Noviembre: mes con el mayor número de muertes y contagios en la entidad

Texto: Daniel Estrada O.

Se contabilizaron siete mil 287 casos positivos de coronavirus y 399 decesos

Ocurrió en noviembre la tercera parte de los contagios

Tan solo en noviembre se contabilizaron siete mil 287 casos positivos de Coronavirus y 399 muertes por la misma causa, cifras que distan mucho de las que se tuvieron durante los meses anteriores.

Diciembre y sus posadas, una temporada que mantiene a las autoridades de salud en alerta, pues como ya se ha repetido en muchas ocasiones, la movilidad es la principal causa de los contagios del virus.

El 33 por ciento de los casos positivos de Covid-19 que se han registrado en Durango hasta noviembre, se diagnosticaron en el undécimo mes; en el caso de las muertes, el 31 por ciento tuvieron lugar en el referido periodo.

Los números son fríos y dan cuenta de un mes complicado para Durango, no solamente en cuanto a cantidad de contagios, sino también de fallecimientos, con la partida de reconocidos médicos, destacados personajes de la política, padres, madres, hijos y hermanos.

Tan solo en noviembre se contabilizaron siete mil 287 casos positivos de coronavirus y 399 muertes por la misma causa, cifras que distan mucho de las que se tuvieron durante los meses anteriores.

Por poner un ejemplo de lo que representó noviembre en contagios, el acumulado al cierre de agosto pasado fue de seis mil 287 casos positivos, además de que se tuvieron 484 fallecimientos.

Esto quiere decir que en el décimo primer mes de 2020 se tuvieron más contagios que en poco más de cinco meses (parte de marzo, abril, mayo, junio, julio y agosto).

En el caso de los fallecimientos, en los más de cinco meses de referencia, se tuvieron solamente 85 fallecimientos más que los registrados solamente en noviembre (484/399).

Hasta el pasado 30 de noviembre se tenían 21 mil 997 casos confirmados del virus, además de mil 272 fallecimientos, de acuerdo con el reporte dado a conocer por la Secretaría de Salud de  Durango.

En la misma fecha se contabilizaban 24 mil 582 casos negativos, 15 mil 369 recuperados y dos mil 300 sospechosos.

En alerta

Hay que recordar que ya en octubre se había registrado un repunte considerable en contagios y decesos, situación que orilló a las autoridades locales a tomar la decisión de implementar el semáforo rojo, medida que después fue ratificada por el gobierno federal.

La medida se implementó a partir del 3 de noviembre y se mantuvo vigente durante el resto del mes y hasta los primeros días de diciembre, aunque con algunas variantes en las medidas restrictivas que se implementaron con el objetivo de controlar los contagios.

Una vez concluido noviembre, y con diciembre ya en curso, las autoridades de salud insisten en la necesidad de mantener las medidas de prevención indicadas, para evitar el incremento de los contagios.

La faena es compleja para esta temporada, ya que es un tiempo en el que los ciudadanos suelen salir a hacer sus compras de los regalos de navidad, los implementos que necesitan para la tradicional cena familiar, y hasta los adornos para el arbolito y la casa.

No obstante, Sergio González Romero, titular de la Secretaría de Salud en la entidad, ha insistido en que la reducción de la movilidad es determinante para reducir el índice de contagios y muertes.

En este sentido, se ha pedido a los duranguenses con insistencia, evitar las reuniones de más de 10 personas, lo que incluye los convivios familiares en los que participan personas que no viven en la misma casa.

El problema que se presenta con este tipo de reuniones es que el virus se traslada de personas asintomáticas o sintomáticas que no han sido diagnosticadas, a otras que pueden ser más vulnerables.

Puede ser que los padres o los abuelos se cuiden bien, que no estén saliendo o lo hagan solamente bajo circunstancias muy particulares y en un encuentro familiar llegue alguien y los contagie.

Por esta razón se ha pedido evitar las reuniones y no solamente las familiares, pues si bien es cierto que en esta época del año las familias suelen juntarse, también hay un gran número de fiestas entre amigos y compañeros de trabajo.

El ser humano es social por naturaleza y lo que viene para próximos días podría derivar en que se vuelvan a incrementar los contagios y decesos que trataron de controlarse en noviembre con la implementación del semáforo rojo.

La movilidad

Por lo pronto y, a pesar de que, hasta la semana pasada, se había mantenido algunas restricciones que podrían actualizarse en esta, de acuerdo con lo que marque el Semáforo Epidemiológico Nacional, ya hay mucha gente en la calle.

No se necesita hacer un análisis a detalle para ver como las calles 20 de Noviembre, 5 de Febrero y Pino Suárez, desde Constitución hasta Zarco, ya se encuentran saturadas de personas que andan de compras.

Lo anterior, a pesar de que una de las restricciones que se aplicaron fue la de limitar la actividad comercial hasta las 19:00 horas, de lunes a sábado, para mantener cerrado el domingo.

Lo anterior, luego de un complicado periodo en el que las actividades no esenciales se tuvieron que mantener inactivas, debido a la urgencia de reducir la movilidad para reducir la tasa de casos positivos en la entidad.

La problemática se puede presentar en dos vertientes y eso es lo que se quiere evitar: por un lado están las tradicionales compras navideñas y por otro las reuniones familiares propias de la temporada.

Aunque las medidas tomadas por el  Gobierno del Estado van dirigidas a los 39 municipios, es una realidad que los que más restricciones requieren son los tres más habitados: Durango, Gómez Palacio y Lerdo.

Esto sin dejar de atender y mantener vigilancia en el resto de los municipios, en donde ya se han registrado brotes de Covid-19, sobre todo en aquellos en donde existen empresas con un buen número de personal.

Tal es el caso de Topia, un municipio con bajos indicadores en cuanto a contagios, en congruencia con la cantidad de habitantes que tiene, pero que en determinado momento registró un probable brote en una mina, que causó revuelo en su cabecera.

Hasta hace pocos días el municipio mantenía cuatro casos positivos y un fallecimiento, pero 125 casos sospechosos, lo cual se derivó de la aplicación de pruebas rápidas aplicadas por un laboratorio privado, contratado por la compañía minera.

Cuando se dio a conocer que una gran cantidad de las pruebas aplicadas eran positivas, se hizo un revuelo en el municipio de la región de las Quebradas, los cual alertó a las autoridades locales y a la propia Secretaría de Salud.

Fue el propio González Romero quien explicó que las pruebas rápidas habían sido realizadas por un laboratorio privado y que la Secretaría de Salud procedería a la aplicación de pruebas PCR para poder confirmar o descartar los supuestos contagios.

Casos como este se han presentado ya en diferentes municipios, centros de trabajo y hasta en instituciones, por lo que no se deja de insistir en la necesidad de no bajar la guardia, sobre todo en una temporada en la que las enfermedades respiratorias están a la orden del día.