#NecesitamosTrabajar, gritan desesperados microempresarios de eventos sociales

Texto: Daniel Estrada O. 

Somos a los únicos que no se nos permite laborar, reclaman 

Llevan fiesta a la calle para exigir que los dejen trabajar 

El Covid-19 y las restricciones que este ha traído consigo han ocasionado pérdidas por más de 450 millones de pesos para los Profesionales de Eventos en Durango. Son alrededor de cuatro mil familias las afectadas.  

La gente se va a Mazatlán a realizar sus bodas y otras fiestas, señalan los organizadores de eventos, mientras que para justificar las restricciones, la autoridad apela al riesgo que todavía representa el virus y al esfuerzo que hacen los médicos. 

La pandemia y las restricciones que esta ha traído consigo han ocasionado pérdidas por más de 450 millones de pesos para los Profesionales de Eventos en Durango, quienes señalan que la gente ha optado por irse a Mazatlán a realizar sus bodas y otras fiestas, ante la negativa de las autoridades locales para dejarlos trabajar. 

Las autoridades dicen entender su desesperación, pero arguyen que no es sencillo dar luz verde a actividades que en determinado momento pueden representar un alto riesgo de contagio de Covid-19 y por ende mayor ocupación en hospitales y hasta mortandad. 

El pasado lunes 18 de enero, frustrados al señalar que son los únicos a los que no se les ha permitido trabajar, un grupo de ciudadanos que se desempeñan en actividades que tienen que ver con los eventos sociales, cerraron la calle 5 de Febrero, entre Zaragoza y Bruno Martínez, a la altura del Museo de Villa y la Plaza IV Centenario. 

Los manifestantes instalaron mesas, sillas, mantelería, música y otros implementos que se utilizan generalmente en las diferentes celebraciones, además de algunas mantas en las que expresaron su malestar por no poder trabajar. 

Exigimos la reapertura de los eventos sociales. Ya son más de 10 meses sin trabajar #EventosSeguros“¡Urgente! Debemos volver a trabajar. Hay miles de familias sin trabajo. Banquetes, salones de eventos, músicos, meseros, sonidistas, dj, animadores y organizadores de eventos contamos con protocolos y certificación para la realización de tu evento, se leía en algunas mantas. 

En otra se podía leer: “¡Estamos desperados! Gran cantidad de familias durangueses dependemos de los eventos. Salones de eventos, banqueteros, grupos musicales, bandas, sonidos, decoradores, cocineros, pasteleros, floristas, fotógrafos, tiendas de vestidos y muchos más #NecesitamosTrabajar. 

Ernesto Serrano, integrante de la Asociación de Profesionales de Eventos en Durango, declaró que son alrededor de cuatro mil familias las que han dejado de percibir ingresos ante la prohibición de los eventos.

Prácticamente todos los sectores ya están en operación, nada más el de nosotros no, lo cual nos ha perjudicado bastante, sin que durante mucho tiempo las autoridades hayan manifestado interés por darnos solución, declaró. 

Para el martes 19 de enero, la protesta fue trasladada al exterior de las oficinas de la Secretaría General de Gobierno, en Heroico Colegio Militar, en donde se instalaron toldos y demás mobiliario empleado en eventos. 

Los profesionales de los diferentes rubros que tienen que ver con estas actividades dijeron estar cansados de que las autoridades no los tomen en serio y les respondan con evasivas, de ahí la decisión de ejercer mayor presión que en otras ocasiones. 

Hay que recordar que hace algunas semanas realizaron una caravana en el Centro Histórico, misma que culminó en la Plaza Fundadores, sin ningúbloqueo de calles. 

Ernesto Serrano mencionó que no pretenden incurrir en una irresponsabilidad, pues son conscientes del riesgo que representa el Coronavirus, por lo que junto con la exigencia para que los dejen trabajar, también proponen una serie de medidas preventivas. 

Se habla de la reducción del número de sillas por mesa, el acomodo por familias, una mayor distancia entre las mesas, el uso de gel antibacterial, tapetes desinfectantes, medición de temperatura, uso de cubrebocas y aforo controlado, por mencionar algunas de las principales medidas que plantean. 

Hay bodas que llevan meses pospuestas y algunas familias del extranjero no han podido celebrar su evento, por lo que algunos han optado por irse a Mazatlán, en donde sí se están realizando eventos. 

No hay apoyos, ni estímulos, para quienes viven de los eventos, por eso piden que los dejen trabajar, pues tienen que mantener a sus familias. 

 Los profesionales de eventos afirman que son capaces de desarrollar su trabajo sin poner en riesgo la salud de sus clientes, quienes al no contar con una alternativa debidamente organizada, han optado por las reuniones en casas particulares, y eso sí es peligroso. 

De manera constante, el Juzgado Administrativo y la Dirección Municipal de Seguridad Pública han tenido que actuar para suspender reuniones en casas en las que participa un número considerable de personas. 

Estas podrían reducirse con la apertura para los eventos debidamente organizados, en salones, jardines u otros inmuebles que pretenden ser adecuados para atender todas las medidas y protocolos sanitarios. 

Decisiones difíciles de tomar  

Héctor Flores Ávalos, titular de la Secretaría General de Gobierno, manifestó que la pandemia no solamente ha orillado al cierre o diferentes actividades en Durango, sino en todo el país. 

De acuerdo con la recomendación del Comité de Salud, se ha tenido que mantener la inactividad en torno a los eventos, lo cual ha afectado a quienes se desempeñan en los diferentes rubros relacionados con estos. 

Indicó que la regulación de estos establecimientos está en manos de las autoridades municipales, tomando como base la recomendación del Comité de Salud, que a su vez tiene como soporte el puntaje que otorga la Secretaría de Salud Federal para determinar el color del Semáforo Epidemiológico para el estado. 

Nosotros hemos platicado con los líderes y les hemos explicado que la regulación de los giros mercantiles está a cargo del Municipio, expuso. 

Indicó que de manera coordinada con la Dirección de Fomento Económico y la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) se busca la manera de implementar protocolos que puedan presentarse ante el Comité de Salud y que este pueda valorar su reapertura. 

La realidad es que atravesamos por un momento sumamente difícil y entendemos que la demanda de estos empresarios, pero por encima de la simpatía que podamos tener con ellos, la realidad es que se debe atender el problema de salud de manera prioritariaindicó. 

Dijo que estas situaciones no pueden resolverse de un día para otro o de forma unilateral, pues no se puede ir en contra de las recomendaciones que hace Salud para evitar los contagios y fallecimientos. 

Explicó que el Comité de Salud está conformado por instituciones municipales, estatales y federales, mismas que tienen como prioridad ver por la salud de los ciudadanos, aunque no desconocen, ni minimizan, la problemática económica que se presenta. 

Por su parte, Mario Garza Escobosa, titular de la Secretaría del Ayuntamiento de Durango, indicó que así como los profesionales de eventos piden consideración hacía ellos, hay que ver también por el Sector Salud y el constante riesgo al que diariamente está expuesto. 

El Municipio recibió un documento con 10 puntos, de los cuales algunos pueden ser considerados para una reactivación paulatina de los eventos, aunque hay otros que son difíciles de atender, por la situación que todavía se vive. 

Vamos a buscar la manera de solucionar y llegar a un punto de equilibrio entre la salud y la economía, refirió. 

Se prevé que esta semana se pueda dar luz verde a los eventos, dependiendo de lo que indique el Semáforo Epidemiológico Nacional y sin dejar de hacer énfasis en la necesidad de hacer las cosas de manera correcta, para evitar un incremento de contagios que vuelva a tener un impacto negativo en la economía. 

No se puede tomar a la ligera una decisión de esta naturaleza, pues no por el hecho de que la vacuna ya comenzó a ser distribuida en el país, la gente puede dejar de cuidarse. 

Siguen los contagios y defunciones, así como la alta ocupación hospitalaria y el déficit de médicos, por lo que no podemos relajarnos, manifestó el funcionario municipal. 

Será hasta que haya una cobertura significativa en la vacunación, cuando se podrá considerar retomar más actividades con una mayor confianza, por lo pronto, se deben seguir atendiendo las medidas preventivas. 

Hay que recordar que ya en una ocasión se tuvo una reactivación de los eventos, aunque esta duró muy poco tiempo debido al cambio en el Semáforo Epidemiológico. 

En esa ocasión, algunos salones y jardines hicieron modificaciones en sus espacios, que les representó una inversión significativa, esto con el objetivo de reforzar la salubridad y reducir el riesgo de contagios.