, comentó.

Amaya Rosales dijo que ante el anuncio del Gobernador de que acudirá solo a su rendición de cuentas, puede hacerlo de esa manera o si lo considera, puede llevar a sus secretarios.

La diputada, quien por cierto el mismo 1 de septiembre tomará posesión como presidenta de la Junta de Coordinación Política, expuso que en lo que sí puede haber más flexibilidad es en el tiempo que se destina al ejercicio que suele tener más de cuatro horas de duración.

No obstante, se buscará que el protocolo esté lo más apegado a lo que marca la Ley Orgánica del Congreso del  Estado, particularmente en este tema.

Hay que recordar que el asunto no termina con la rendición de cuentas del mandatario estatal, ya que inmediatamente después, los secretarios deberán participar en la glosa e informar sobre sus respectivos ramos.

Ellos estarán obligados a comparecer, ya sea ante el Pleno o ante las comisiones legislativas, según sea el requerimiento, es decir, no es algo opcional.

Este procedimiento puede ser de mucho desgaste, particularmente para algunas secretarías, como de Obras Públicas (Secope) o la de Desarrollo Económico (Sedeco).

Y es que, estas dos son de las que más han recibido críticas, sobre todo, durante los últimos meses, pues por ejemplo, a Arturo Salazar Moncayo, titular de la Secope, poco se le ha visto desde que la pandemia llegó a estas tierras.

Esto, a pesar de que Obras Públicas debe ser una de las dependencias más activas del gobierno, por lo que los legisladores ya comienzan a pensar en los cuestionamientos que le harán durante la glosa.

El diputado Iván Gurrola calificó al titular de la Secope como de los que menos le ayudan al gobernador.

Por otro lado, está la Sedeco, instancia que se vio severamente desacreditada por el tema de los créditos asignados a líderes empresariales, servidores públicos y familiares de estos.

Tal situación llevó a la renuncia de Ramón Dávila Flores, a quien Aispuro defendió hasta el último momento, al señalar que él no estaba involucrado en malos manejos.

Hasta ahora, Gustavo Kientze Baille, se ha mantenido como encargado de despacho de la Sedeco, pues no se ha dado el nombramiento para que alguien ocupe la titularidad de la Secretaría.

En este contexto, tendrá que ser Kientze  quien tenga que dar la cara y responder las dudas de los diputados en torno a la dependencia estatal que ha seguido siendo cuestionada por muchos.En la pugna

Por lo pronto, hay cuatro actores que ya se perfilan para competir en 2022 por la gubernatura, se trata del alcalde Jorge Salum del Palacio,  el senador José Ramón Enríquez Herrera, el diputado local Esteban Villegas Villarreal y el abogado Hugo Rosales Badillo.

El primero resulta el candidato obvio para el Partido Acción Nacional (PAN), cuya convocatoria electoral ha sido recientemente medida en 2019, aunque parte importante para que se mantenga en la pelea, será la recuperación de su salud.

El segundo, el senador, ahora por Morena, ha pisado el acelerador en las últimas semanas, pues no quiere dejar pasar ni un momento para continuar con su posicionamiento, de acuerdo con las estrategias de las que echa mano para poder aparecer en las boletas en 2022.

El tercero, Esteban Villegas ha sabido aprovechar su rol de diputado y más la oportunidad que tuvo de ser presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, para mantenerse vigente y activo en la agenda diaria.

Asimismo, su formación profesional como médico, también le ha permitido estar activo en torno a los temas que tienen que ver con la pandemia.

En los últimos meses, también apareció Hugo Rosales Badillo, quien incluso ha declarado su interés por competir por una diputación federal en 2021 y si le va bien, podría apuntarse para la de 2022, bajo la cobertura de Redes Sociales Progresistas.

El ex secretario General de Gobierno, tiene como principales armas su experiencia como asesor político y sus conocimientos en el derecho y la política.

La competencia se viene fuerte, aunque en varios de estos casos el desgaste puede ser mayor o menor, dependiendo de la trinchera desde la que combaten.